QUIÉN ESCRIBE LA PARTITURA…QUIÉN ES EL DIRECTOR…POR FANNY JEM WONG

QUIÉN ESCRIBE LA PARTITURA…
QUIÉN ES EL DIRECTOR…

Escribiré con siete notas la partitura de mi vida
La tuya, uniré en un todo a la mía…
Pintaré los tonos que representen el sonido de tu voz
Dejándome arrastrar entre ríos a un mundo perdido
Caminaré desintegrándome entre armonías,
buscando el sentido del número sin encontrarlo.

Entre cinco líneas y cuatro espacios
eternizaré sobre el ardiente pentagrama
el sabor dulce y amargo de tu boca
Espacios y líneas amor… nunca serán suficientes
para abarcar el sentido de todas las armonías.
Un punto más, un punto menos… ¡Qué más da! …
Son todos los movimientos.

Liberaré la feroz energía en pulsiones extrañas
Entre circunferencias celestes descubriré la compleja simetría
de los cuerpos fusionados, esferas en el fuego engastadas
Descubrir y descifrar así la partitura de enfebrecidas ondas
la armonía geométrica que te pinta los espacios…

Escribiré sobre la partitura de mi vida
Signos ardientes en sonidos inesperados
Movimientos que abarquen por encima, por debajo…
Recorriendo octavas, abarcando espacios,
conociendo por fin la realidad instintiva de tus notas.

Devoraré de un bocado tu mundo de esferas
entre cantos armónicos engullirás fluidos de estrellas
Cuando los tonos se ejecuten incansablemente uno detrás de otro,
recorreré cada representación de la escala,
seré entonces y solo entonces, portentosa orquesta…
Robándote de un solo golpe el mayor de los conciertos.

Tú, el director…Yo, la locura en partitura…
Tú, la soberbia potencia, el enemigo de mi razón…
Yo, la ansiedad dibujada desnuda sobre tu cuerda
Acomódate presto, inicia entre mis blancas alas
el mágico proceso en profundos acordes…

Conviértete amor de una vez por todas en colosal director
gigantesco témpano de tierra sobre mis océanos
Vistiéndome la piel bajo el peso de trinos y arpegios
rompiendo finalmente las estructuras de todas las articulaciones.

En movimientos lentos, cadenciosos y profundos
Vestiré la armadura de orgásmicas y locas sensaciones
Uno a uno he de pintar el universo de compases atrevidos
Convirtiéndome en el hipocentro de tus tibias humedades.

FANNY WONG MIÑÁN
26.01.2007

“Serán tus sombríos ojos adormecidos
el espejo eterno de un ¡Te amo!”

AL CERRAR LA PUERTA POR FANNY JEM WONG

AL CERRAR LA PUERTA

Al cerrar la puerta, golpean las grises interrogantes
Frenética persecución de una imagen que no mira
La tea se apagó frente a frías y torcidas figuras
de una pantalla en busca de noticias….
Impávido, no volta, metamorfosis violenta,
Duro témpano, resplandor que indiferente latiga.

Hasta dónde debieron ser las tablas reveladas
Preguntas que, en aparente calma, abruptas aparecen
Un diamante se abre, los infantes no saben de mentiras
No se esconde bajo criptas convenientemente cerradas
No declaran falsedades a pesar de condenar los sueños
¿Cuántos fueron los sellos? ¿Cuántas las llaves?

Uno…cinco…siete…diez…mil…quizás
Uno… solo uno… atípico sello…solo una extraña llave
Eso fue mientras, buscaba las huellas de unos zapatos
Ignorante del suicidio constante de una voz que no estudio
Alicia no quiere despertar busca al conejo de pascua
Al hombre de latón que la proteja colmándola de abrazos.

Corresponsable es recuerda… la verdad a la verdad
de eso existe certeza ante los números descritos
Porque de la misma materia están hechas
¿Qué más da si hubieran sido mil? Entre tantas pesadillas
Intranscendente es la posesión que nunca fue reclamada.

