FANNY JEM WONG 2014-NOV 06- POETA PERUANA  (10)

ESTACIONES POR FANNY JEM WONG

fotos-de-fanny-jem-wong-14-01-2017-para-nunca-olvidarte-2

ESTACIONES
I
Balanceándome en mis extremos
Intentando no perder mi centro
Integrando los ciclos cumplidos,
regresan en fila a la hora precisa
uno a uno los recibo con intenso placer.
II
Es difícil mirar entre tantas imágenes,
invaden mi cráneo sin compasión.
En libertad total, resuena su cálida voz,
su desnudez me arropa entera
y se hace aroma y se hace canto,
presa de sus grandes manos,
invoco a ese sol , a ese mar.
III
Escribo lento, como si fuese un rito.
El universo entero en largo cortejo,
va abriéndose paso entre los bosques
y las hojas palpitantes de las rosas.
Clara actitud de entrega reflejan
sus cansados y tristes ojos.
IV
Siglos de historia recorren veredas,
remecen cimientos, incendian ciudades.
Ante su vigorosa presencia
trémulas se abren las puertas,
en un tiempo sin tiempos,
reluce triunfal, portentoso corcel.
V
Convierte la noche en día y viceversa
Que los muertos se sonrojen en sus tumbas.
Mordisquea, lame, examina muros,
en prolongado vaivén desgárrame la piel
En libertad total el agua mane sobre los campos.
FANNY JEM WONG
15-01-2017

FANNY JEM WONG 2013 JULIO   (16)

VIOLONCHELO POR FANNY JEM WONG

VIOLONCHELO POR FANNY JEM WONGVIOLONCHELO
Antes que sople la brisa del día,
¡Suena! ¡Resuena! ¡Rompe sus cuerdas!
Desliza como solo tú sabes hacerlo,
el arco crispado sobre las cuerdas frotadas.

Intensamente, ¡Púlelo entre tus piernas!
Arráncale la piel en notas graves y agudas.
Sin compasión, arremete concavidades
y por debajo del puente sean sus espigas
y su mástil, estructuras temblorosas.

Convierte su armonía en grito humano
¡Desgárralo, mientras lo afinas con destreza!
Y los siglos giren locos sobre el pentagrama
Entre llaves y clavijas ¡Encájalo, con fuerza!
FANNY JEM WONG
12-06-2014

Mağra-ÇinCaves in China (5)

AQUELLOS DÍAS POR YANG SHEN

ASIA (56)AQUELLOS DÍAS

Recuerdo esos días cuando compartimos los goces del amor,

Aquel pequeño largo, escondido en el jardín.

Estuvimos tan cerca, fuimos tan íntimos,

Bajo las flores,

Bajo los sauces—

¿Una canción de fiesta entre cortinas de oro!

Pero en un momento la felicidad se deshizo;

Asustando a los patos, como es de cruel

¿El viento que agita las olas!

Mientras más lo pienso sé que nadie es culpable—

Ella era fuerte

Yo también

Y a pesar de toda nuestra dicha

Los malos sentimientos llegaron

Arrastrándolo todo.

YANG SHEN

315659_2368689172021_2073331205_n

MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO

MAR DE ENSUEÑOS Por Rafael MARCONE Octubre 2013

I
Si yo fuera tu amante
a la noche le robaría
los espacios eternos
que en el día no puedo mirar.

II
Tu olor impregnado en mi pecho
ni el café lo podrá quitar,
en inquietante vaivén,
cuan olas temblorosas,
mi agitación crece
ante tu presencia.

III
Eres la noche que me cubre de fuego,
en donde las estrellas se apagan una a una,
para que nosotros a oscuras,
con la calma de lámparas encendidas
dejemos de existir en el firmamento.

Ellas, todas ellas, como parcelas de aurora,
caen en tierra, paseadas por el viento del amor,
entran en tu cuerpo, una a una te nutren,
con escarcha resplandeciente,
llegan a tu océano para que desde el fondo
de este universo, me hagas tuyo
en la oscuridad eterna

IV
El resplandor es nuestro
en la felicidad de las almas;
no es el egoísmo el que impera,
Con el celo; como vela al temor
de consumirse y de apagarse
en el viento fuerte se conserva,
Allí, tu perla iluminada.

V
En tu vientre de futuro extraño a mis latidos,
poco a poco, como buzo en las profundidades,
ilumina en su linterna,
la maravilla de los mares,
sin temor de ser devorado
por cualquier tempestad, en el olvido

VI
Eres mía, soy tuyo,
lo único que importa,
es que estamos en el fondo del océano
cual nave sumergida en el olvido,
nuestro barco reposa seguro,
en fondo inquieto, esperando
ser nuevamente visitado
en su rescate de amor,
para que en el mañana,
se diga que existió,
un gran amor.

