ESTACIONES POR FANNY JEM WONG

fotos-de-fanny-jem-wong-14-01-2017-para-nunca-olvidarte-2

ESTACIONES
I
Balanceándome en mis extremos
Intentando no perder mi centro
Integrando los ciclos cumplidos,
regresan en fila a la hora precisa
uno a uno los recibo con intenso placer.
II
Es difícil mirar entre tantas imágenes,
invaden mi cráneo sin compasión.
En libertad total, resuena su cálida voz,
su desnudez me arropa entera
y se hace aroma y se hace canto,
presa de sus grandes manos,
invoco a ese sol , a ese mar.
III
Escribo lento, como si fuese un rito.
El universo entero en largo cortejo,
va abriéndose paso entre los bosques
y las hojas palpitantes de las rosas.
Clara actitud de entrega reflejan
sus cansados y tristes ojos.
IV
Siglos de historia recorren veredas,
remecen cimientos, incendian ciudades.
Ante su vigorosa presencia
trémulas se abren las puertas,
en un tiempo sin tiempos,
reluce triunfal, portentoso corcel.
V
Convierte la noche en día y viceversa
Que los muertos se sonrojen en sus tumbas.
Mordisquea, lame, examina muros,
en prolongado vaivén desgárrame la piel
En libertad total el agua mane sobre los campos.
FANNY JEM WONG
15-01-2017

FLORES PARA LOU ANDREAS SALOMÉ POR MARCO MARTOS

POEMAS  DE MARCO MARTOS UNMSM  (3)LOU ANDREAS-SALOMÉ

FLORES PARA LOU ANDREAS SALOMÉ
POR MARCO MARTOS

Es miércoles en Viena.
Dos sillas vacías
atormentan al conferencista,
quien advierte las ausencias
de Lou Andreas Salomé,
bienamada contertulia,
y de Víctor Tausk, enfurruñado discípulo.
El disertante conoce
los meandros de la vida,
se ha visto a sí mismo
mejor que en un espejo
a través de un severo autoanálisis,
sabe que los sentimientos
son oscuros y complejos
y que ningún tiempo es suficiente
para conocerlos y estudiarlos.
Y aunque la ciencia que practica
le ha permitido colocarse
por encima de los pequeños asuntos,
queda confundido
con los celos que lo invaden,
los más espantosos
que puedan imaginarse.
Odia al impostor
y a Lou Andreas Salomé,
cuyas historias de amor
bien conoce, la quiere
borrar de la memoria.
Otra es su secreta voluntad.
El día jueves el doctor Sigmund Freud
le envía flores rojas
a Lou Andreas Salomé
y un claro mensaje de amor.
(De deseo sexual según sus teorías).
Está desesperado.
Y lo advierte mientras se acicala la barba.

PRÍNCIPE ZARRAPASTROSO POR MARCO MARTOS

PRÍNCIPE ZARRAPASTROSO POR MARCO MARTOS

PRÍNCIPE ZARRAPASTROSO
POR MARCO MARTOS

Salgo zarrapastroso de mi madriguera
y me visto de príncipe antes de subir a los aviones.
Llego a las ciudades más distantes de nombres curiosos
y me alojo en los hoteles de lujo frente a las playas.
Inspecciono minibares y baños como un notario
y llego a conclusiones asombrosas:
los albergues luminosos de los países ricos
por las minucias cobran menos
que los hospedajes importantes
de las naciones en desarrollo:
copas de vodka en las neveras,
llamadas de teléfono internacionales.
De todos modos, en uno o en otro caso,
pago sin chistar mis consumos.
La habitación con sala de recibo,
hermosas cortinas y aire temperado,
me la paga la Poesía que ha firmado convenios
con diferentes ministerios de numerosas naciones
para que me traten como un príncipe
siendo un zarrapastroso,
un poeta inteligente de escasas ambiciones.
Voy a los teatros y leo mis textos ante ministros
y funcionarios entendidos y pobladores humildes
convocados por la televisión y los diarios,
que me regalan rosas perfumadas
y libros de papeles de colores.
Regreso a mi barrio con dos mariposas de madera,
fragancias y perfumes exóticos
y baúles diminutos repletos de poemas de aire y de agua,
con mi traje de príncipe arrugado, con manchas,
pero contento como un zarrapastroso.
Mi vecino, que me dice príncipe por mis buenos modales,
me pregunta: —¿Dónde estuviste?
—Volando con las águilas en el techo del mundo.

TAÑIDO POR MARCO MARTOS

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM   (16)
TAÑIDO POR Marco Martos
Ahí está el tañido de la campana,
el gallo de bronce que anuncia la luz
a las arenas interminables
y a las aguas sagradas del mar eterno.
Se extiende desde el fondo del tiempo,
suena y se acaba de pronto, milagro de música
que nos deja temblando y con gozo
todo el día hasta que llega la noche
y lo aguardamos en nuestro sueño.
Este poema pertenece al libro “Caligrafía china” que, editado por Peisa, se encuentra en librerías.

MUJER DEL PERÚ POR MARCO MARTOS

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM   (19)

Mujer del Perú
por Marco Martos
Tu fragancia.
Tu fragancia
que se mezcla
con la luz
que nace
en la niebla,
en el mar
del Perú.
Tu fragancia
y esa manera tuya
de quedarte quieta
en el lado derecho
de la cama,
junto a la taza
de café.
Vienen hacia mí
tu fragancia,
tus silencios
y tu sonrisa
más hermosa
que el amanecer.