La catedral estaba olvidada, desterrada, desierta…
Condenada fue a silencios que giraban como pesadas esferas
Condenada a lazos finitos de un viejo reloj rodando como piedra
El corazón fue solo un fósil entre las manos ausentes
Oculto y amordazado permaneció intacto en cúpula secreta.

Qué más da si fueron mil cuando se cierran todas las puertas
Convirtieras el músculo en la imagen de un antiguo vetusto
Símbolo dormido esperando un “te amo” que nunca escucho
Abrigando en los ayeres, la esperanza de ser el sol
Mientras se inicia la pesada cuenta que marcará nuevamente el retorno.

Un golpe seco, una llamada, un todo bien…
Mientras se aleja lentamente una sombra,
Los talones inseguros lloran, son pasos de piedra
La serpenteante avenida deja ver luces que ciegan
Las lunas no miran, la mente no piensa, el corazón explota
Un abrazo que sin llegar a serlo tiembla asustado, sonríe y se oculta.

Al cerrar la puerta nuevamente la espera.

FANNY JEM WONG
24.01.2007

“Lo único que quiero de ti…
Un oso, una muñeca, una caja sonora
Alicia siempre será Alicia, no desea crecer
Es más fácil lastimar a los adultos”

CONCIERTO: El Ritual Secreto De Puentes Hechos De Carnes por Fanny Jem Wong

La mujer comprende al hombre mejor de lo que se comprende el hombre mismo.”
Víctor Hugo

CONCIERTO

EL RITUAL SECRETO DE PUENTES HECHOS DE CARNES

¡Suena! ¡Retumba! ¡Rompe!
Inicia amor el magistral concierto,
En sucesiones febriles de puntos
¡Recórreme!
Despliega las notas de todas tus sinfonías
Carga de furiosa energía la plenitud del universo
Moviliza las entrañas de esta tierra húmeda y rosada.
¡Sacúdela!
En tu real dimensión se la despiadada negación del principio
Despliega las teclas en permanente movimiento que enloquece
Fantasía cósmica alimenta tus reinos.
¡Tómalos completos!
Viste con diestras falanges de estrellas el centro que llora
Pinta praderas verdes dentro del rojo prisma
Se pulsión infernal, colma con tus acordes el alma
Alcanza el tibio fin…
Escucha los intervalos del tambor que yace en mi pecho
Cabeza abajo ¡Muerde!
Devora la almendra más codiciada del deseo
En cohesión perfecta,
derrama la esencia viva que agoniza
Entre espirales de aire caliente
dejan de existir las quintas vacías
y se humedecen los cadmios campos floridos
Recorre con tus notas arenas peligrosas
¡Húndete! ¡Traga!
Devora los cantos dulces
amor de ojos dormidos y pupilas tristes
¡Mezcla! ¡Confunde!
Derrama éxtasis sobre los espejos de espuma
Blancas y negras teclas, resuenen con mayor fuerza
Vientre de fuego no detengas
el balanceo seductor y febril de caderas
Articulando suspiros se pronuncia una inmensa verdad
“Nadie te amara como yo te he amado”
¡Suena! ¡Retumba!
Escucha el latir que agoniza
ante el ritual secreto de puentes hechos de carnes.

FANNY JEM WONG
22.01.2007

“El caos existió desde que existe el orden,
así detrás de una tormenta está el sol,
detrás de un invierno viene la primavera,
detrás de un huracán viene la calma.”
Y al final de todo siempre estarás tú…
¡Calla! ¡Calla! Sigo dormida…No quiero ser despertada

DELFÍN AZUL POR FANNY JEM WONG

DELFÍN AZUL

Cae al vacío el negro velo del desconsuelo
Cruje, se desenredan los enmarañados hilos que aprisionan
Huye así la soledad, montada sobre una vieja barca
Llevándose las encendidas tristezas de todas sus ausencias.

Gime y ríe el llanto, es sombra en estampida
Resistiéndose al olvido, las letras brotan a borbotones
Son como lazos que aluden el henchido pecho
No existe el miedo, ni pánico a los silencios…
Todos se evaporan.

