Thich Nhat Hahn

Soy el efímero insecto en metamorfosis
sobre la superficie del rio,
y soy el pájaro que cuando llega la primavera
llega a tiempo para devorar este insecto.

Soy una rana que nada feliz
en el agua clara de un estanque,
y soy la culebra que se acerca
sigilosa para alimentarse de la rana.

041205_1438~01

No digas que partiré mañana
porque todavía estoy llegando.

Mira profundamente: llego a cada instante
para ser el brote de una rama de primavera,
para ser un pequeño pájaro de alas aún frágiles
que aprende a cantar en su nuevo nido,
para ser oruga en el corazón de una flor,
para ser una piedra preciosa escondida en una roca.

Todavía estoy llegando para reír y llorar,
para temer y esperar,
pues el ritmo de mi corazón es el nacimiento y la muerte
de todo lo que vive.

Soy el efímero insecto en metamorfosis
sobre la superficie del rio,
y soy el pájaro que cuando llega la primavera
llega a tiempo para devorar este insecto.

Soy una rana que nada feliz
en el agua clara de un estanque,
y soy la culebra que se acerca
sigilosa para alimentarse de la rana.

Soy el niño de Uganda, todo piel y huesos,
con piernas delgadas como cañas de bambú,
y soy el comerciante de armas
que vende armas mortales a Uganda.

Soy la niña de 12 años
refugiada en un pequeño bote,
que se arroja al mar
tras haber sido violada por un pirata,
y soy el pirata
cuyo corazón es incapaz de amar.

Soy el miembro del Politburó
con todo el poder en mis manos,
y soy el hombre que ha de pagar su deuda de sangre
a mi pueblo, muriendo lentamente
en un campo de concentración.

Mi alegría es como la primavera, tan cálida
que abre las flores de toda la Tierra.
mi dolor es como un rio de lágrimas,
tan desbordante que llena todos los Océanos.

Llámame por mis verdaderos nombres
para poder oír al mismo tiempo mis llantos y mis risas,
para poder ver que mi dolor y mi alegría son la misma cosa.

Por favor, llámame por mis verdaderos nombres
para que pueda despertar
y quede abierta la puerta de mi corazón,
la puerta de la compasión.

*Thich Nhat Hahn
Monje budista, escritor, poeta y activista por la paz

PRIMAVERA TARDÍA POR WEI ZHUANG

PRIMAVERA TARDÍA POR WEI ZHUANG

 

PRIMAVERA TARDÍA

Sola subo al pequeño pabellón
Cuando la primavera acaba.
Con mis tristes ojos miro el verde camino
Que va a la frontera.
No hay mensajes ni viajeros.
Frunciendo mis cejas vuelvo al tocador.
Sentarme a mirar las flores arruina mi vista;
Rojas lágrimas manchan mis mangas de muselina.
Nunca he cruzado mil montañas ni diez mil ríos,
¿Cómo podría, en sueños, mi espíritu encontrarle?

WEI ZHUANG

Publicado por
 

DELFÍN AZUL POR FANNY JEM WONG

Cuánto podremos hacer, sí solo nos detenemos a ver,
sí solo nos paramos a escuchar, sí apenas estiramos una mano
aunque estemos en la oscuridad
Autor: Delfín Azul el que invente…

Delfin_Azul-8257801280

DELFÍN AZUL

Cae al vacío el negro velo del desconsuelo
Cruje, se desenredan los enmarañados hilos que aprisionan
Huye así la soledad, montada sobre una vieja barca
Llevándose las encendidas tristezas de todas sus ausencias

Gime y ríe el llanto, es sombra en estampida
Resistiéndose al olvido, las letras brotan a borbotones
Son como lazos que aluden el henchido pecho
No existe el miedo, ni pánico a los silencios
Todos se evaporan

Se acerca, se aleja, es el delfín azul de los sueños
La colosal figura omnipotente que se hace luz y enceguece
El corazón es un enloquecido címbalo dentro de su arquilla
La espalda, un bambú que se cimbra en perfectos movimientos

El dorso gris y los azules flancos, suave piel excita a la locura
Pálido vientre acaricia y arremete la rosa pálida de tus océanos
Eres acrobáticos y lujuriosos saltos elevando la blanquecina espuma
Potente musculatura que azota y derrota cualquier resistencia

Contemplando estoy desde lejos toda la ciencia humana
Mientras las palabras ordeno detrás de un enorme y azul espejo
con la certeza de que ninguna alcanzaría para explicar el hecho
de por qué, el mar y el firmamento se enjugan sobre el lecho

Saltando estas delfín azul sobre los reflejos de mis pensamientos
Despertando toda clase de placeres en el puerto de este tu mundo

FANNY JEM WONG
22.01.07

Tu%20recuedo

Cuánto podremos hacer, sí solo nos detenemos a ver,
sí solo nos paramos a escuchar, sí apenas estiramos una mano
aunque estemos en la oscuridad
Autor: Delfín Azul el que invente…

(Jemwong)