CORREDORES SECRETOS POR FANNY JEM WONG

 CORREDORES SECRETOS POR FANNY JEM WONG

I

Mi desnudez avergüenzas la sala.

Indefensa, vomitando espuma,

con el dolor en la entraña

y los sesos crujiendo,

me revuelco entre sábanas

con lo último que queda

de lo que fui  y no vuelve.

II

Enfrentada al reflejo del espejo,

una estructura de arena,

¡Maldito frasco!

Por primera vez me contienes,

prisionera de nada, de todo…  

condenándome a no tocar

ni el cielo, ni el averno. 

III

A quién engaño con mis rezos,

si se quebraron mis hojas,

si se incendiaron mis ojos,

si se extraviaron mis ninfas,

si me hundo en el silencio.

IV

Por qué parte la barca,

sin colocar las monedas

sobre el desteñido ébano

de mis enormes pupilas.

V

Cansada voy de mí andar ciego

entre las hojas de un  tiempo

que hace mucho dejo de ser mío.

VI

Corre otra estación

es el frio invierno

de mis espejos gastados,

de mis manos quebradas

de  mis relojes rotos.

VII

¡Maldito arco iris!

Eres solo vetusta paleta,

sin el negro de mi sangre

sin el verde de mis cantos

sin el azul de mis sueños

sin el rojo de mi fuego

sin el amarillo de mi intelecto.

No queda nada, aquí me quedo.

FANNY JEM WONG

22-02-2017

Anuncios

Fanny Jem Wong como invitada de Poe3ía y Opinión

Poe3ía y Opinión-www-editorialcielogris-blogspot-com-FANNY JEM WONG_副本#EditorialCieloGris  #VientosDeOtoño  #FannyJemWong  #Poe3íaYOpinión

Poe3ía y Opinión

Editorial Cielo Gris

VIENTOS DE OTOÑO POR FANNY JEM WONG

Link de Poe3ía y Opinión: www.editorialcielogris.blogspot.com 

VIENTOS DE OTOÑO POR FANNY JEM WONG

Cuando los vientos otoñales,
soplen sobre los sueños
y las ideas vibren
en los planos más profundos,
más allá de lo vivido,
en la simplicidad de la muerte,
podré rehacer los cielos rotos
y las hojas amarillas.

Cuando mi alma flote,
más allá de mis huesos,
y mis muertes den origen
a nuevos nacimientos,
más allá de donde se inicia
la sinfonía de las esferas,
desnudaré todos mis rostros,
y finalmente seré libre…

Cuando los rojos soles,
se oculten por siempre
y avancen todos los muros
sobre las noches que se hunden,
más allá de mis lechos de jade,
del musgo que vistió mis espejos,
lograré aceptar la fortuna
de haber sido la Hija del Fuego.

Cuando mi cuerpo
se consuma entre llamas
y de mis letras solo queden
lúgubres cenizas,
más allá de mis casas en ruinas,
del murmullo de las aguas,
renaceré salvaje
de entre mis flores mustias.

FANNY JEM WONG
07.03.08
He aquí, el comienzo de mi imperfecta perfección.
(Jemwong)

RECADO DE LI PO, REFUGIADO EN LAS MONTAÑAS, A MA TI, DAMA DE LA CIUDAD DE KOUANG TCHEOU POR MARCO MARTOS

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM
Recado de Li Po, refugiado en las montañas,
A Ma Ti, dama de la ciudad de Kouang Tcheou
Por Marco Martos
Es lo más alto de la montaña.
Hay nubes debajo, un río serpenteante
y diferentes tonos de verde entre las matas.
Estoy sentado en una roca meditando
con una copa de vino que bebo lentamente
y te imagino bajando las escalinatas
del parque de Kouang Tcheou
con tu sonrisa repartiendo sombra
en ese mediodía espléndido.
Que vislumbras a tu madre cuchichean
algunos demorados caminantes
que van cruzando la plaza
y que solo te semejas a ti misma
dicen otros entendidos
anonadados por el chorro de luz
de tu figura.
Miro el río abajo, tan pequeño
y con tanta fuerza, y te sueño,
apacible en una roca, dibujando frente
al mar Meridional que parece
interminable en la lejanía.
Supongo entonces que me extrañas
y que en el ábaco de colores cuentas
los días que demoraré
en bajar de las alturas.
Te imagino ya desnuda
en mis brazos, con placer
que no se esconde,
sabia en el amor,
en el hablar y en los silencios, sabia,
en todas las estaciones.
Cierro los ojos y te envío mis pensamientos
en una mariposa.

