Thich Nhat Hahn

Soy el efímero insecto en metamorfosis
sobre la superficie del rio,
y soy el pájaro que cuando llega la primavera
llega a tiempo para devorar este insecto.

Soy una rana que nada feliz
en el agua clara de un estanque,
y soy la culebra que se acerca
sigilosa para alimentarse de la rana.

041205_1438~01

No digas que partiré mañana
porque todavía estoy llegando.

Mira profundamente: llego a cada instante
para ser el brote de una rama de primavera,
para ser un pequeño pájaro de alas aún frágiles
que aprende a cantar en su nuevo nido,
para ser oruga en el corazón de una flor,
para ser una piedra preciosa escondida en una roca.

Todavía estoy llegando para reír y llorar,
para temer y esperar,
pues el ritmo de mi corazón es el nacimiento y la muerte
de todo lo que vive.

Soy el efímero insecto en metamorfosis
sobre la superficie del rio,
y soy el pájaro que cuando llega la primavera
llega a tiempo para devorar este insecto.

Soy una rana que nada feliz
en el agua clara de un estanque,
y soy la culebra que se acerca
sigilosa para alimentarse de la rana.

Soy el niño de Uganda, todo piel y huesos,
con piernas delgadas como cañas de bambú,
y soy el comerciante de armas
que vende armas mortales a Uganda.

Soy la niña de 12 años
refugiada en un pequeño bote,
que se arroja al mar
tras haber sido violada por un pirata,
y soy el pirata
cuyo corazón es incapaz de amar.

Soy el miembro del Politburó
con todo el poder en mis manos,
y soy el hombre que ha de pagar su deuda de sangre
a mi pueblo, muriendo lentamente
en un campo de concentración.

Mi alegría es como la primavera, tan cálida
que abre las flores de toda la Tierra.
mi dolor es como un rio de lágrimas,
tan desbordante que llena todos los Océanos.

Llámame por mis verdaderos nombres
para poder oír al mismo tiempo mis llantos y mis risas,
para poder ver que mi dolor y mi alegría son la misma cosa.

Por favor, llámame por mis verdaderos nombres
para que pueda despertar
y quede abierta la puerta de mi corazón,
la puerta de la compasión.

*Thich Nhat Hahn
Monje budista, escritor, poeta y activista por la paz

FUERA DE LA PUERTA ESTE DEL – LIBRO DE LOS CANTOS

Fuera de la puerta exterior
Las muchachas parecen flores de sauce.
Aunque son tan lindas,
Ninguna es todavía la que está en mi corazón.

Solo la vestida de blanco
Y pañuelo escarlata
Quiero yo ver.
– LIBRO DE LOS CANTOS

FUERA DE LA PUERTA ESTE DEL – LIBRO DE LOS CANTOS

FUERA DE LA PUERTA ESTE

FUERA DE LA PUERTA ESTE

Fuera de la puerta este
Las muchachas aparecen como nubes.
Aun cuando son hermosas,
Ninguna es todavía la que habita en mi pecho

Sólo con la vestida de blanco
Y chalina esmeralda
Querría yo encontrarme.

Fuera de la puerta exterior
Las muchachas parecen flores de sauce.
Aunque son tan lindas,
Ninguna es todavía la que está en mi corazón.

Solo la vestida de blanco
Y pañuelo escarlata
Quiero yo ver.
LIBRO DE LOS CANTOS

1 Solo la vestida de blanco EL LIBRO DE LOS CNTOS

Solo la vestida de blanco
Y pañuelo escarlata
Quiero yo ver.
LIBRO DE LOS CANTOS

José Santos Chocano canta a la bella dama

JOSÉ SANTOS CHOCANO CANTA A LA BELLA DAMA

José Santos Chocano canta a la bella dama

Calmado don José Santos Chocano,
blanca flor olorosa en el ojal,
flechada la mirada de metal,
destellos de la azul oscuridad,
atraviesa el tiempo de lo arcano,
llega a tu cabellera que es caudal,
preso de tu belleza señorial,
camina por su edad, besa tu mano.
Llegan sus versos como suave viento
que canta tu hermosura sin igual,
en calles, en las plazas es puntual,
busca tu risa como su alimento.
Tu tienes los encantos de la diosa
y eres en verdad única: la rosa.

AQUELLOS DÍAS POR YANG SHEN

Mientras más lo pienso sé que nadie es culpable—

Ella era fuerte

Yo también

Y a pesar de toda nuestra dicha

Los malos sentimientos llegaron

Arrastrándolo todo.

YANG SHEN

ASIA (56)

AQUELLOS DÍAS

Recuerdo esos días cuando compartimos los goces del amor,

Aquel pequeño largo, escondido en el jardín.

Estuvimos tan cerca, fuimos tan íntimos,

Bajo las flores,

Bajo los sauces—

¿Una canción de fiesta entre cortinas de oro!