VII
Así mi pluma, te llama en canción
de algo que no existe,
como las sirenas son al mar y a su canto,
tengo miedo de perderme en el encanto,
de no volver a verte, estando sumergido,
me pierdo del profundo.

VIII
Estoy a flote en la superficie
incierta de tu piel, que sin olvido
con un gran respiro tembloroso
me condujo como camino seguro,
cual cintas de luz trasparentes
que viven regadas en ti…

IX
De repente todo cambia,
los colores son diversos,
una vida diferente, en tu costa,
como el que observa con lupa,
todo se engrandece de tu célula
al mirar a lo profundo,
estas viva en cada una…

Eres una gota de océano
completa en ti misma,
que al sudor de tu respiro,
en movimiento de amor pasional,
creas tus propias olas,
Ellas son eternas en ti,
como el sol, que cae cada mañana.

X
Aterriza en ti, el ocaso de ensueños,
estamos vivos, respiremos juntos un nuevo día,
cada uno tiene desde lo profundo,
el oxigeno necesario para vivir…

Tú para ser mar, yo para ser hombre,
tus algas te protegen de los peces
que se alimentan en tu regazo,
cual bacterias quisieran inquietarte,
lo único que logran, es acicalarte,
como cuando el viento te peina.

XI
No estás sola en este mundo,
que por amor te complace en lo profundo,
eres luna sumergida de estaciones
que das vida a la variedad de la vida,
y de tu vientre pares perlas…

XII
Nuevamente llego a tu superficie de ensueños,
a tus mares transparentes…
Todos se juntan al unísono
como si el remolino,
los atara en agujero negro
sujeto en el firmamento.

XIII
En el espejo de tu reflejo
vive vivaz el resplandor,
donde el liquido es liquido,
la membrana del mundo acuosa,
la materia negra cobra vida,
en cada una de tus gotas,
células del firmamento,
gotas de rocío…
Estoy sin fuerzas de tanto nadar,
tengo miedo de ahogarme
y morir prontamente.

XIV
Pido calma al cielo,
Pienso, si me desespero
me ahogo, muero,
veo grandes peñas
que se asoman,
la corriente bravía
me aproxima,
cual grito de una madre
que siente que el hijo
se le ahoga y pido auxilio,
para que regrese
sano y salvo, a tierra firme.

XV
Extenuado por mí lucha,
ella es intensa,
mis brazos se rinden al abandono;
si mi destino es morir en ti,
no puedo hacer nada,
no se lucha contra la corriente,
quién soy yo, solo contra un mar,
tengo miedo que el deseo de la calma
me sumerja en ti ,sin ver los míos…

XVI
Eres esperanza de vivir en tierra firme,
cada uno tiene un mundo, estamos separados
por fronteras sutiles de contacto,
como puertas ellas se abren presurosas
para dejarme entrar en sus olas,
olas que se levantan, olas que mueren,
puertas que se abren, puertas que se cierran.

XVII
Permíteme sin tener bote llegar a salvo,
como un joven que se aferra a su tabla en ayuda,
llevo a salvo, con mis piernas temblorosas,
no quiero el regaño de mi padre, no es soberbia.
Ni el calor de mi madre en ese instaste de furor.

XVIII
Solo, poco a poco camino,
caigo de rodilla en la arena,
como si el perdón del celestial
me habría escuchado.
Estoy sin fuerzas de tanto nado,
eres isla, eres mar, eres todo el universo.
Tú, mujer océano, mujer isla, mujer tierra,
eres mi todo por un instante,
aunque te desvanezcas como el viento
y comprenda que existen
muchos mundos en el mundo.
No podemos vivir con mascaras
en ellos para respirar.
Tú no puedes salir y hacerte presente,
yo no puedo vivir oculto todo el tiempo sin respirar.

XIX
¿Que cosa hacer para no olvidar?
En el nado, a la salvación de tu mar
En el encanto, piso firmemente
tus costas, en la isla de tu amor,
que frondosa en vegetación me alimenta.

Sin querer seguir siendo naufrago
de las olas en tempestad,
me cobijo en la isla del encanto,
no quiero rescate,
eres la Maga Circe de mi vida,
contigo soy un Viernes, un Crusoe, todo junto,
con tal de estar cerca de ti.

XX
Existen perlas en el océano, están distantes,
cada uno cuida de su estrella el brillo,
y todas juntas al unísono te cantan,
para que veas en tu tristeza de alegría,
de saberte que eres un mundo profundo,
pero que como el castillo sumergido,
esta en lugar, donde los hombres,
todos ellos no podemos vivir.