PIEL DE ARMIÑO POR FANNY JEM WONG

FANNY JEM WONG - PIEL DE ARMIÑO  POEMA 2_副本PIEL DE ARMIÑO

El abrigo  se  cae a  pedazos, lo contemplo noche tras noche
frente a los  espejo rotos,  esta raído, colmado de agujeros negros
trato de no  ver, de no escuchar.
Podría curarlo, zurcirlo, me repito a cada minuto,
podría saciar su hambre hasta que broten
nuevas mieles,  sobre la piel que suspira.
Cuento las monedas  que guardo en sus alforjas,
insuficientes para repararlo, existen prioridades.
Qué más da  ¡Púdrete, maldito traje!
Después de todo, no  te llevaré  a ningún lado,
nunca fuiste a ningún lado, solo lo soñaste.
Muérete frente al espejo entre caricaturas extrañas.
Deja que tus huesos fracturados,  muestren  sus causas
e ingresa firme a las oscuras galerías del tiempo.
Baja los brazos, incéndiate bajo la hoguera,
camina descuidadamente  por las viejas  cornisas,
acepta la única verdad   que existe para la masa
solo eres   un número más  entre millones de monos desnudos
sin esperanza  , sin mañana , sin futuro.
 
FANNY JEM WONG
24-07-2014

POESÍA ÁRABE TRADUCCIONES DE YASSIN KAOUD

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES     (16)

POESÍA ÁRABE Y TRADUCCIONES DE YASSIN KAOUD

No aspiro a la eternidad pero agoto todas las fronteras de lo posible. 

 (TAGOUR: De materia somos y en materia nos convertiremos.)

El material  que aquí se expone,  es el resultado  de mi esfuerzo por llevar  la poesía árabe a otras fronteras.  En especial al mundo latino  sudamericano,  utilizando su lenguaje de forma sencilla, tierna, apasionada pero a la vez con intensidad y fuerza.

El haber vivido en ambos mundos y varios continentes, me concedió ventajas, pude comprender así  la esencia y la riqueza  no solo idiomática sino de su gente, razón por la cual jamás  recurrí a artificios  en mis traducciones.

 Mi móvil siempre fue,  el acercamiento cultural de nuestros  pueblos y que mejor que a través de la poesía por ser el lenguaje universal del corazón.

 Sin embargo a pesar de la alianza entre UNASUR (Unión De Naciones Sudamericanas y Países Árabes ASPA) y La Liga árabe, no hubo avance, ni reconocimiento alguno al trabajo cultural realizado, todo se quedó en el papel.

Por lo cual pido perdón, porque siento  que las horas que marcan el reloj  de mi existencia,  no serán suficientes  para transmitir  al mundo, el canto de los más grandes hombres de las Naciones Árabes, los poetas.

Mi dedicatoria a: Mi Amada
¡PERDIDO EN TU BOSQUE!!
¡Perdido en tu bosque!!
Atrapado entre las cerezas de tu pecho rebelde muy amante,
Y lunas que tornan entre nubes para entretenerte,
Las moras se tiñan del mismo color de tu mirada errante,
Aun con tus amores sigo siendo tolerante,
“Busqué mil formas de matarme pero no encontré,
Mejor forma para asesinarme, más que la de amarte.” Nizar QabbaniYassin Kaoud
LIMA – JUNIO 2013.
LICENCIADO EN CIENCIAS SOCIALES CON ESPECIALIDAD EN HISTORIA Y FILOSOFÍA, DOCENTE UNIVERSITARIO E INTÉRPRETE TRADUCTOR ÁRABE Y POETA.