Pero en un momento la felicidad se deshizo;

Asustando a los patos, como es de cruel

¿El viento que agita las olas!

Mientras más lo pienso sé que nadie es culpable—

Ella era fuerte

Yo también

Y a pesar de toda nuestra dicha

Los malos sentimientos llegaron

Arrastrándolo todo.

YANG SHEN

ESTUDIANTE CON CUELLO AZUL LIBRO DE LOS CANTOS

Ah, estudiante de cinta azul,
Hace tiempo te amo.
Aun cuando no he ido a verte,
¿Por qué no vienes?

Una y otra vez paseo
Por la torre de la muralla.
Si un solo día no te veo
¡Se me hace siglos!

ESTUDIANTE CON CUELLO AZUL LIBRO DE LOS CANTOS

 

ESTUDIANTE CON CUELLO AZUL

Ah, estudiante con cuello azul
Te deseo hace tiempo.
Aun cuando no he ido a verte
¿Por qué me envías tus palabras?

Ah, estudiante de cinta azul,
Hace tiempo te amo.
Aun cuando no he ido a verte,
¿Por qué no vienes?

Una y otra vez paseo
Por la torre de la muralla.
Si un solo día no te veo
¡Se me hace siglos!

-LIBRO DE LOS CANTOS

Publicado por FANNY JEM WONG
 

TE RUEGO, ZHONGZI DEL LIBRO DE LOS CANTOS

Zongzi, te lo suplico
¡No saltes a nuestro jardín,
No destruyas los olmos!
No es que ellos me importen
Pero temo la lengua de la gente.
Así mucho te quiera
Me preocupan sus chismes.

TE RUEGO, ZHONGZI DEL LIBRO DE LOS CANTOS

 

TE RUEGO, ZHONGZI

Te ruego, Zhongzi,
¡No saltes a nuestro patio,
No destruyas los sauces!
No es que ellos me importen
Pero temo a mi padre y a mi madre.
Así mucho te quiera,
Pienso lo que puedan decir.

Te pido, Zhongzi,
¡No escales nuestro muro,
No dañes las moreras!
No es que ellas me importen
Pero pienso en mis hermanos.
Así mucho te quiera,
Temo lo que puedan decir.

Zongzi, te lo suplico
¡No saltes a nuestro jardín,
No destruyas los olmos!
No es que ellos me importen
Pero temo la lengua de la gente.
Así mucho te quiera
Me preocupan sus chismes.

-LIBRO DE LOS CANTOS

Publicado por FANNY JEM WONG
 

Maldita Oda De Tristeza Por Fanny Jem Wong

MALDITA ODA DE TRISTEZA

¡Malditas! Las flores que nacen de sus manos
¡Malditas! La estirpe de todos sus cantos
Tediosas sus lamentaciones, absurdos sus silencios
Incomprensibles letanías que conducen al hartazgo
Taladras el cráneo a picotazos, sofocas la mente, aturdes.

¡Maldita! Es su sangre ensuciándome los zapatos
¡Malditos! Son sus pasos, su vida, su aliento
Y su voz ensordecedores graznidos de agónicos cuervos
Y sus llantos manantiales de espeso y negro fango
Y sus viseras carne despreciable para perros.

¡Maldita! Mil veces maldita por no jalar del gatillo
Por la confusión de sus emociones, por su existencia
Por sus versos fatales, aburridos, difíciles, oscuros
Por sus tétricas alucinaciones, por sus gritos absurdos
Por su frío beso, por la defensa nunca pronunciada,
Por sus infortunados y transfigurados miedos.

Maldita prostituta adornada de falsos oros y turquesas
Eres infinito dolor, asqueante concierto de blasfemias
A nadie le importan sus fétidos alaridos ¡Muérete!
Carga tu lápida, no las exhibas, es solo mala fotografía
¡Aléjate! Peste funesta, ráfaga criminal, emperadora del mal
¡Traidora! ¡Traidora! ¡Traidora!

Márchate de este mundo de ojos cristalinos
¡Aléjate! Vieja sórdida, engendro del cuarto infierno
No deseo ver tu desnudez, lastima tu féretro sobre la espalda
No corrompas con tu crueldad las altas murallas
¡No! No mutiles de quién nada te debe la última sonrisa.

¡Aléjate! ¡Aléjate! Maldita Oda De Tristeza.

FANNY JEM WONG
06.04.07
“Detrás del silencio se ocultan los crímenes más perfectos”.
JEM WONG

“Estos millones de personas que no tienen necesidad de conocerse llevan tan similarmente la educación, el oficio y la vejez, que el transcurso de la vida debe de ser muchas veces menos largo de lo que una estadística loca halla para los pueblos del continente. Asimismo, desde mi ventana, veo espectros nuevos avanzando por la espesa y eterna humareda del carbón”
Rimbaud, Arthur
(1854-1891)
POETA FRANCÉS, UNO DE LOS MÁXIMOS REPRESENTANTES DEL SIMBOLISMO.