XXI
Déjame en mi transmutación de desesperación
no alejarme de tus costas, de tus mares, de tus brillos,
déjame convertirme en un pez.
Nadar en ti, en la marea de la eternidad,
terrenal y celestial, evapórame en partículas de amor,
llévame al padre, a la madre, en ciclo interminable de vida.

XXII
Eres vida eterna, en cada molécula tuya suspendida,
que como nube vuelta lluvia tengo a tu regazo,
eres el fracaso de mi angustia;
Contigo, la calma, en noche de camino de luna.

Eres guía de mi estrella, cuan fenicio antiguo
que te surca como vikingo sin temor
al morir abrazado suavemente en el olvido del tiempo.
Eres eso, tiempo espacio, que se tocan
con sus olas vigorosas, cansadas y eternas.

XXIII
No me dejes mar de ensueños
que algún día regresaré desde mis costas,
a surcarte nuevamente en cruce de continentes.
Estaré ahí eternamente, en la arena de mi polvo,
el día de mi muerte, para que me abraces en tu arena
con tu mar y entre tus olas me arrulles por siempre.

Rafael Marcone
Derechos Reservados.
copyright ©
2013

MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (1) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (2) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (3) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (4) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (5) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (6) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (7) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (8) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (9) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (10) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (11) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (12) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (13) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (14) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (15) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (16) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (17) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (18) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (19) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (20) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (21) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (22) MAR DE ENSUEÑOS POR RAFAEL MARCONE OTINIANO (23)

Los versos del Capitán – La reina de Pablo Neruda

LA REINA

Yo te he nombrado reina.

Hay más altas que tú, más altas.

Hay más puras que tú, más puras.

Hay más bellas que tú, hay más bellas.

Pero tú eres la reina.

Cuando vas por las calles

nadie te reconoce.

Nadie ve tu corona de cristal, nadie mira

la alfombra de oro rojo

que pisas donde pasas,

la alfombra que no existe.

 Y cuando asomas

suenan todos los ríos

en mi cuerpo, sacuden

el cielo las campanas,

y un himno llena el mundo.

 Sólo tú y Yo,

sólo tú y yo, amor mío,

lo escuchamos.

PABLO NERUDA

Pablo Neruda

(Seudónimo de Neftalí Ricardo Reyes Basoalto; Parral, Chile, 1904-Santiago de Chile, 1973) Poeta chileno. Comenzó muy pronto a escribir poesía, y en 1921 publicó La canción de la fiesta, su primer poema, con el seudónimo de Pablo Neruda, en homenaje al poeta checo Jan Neruda, nombre que mantuvo a partir de entonces y que legalizó en 1946.

Su madre murió sólo un mes más tarde de que naciera él, momento en que su padre, un empleado ferroviario, se instaló en Temuco, donde el joven Pablo Neruda cursó sus primeros estudios y conoció a Gabriela Mistral. Allí también comenzó a trabajar en un periódico, hasta que a los dieciséis años se trasladó a Santiago, donde publicó sus primeros poemas en la revista Claridad.

Tras publicar algunos libros de poesía, en 1924 alcanzó fama internacional con Veinte poemas de amor y una canción desesperada, obra que, junto con Tentativa del hombre infinito, distingue la primera etapa de su producción poética, señalada por la transición del modernismo a formas vanguardistas influidas por el creacionismo de Vicente Huidobro.

Los problemas económicos indujeron a Pablo Neruda a emprender, en 1926, la carrera consular que lo llevó a residir en Birmania, Ceilán, Java, Singapur y, entre 1934 y 1938, en España, donde se relacionó con García Lorca, Aleixandre, Gerardo Diego y otros componentes de la llamada Generación del 27, y fundó la revista Caballo Verde para la Poesía. Desde su primer manifiesto tomó partido por una «poesía sin pureza» y próxima a la realidad inmediata, en consonancia con su toma de conciencia social.


Pablo Neruda

En tal sentido, Neruda apoyó a los republicanos al estallar la guerra civil y escribió España en el corazón. Progresivamente sus poemas experimentaron una transición hacia formas herméticas y un tono más sombrío al percibir el paso del tiempo, el caos y la muerte en la realidad cotidiana.

De regreso en Chile, en 1939 Neruda ingresó en el Partido Comunista y su obra experimentó un giro hacia la militancia política que culminó con la exaltación de los mitos americanos de su Canto general. En 1945 fue el primer poeta en ser galardonado con el Premio Nacional de Literatura de Chile. Al mismo tiempo, desde su escaño de senador utilizó su oratoria para denunciar los abusos y las desigualdades del sistema. Tal actitud provocó la persecución gubernamental y su posterior exilio en Argentina.

De allí pasó a México, y más tarde viajó por la URSS, China y los países de Europa Oriental. Tras este viaje, durante el cual Neruda escribió poemas laudatorios y propagandísticos y recibió el Premio Lenin de la Paz, volvió a Chile. A partir de entonces, la poesía de Pablo Neruda inició una nueva etapa en la que la simplicidad formal se correspondió con una gran intensidad lírica y un tono general de serenidad.