Se acerca, se aleja, es el delfín azul de los sueños
La colosal figura omnipotente que se hace luz y enceguece
El corazón es un enloquecido címbalo dentro de su arquilla
La espalda, un bambú que se cimbra en perfectos movimientos.

El dorso gris y los azules flancos, suave piel excita a la locura
Pálido vientre acaricia y arremete la rosa pálida de tus océanos
Eres acrobáticos y lujuriosos saltos elevando la blanquecina espuma
Potente musculatura que azota y derrota cualquier resistencia.

Contemplando estoy desde lejos toda la ciencia humana
Mientras las palabras ordeno detrás de un enorme y azul espejo
con la certeza de que ninguna alcanzaría para explicar el hecho
de por qué, el mar y el firmamento se enjugan sobre el lecho.

Saltando este delfín azul sobre los reflejos de mis pensamientos
Despertando toda clase de placeres en el puerto de este tu mundo.

FANNY JEM WONG
22.01.07

El alma del arpa por Fanny Jem Wong

FANNY JEM WONG (47)

El alma del arpa
I
Llora el arpa dorada y ardiente
las melodías de hondas tristezas.
Los lamentos de la pobre alma
detrás de un espejo quemado.
La carga en sus notas grises
de todo el dolor del misterio,
una falsa tentativa de alejarse
de las sombras y de los llantos,
de las alas grises de la muerte
que la acarician ya sin límites.
II
Desbarata los paisajes insípidos
que sus tensas cuerdas ahora
dibujan en sus oníricas nubes
llorando arpa dorada, truena fuerte
que él está dormido y no escucha,
no siente, no se inmuta, no nada.
en la constelación, vibraciones
angustiosas y frías de la muerte.
toca hoy toda tu fúnebre música
entre fuegos y ritos milenarios.
III
¿Que te quema y qué te arrastra?
Es un solo de notas quebrantadas
comparte con él ausencia y la nada
llorando arpa de ensueño y de hadas
todo el canto hecho hiel fermentada.
Gime arpa lenta, suena pesada
los mares muertos de su olvido.
Haz que de tus cuerdas escapen
el crepitar de tus hilos muertos
y de todas tus notas adoloridas.
IV
Sujétate esta noche fría en hebras
sobre su cadera, sin inocencia.
Apóyate al hombro muy suavemente,
con pulsaciones que te exijan
poner en él tu sueño, tu ansía consagrada.
Que cada cuerda sea apagada
antes de excitarte en la siguiente.
crea entre sus manos el poema
y suene él entre agudos y graves.
regálale las notas del amor que nace.
V
Que sus uñas ágiles saquen de ti
la belleza de tu voz y de tu timbre.
En ríos de melodía líquida y alba
muere coagulada, ahí desgárrate.
Rompe el silencio del que ya yace
entre las sabanas como dormido.
llora en la melodía del arpa de oro
todas las piezas de sus espejos
que idos formaron los caídos sueños
en los campos de los vencidos.
VI
Desnuda las notas hoy patéticas,
ofrécele los acordes a tu amado
el mejor de todos los conciertos
haz que tu vibrar mueva las hojas
entre los escombros de su cuerpo.
Adormécele las aguas, la tierra,
el polvo, las rocas… y el viento.
Llorando en el firmamento esta noche
la armonía de todos tus versos
en ausencia de su cuerpo ardiente.
VII
Seca las fuentes de miel naciente
los vientos de los mares, las olas
con poderosa furia de la espuma roja
que todas las cuidades de la muerte
y sus fantasmas ¡despierten ahora!
como en un principio las nubes alzadas
reinen solas y grises en las tinieblas.
Sumérgete en onírico mundo pasmado
inhóspito , frío, sin los colores de la vida
sin amor esperando el camino de nada.
VIII
Llora arpa mutilada por arte de Apolo,
que el firmamento sea un lienzo oscuro
en donde se esconda la risa que fornica
en las estrellas y las orgías de la luna.
Vibra sonora para que tu amado sienta
como tú lo incitas al amor, quebrándole
de placer hasta el último de sus huesos
Apodérate de su desnudo y dulce cetro
el concierto de las verdades ignoradas
flagrante canto de amor que ensordece.
IX
El sonido de un corazón grita herido
la etérea melodía de un arpa de amor
que se encuentra entre las roja llama
en la tristeza de un fugaz romance
que corto asesino sus alas doradas.
Vibra fuerte en la eternidad del tiempo
desgasta las aguas que lloran los montes
en torrentes de sangre hasta sus faldas
Que el amante dormido sienta su fuerza
y sepa que vives preñada de tristezas.
X
Arpa de oro, fúndete entre las flamas
navega entre las nubes del infierno
suena fuerte, envuélvelo en humo hasta
que tus cuerdas de celos, revienten.
Haz sonar tus gemidos, en ágil concierto
del celo de una hambrienta loba herida
y en el vaso ceremonial del desesperado
él absorba la última gota de tus fluidos
relamiendo el amor entre tus cuerdas
que alzan sus notas floridas al viento.
XI
Suena arpa de los ensueños celestes
rompe los silencios detrás del espejo
quémalo, y él se despierte sabiéndolo
como rey y dueño de todos tus sueños.
¿Que te condena a vivir entre muertos?
Un sótano de ilusión que se desgasta
en el tiempo, en el jardín, en la pradera,
en las cuevas y las heladas montañas.
Atravesando la penumbra de las sombras
se recueste en las avenidas quebradas.
XII
Con voz furiosa lanza sostenidas notas
consúmala con un fuego que le abrase
demuéstrale tu poderío, toda tu realeza
sublévate a su terrible e ingrato olvido.
Revienta las lunas rojas y el viejo espejo
que todas sus riveras se viertan sobre ti
Arpa transmutada en carne y hueso hueco
ahógate en el etéreo teatro de delirios
con los llantos absurdos echa tu sangre
para que se escuchen ágiles los sonidos.
Por el camino de los años que ya nacen
y muere insaciable amándolo en sueños.
JEM WONG
05.02.2005
“El alma tiene ilusiones, como el pájaro alas.
Eso es lo que la sostiene”.
Victor Hugo (1802-1885)