CINTIA ES LA VIDA (ESCRIBE PROPERCIO) POR MARCO MARTOS

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM   (18)

CINTIA ES LA VIDA
(ESCRIBE PROPERCIO)

POR MARCO MARTOS

Vas y vienes por las callejuelas de Roma.
Las bibliotecas son tu reino, los pergaminos,
la caligrafía, los largos dictados de los juristas,
de los empleados del Foro
y de los ujieres de toda laya.
Paseas tu belleza incólume
entre el polvo de los siglos.
En el otro extremo de la ciudad,
mientras crecen las sombras
cuando el sol declina,
alcanzo a escribir las líneas que te envío.
Solo, no soy de este mundo,
semejo a un fantasma extraviado
entre los humanos de carne y hueso.
Tiemblo cuando no estoy a tu lado,
pero si te veo soy el agua que fluye gozosa
bajo el sol de la primavera,
una nieve en lo alto de la montaña,
un pájaro errante que llega a su nido.

PROPERCIO DIALOGA CON CINTIA POR MARCO MARTOS

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM   (15)

PROPERCIO DIALOGA CON CINTIA
POR Marco Martos
-Cintia, milagro de la mañana,
te pregunto, eres de este mundo
o has venido de un planeta gemelo,
más sano y verdadero.
-He nacido aquí en estas tierras violentas,
entre personas que conoces
y que ves cada mañana.
-Te imagino entonces como una caña
cimbreante a orillas del río de la locura
que arrastra a innumerables hombres.
-Así es, los veo pulular cerca
y luego perderse en la ría, camino al mar
y luego desaparecer,
junto al rosado del sol bañando
las aguas del atardecer.
-¿Y tú, cómo te conservas?
-Manteniendo una central serenidad
en mi corazón, mis piernas y mis manos,
de día y de noche, en el sueño y la vigilia.
-¿Y la locura no te alcanza?
-Solo en las proporciones necesarias
para emprender acciones audaces.
-¿Y cuál es tu propósito conmigo? –
Transformarte en un poeta eficiente,
incansable, descontento consigo mismo,
profundo si cabe, de dicción exacta,
con numerosos vocablos.
-Gracias, recibe mi gratitud.
-No hay nada que agradeceder
, cumplo mi misión en la tierra.

LUNA DE PAITA POR MARCO MARTOS

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM   (12)LUNA DE PAITA
POR MARCO MARTOS
Cuando clarea el cielo y se apaga la luna,
el plomo del mar traspasa las farolas del malecón,
atraviesa la delgada bruma del día que principia,
cruza los vidrios del ventanal y anida
en los ojos insomnes del niño en el alféizar.
Los trajes descoloridos, colgados en la percha,
semejan guerreros silenciosos aguardando en la penumbra.
Una voz enfurruñada dice algo y al rato otra vez
la sombra inquieta, trepada en el alféizar,
atisba a los viandantes que hacen la jornada:
pescadores descalzos, soñolientos transeúntes
que caminan hacia el muelle donde embarcan las reses
y el sol que nace detrás de los cerros
y tiñe las aguas de oro y de rosa.
Inacabable es el día hasta que aparezca la luna
para ambular desde Pueblo Nuevo hasta La Punta
recogiendo brillantes caracoles, estrellas de mar
hieráticas por siempre, historias de aparecidos,
de Francis Drake y de mujeres. Y mientras el mar
se torna verde y azul, pareciera
que este tiempo suspendido está libre de la muerte.

EN TOMIS, OVIDIO ESCRIBE A LIVIA POR MARCO MARTOS

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM  (17)

EN TOMIS, OVIDIO ESCRIBE A LIVIA POR Marco Martos
Hoy nos separan las aguas azules del Mare Nostrum,
los aires tempestuosos de la política de Roma,
la omnímoda voluntad de Augusto y los caprichos de su esposa,
que tiene tu nombre, pero más audacia,
y menos belleza y bondad menos.
Los hados no han dicho si podremos vernos en el futuro,
pero el tiempo corre veloz como Pegaso por los aires.
Por eso mismo te declaro mi amor sin condiciones,
el más puro que pueda imaginarse
y que se contenta con un pensamiento tuyo
mientras contemplas el Tíber
que tantas veces vimos juntos
en las tardes del verano,
aunque sentirte y tocarte bajo el cielo estrellado de Roma
no se compara a ningún placer conocido por los humanos,
es asunto de dioses, somos dioses cuando amamos.
No me desdigo, pero quiero acariciarte
y que la presión de mis dedos
te haga llorar de felicidad
en las cuatro estaciones del año.

MANO SOÑADA POR MARCO MARTOS

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM  (7)Mano soñada por Marco Martos
Así como el sol del mediodía
tiene en su centro
a la aurora de finos dedos
y las manos del mar
lo refrescan y lo alientan
en su difícil trabajo
de oro sobre el agua
antes de que arribe
la noche más espesa,
de la misma manera
guardo tu mano soñada
que aumenta mi fuego primigenio,
te entrego todo lo vivido,
mi pequeña sabiduría,
mis secretos,
para que dures y florezcas,
acerco mis labios a tu piel
y beso lo más femenino
de la tierra