Su prestigio internacional fue reconocido en 1971, año en que se le concedió el Premio Nobel de Literatura. El año anterior Pablo Neruda había renunciado a la candidatura presidencial en favor de Salvador Allende, quien lo nombró poco después embajador en París. Dos años más tarde, ya gravemente enfermo, regresó a Chile. De publicación póstuma es la autobiografía Confieso que he vivido.

FUENTE:

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/n/neruda.htm

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

POSESIÓN ABSOLUTA – TU JUSTO DERECHO POR FANNY JEM WONG.wmv

POSESIÓN ABSOLUTA

Noches ardientes
tú el único Rey de mis sueños
Noches de esferas girando
y en los vientos tibias espigas
Áureo pincel recórreme
presuroso los lienzos
Aliento caliente
trágate abismos,
bosques y hondonadas.

Rama de amor encendida
penetra la tierra sedienta
Vientos dulces y salados
dibuja en mí paisajes
de grandes batallas.
Flores del cerezo
presuroso consume
entre los labios.
Copas de plata y almíbar
derramándose dentro de tu boca.

Vientos envuelvan,
acaricien ,desgarren
Posesión absoluta, salvaje,
delirios punzando febriles
Laten abrazos
en cada contorsión
de los cuerpos
Solo la muerte
podría interrumpir,
tan aguerrida batalla.

Giran enloquecidas
las esferas de fuego
dentro del vientre
Agitación en la espalda,
ojos desorbitados,
crujir de huesos
Grito desesperado,
oscuridades que nunca te dirán
¡Basta!
Tentáculos que se alargan,
bocas y lenguas se desangran.

Mundo de opuestos,
se fusionan todas
sus extensiones
Tejado de láminas de oro
absorbiendo gotas de deseos
Huracanes y polvo de estrellas
es amor nuestro rojo lecho
cuando el deseo y la pasión
alcanzan nuestras terrazas azules.

FANNY JEM WONG
LIMA PERÚ
06.11.05
(Jemwong)


TU JUSTO DERECHO

Enséñame amor a descubrir el sueño dorado
en el atardecer encendido de tu tierno regazo
en tus sentidos, en tu respiración
¡Gózame!
Que necesito ser el centro de tu ardiente morada.

Enséñame como las palabras viajan entre la niebla,
que el amor es más fuerte que la rosa eterna,
que no tiene horas, ni medidas, y descansa donde reposa
la senda escondida, del árbol que nos espera
en su dulce abrazo.

Ser fuego, ser sol, ser luna, el universo todo…
Llama iridiscente que cobije el mundo
Ayúdame, calienta estas heladas manos
y hazme arder entre metáforas.

Descubre en el verso, labios de cereza…
La deliciosa y sabrosa fruta que madura en ti
Siente el aroma a piel de loto, ebria, desnuda
que silente se desliza, erizándose ansiosa.

Que en tus sueños se revelen rojos los secretos,
en el vaivén azul , nubes de alcoba
¡Ven! La atmósfera esta cálida, rica
y yo ansiosa por tus besos licenciosos.

Miradas cruzadas, alba perdida.
¡Cógeme! En este inmortal amarse sin retorno
Incinérate en la hoguera de tu blanca página triste
Llévale a lo más hondo este secreto ¡Quémale!

Vuela halcón, cúbreme vaporoso, llévame al nido
Flaméame, solo tuyo es el firmamento
Que ninguna de tus manos se detenga ¡Acaríciame!
Aletea en mi vientre mi ave, mi dueño, mi eterno.
Volemos, donde el cielo se hace verso,
y besos llueven sobre la piel mojada.

Mi mente hoy surca aires extraños cual orgasmos
Otra vez, no te detengas, indaga, explora
Tómame la delantera es tu justo derecho
Hoy seré diosa blanca, seré niña, seré madre…
Todo lo que quieras seré… tuya solo tuya…
Una hija de Eros, de Dionisio, luz y penumbra.

Fanny Jem Wong
09.01.06
LIMA -PERÚ

“Bajo la piel de una nutria se cobijaron todos los sueños”
JEM
(Jemwong)

Categoría:

Cine y animación

Etiquetas:

POETAS ETERNOS

Cada poema es único. en cada obra late, con mayor o menor grado, toda la poesía. cada lector busca algo en el poema. y no es insólito que lo encuentre: ya lo llevaba dentro.

CONTADORWAP

SI DIOS FUERA MUJER DE MARIO BENEDETTI

SI DIOS FUERA MUJER DE MARIO BENEDETTI
¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

Poemas de Mario Benedetti

CONTADORWAP