(Jemwong)


De mis manos brotarán amapolas rojas como la sangre quizás así consiga que mis versos sean eternos…Mi poesía soy yo .

No Sabría por Fanny Jem Wong

NO SABRÍA

No sabría dónde esconder la sorpresa de lo inesperado…
Ni podría imaginar la voz, que aprisionó de un golpe los huesos
Todo ocurre en un fugaz instante, cuando la mañana se detiene
Y se transforma repentina en tan solo un signo inexpugnable.

Las esferas hoy giran sobre los viejos molinos de viento
La concepción emocional es caos, manifestación de ritmos acelerados,
La certeza de que detrás de las palabras esta su voz, es rayo que atraviesa
Abstracta e irreal sensación de estar en él sucumbiendo al dolor del placer.

Las olas se estremecen, locas, agitadas hierven en las arterias
Son mareas rojas de espeluznante excitación serena y confusa
Sin espacios, sin tiempos, en un universo que abrupto se atropella,
Donde la lengua se hace esquiva y nerviosamente se enreda.

Las palabras aturdidas se esconden en el fondo de la garganta
El amor contenido grita desesperado, rompe todos los silencios
Repitiéndose ¡Aún eres tú…eres tú… endemoniado corcel…!
La perla fosilizada que desfigura las mejillas y las enciende.

Portentosa obra de palabras imprecisas que ahogan el pensamiento
Eres el sueño, la pesadilla recorriendo las circunvoluciones
¡No! No… discutas los sonidos que encienden el pecho dormido
Solo regálale esta noche la vibrante voz hecha poema.

¡Dibuja! ¡Márcalo! ¡Tiéntalo!
Conviértete en la geométrica medicina de todas sus ansiedades
Se la artista y el artífice de sus delirios, la capital de sus reinos
Muere de placer en el confesionario, rompiéndole el tedio de sus rutinas
Sin detenerte a pensar en un mañana que nunca terminará de llegar.

FANNY JEM WONG
20.01.2007

“Así fuera un instante del infinito –nada…
No sabría anular de mí tu real presencia
Corren las horas y sigo aquí”

MAJESTUOSO CARRUAJE POR FANNY JEM WONG

“Lo inaccesible junto a lo impenetrable unido a lo inexplicable,
Lo inexplicable a par de lo inconmensurable; esto es el cielo”
Víctor Hugo

MAJESTUOSO CARRUAJE
Nubarrones efímeros, agobiantes y efervescentes silencios
Carruaje revolcado en pendiente por mil bestias heridas
El reloj astronómico balancea furioso los extremos
Un final y un comienzo encuentran su centro en un pañuelo.

El legado es la antítesis de palabra que jamás fue escrita
Silencios ensordecedores, la nada grita, la cosa se expande
Una lagrima de sangre tumbada sobre un cristal, sonríe
Cuando misteriosa la casa situada en la cumbre contrasta con el universo.

Falsa es la simetría que distorsiona ventanales y puertas
Caen los techos, se abren los pisos, las luces oscilan, se apagan
Y en el pensamiento se añaden retratos de vacíos sobre los espejos rotos
Por las escaleras corren espesas las breas negras sin sentido.

Y en los bordes de la cornisa canta un mutilado cuervo
…Aplastante fuerza no destruyas el hogar ancestral…
Hablar hoy no es lo justo, la historia estaba cantada
La dignidad de las palabras no se perderá entre vacíos.

El pensamiento no fue lúcido las señales eran claras
Las advertencias no fueron escuchadas, ni vistas las luces rojas
El discurso no es posible ante una muerte siempre anunciada
Llovieron pestes horrendas de los cielos, no teníamos paraguas.

Él que se atreve a actuar deberá ser responsable de sus acciones
Yo, lo fui, asumí errores, enfrenté el dolor y gané fortaleza
Llevó tiempo superar el legado de angustias y miedos, es cierto
Hablar de las miserias de la historia es un absurdo.

Jamás un elefante disfrutaría de un concierto de violines
Necio fue el amoroso proyecto, dolorosos y confusos los resultados
El ciego tenía ojos sanos, pero no deseaba ver…
Y el tuerto incrédulamente tapo el único ojo de su gran “ego”
Voluptuosas y seductoras ecuaciones fueron las armas
De un homicidio voluntario siempre cantado…

Silencios ensordecedores, la nada grita, pero mi “yo” sigue vivo
Las palabras nunca lograrán ser suficientes, no compensan el dolor
Durante siglos cargue sobre el pecho una lápida sin dirección precisa
La nación de mis sueños fue tantas veces devastada y olvidada
El enlace fantasmal siempre rompió lazos fugitivos.

Hoy no temo a la vida, no temo a la muerte,
Ni a la roja cola del demonio, ni a las lenguas de fuego
No temo a las ideas, ni a las palabras, ni a los cuchillos
Mucho menos a los espejos, ni a corredores oscuros
Siempre fueron todos ellos los súbditos de reinos conocidos.

Cara a cara logré comprender los hechos
y siempre encontré la exacta forma de enfrentarlos
Me libero finalmente de antiguos esquemas
Tomo las riendas del majestuoso carruaje.

Recupero la dignidad de una dinastía ancestral
De la cual soy heredera y jamás volveré a olvidarlo
El derecho de ser feliz a pesar de los boquetes que engalanan el pecho
Y pinto mis sueños, mi nombre y hasta mi sombra
De azules y turquesas imágenes, de rubíes, diamantes y jades
Recupero el derecho de ser el cochero de mi propia existencia.

FANNY JEM WONG
07.01.2007

“1467 días de sueños moribundos entre locas carreteras
Aletargada el alma despierta sobre el pescante
No logra ver, pero por fin hoy sonríe…
¡Dios salve a la reina!”