Federación Palestina del Perú.الفيدرالية الفلسطينية بيرو
https://www.facebook.com/fedpalestinaperu

(1) POEMAS ÁRABES Y TRADUCCIONES DE YASSIN KAOUD
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10151849951869082&type=1&l=237405a3be

(2) POEMAS ÁRABES Y TRADUCCIONES DE YASSIN KAOUD
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10151899295574082&type=1&l=13c648b758

(3) SETIEMBRE, LA LLUVIA. NIZAR QABANI. (TRAD. YASSIN KAOUD).
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10152193124784082.1073742282.816834081&type=1&l=89e14fbe46

(4) ELLA NO VENDRÁ. MAHMOUD DARWISH (TRADUCCIÓN YASSIN KAOUD)
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10152558260459082&type=1&l=367a22abc5

(3) POEMAS ÁRABES Y TRADUCCIONES DE YASSIN KAOUD
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10153382335314082&type=1&l=42940ef815

(5) POEMAS ÁRABES Y TRADUCCIONES DE YASSIN KAOUD
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10154962636374082&type=1&l=2fbd21fd37

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES     (18)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES     (19)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES     (22)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES     (23)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES     (24)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES     (28)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES     (31)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES- JEM WONG     (10)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES- JEM WONG     (11)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES- JEM WONG     (12)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES- JEM WONG     (13)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES- JEM WONG     (14)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES- JEM WONG     (15)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES- JEM WONG     (16)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES- JEM WONG     (17)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES- JEM WONG     (18)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES- JEM WONG     (19)

YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES- JEM WONG     (20)

YASSIN KAOUD-Guardar

Guardar

FRASES Y POEMAS DE MAHMOUD DARWISH TRADUCIDOS POR YASSIN KAOUD

MAHMUD DARWISH  POET (1) MAHMUD DARWISH  POET (2) MAHMUD DARWISH  POET (3) MAHMUD DARWISH  POET (4) MAHMUD DARWISH  POET (5) MAHMUD DARWISH  POET (6) MAHMUD DARWISH  POET (7) MAHMUD DARWISH  POET (9) MAHMUD DARWISH  POET (11) MAHMUD DARWISH  POET (12) MAHMUD DARWISH  POET (15) MAHMUD DARWISH  POET (19) POR UN ESTADO RECONOCIDO PALESTINA  -MAHMUD DARWISH POETA ARABE (78) MAHMUD DARWISH  POET (8) MAHMUD DARWISH  POET (10) MAHMUD DARWISH  POET (13) MAHMUD DARWISH  POET (14) MAHMUD DARWISH  POET (16) MAHMUD DARWISH  POET (17) MAHMUD DARWISH  POET (18) MAHMUD DARWISH  POET (20) MAHMUD DARWISH  POETA (3)

ESPEJOS DE ÉBANO POR FANNY JEM WONG

FANNY JEM WONG  2013 JUNIO 20 FESTIVAL DE BALLET (8)

ESPEJOS DE ÉBANO POR FANNY JEM WONG

 Ojos…mis ojos y los tuyos

círculos  de oro que perforan

siempre la misma mirada…

todo lo que pude y no pude

describir en palabras, esta allí ,

encerrado en  los espejos  negros

de mi  atormentada alma 

 bañados   tan solo  por  la ilusión

 de un mar en calma…..

 

FANNY JEM WONG

21-06-2013

ROMANCE PARA AQUEL HIJO QUE NO TUVE CONTIGO POR RAFAEL DE LEÓN

Giorgio Giussepi  (7)

ROMANCE PARA AQUEL HIJO QUE NO TUVE CONTIGO POR  RAFAEL DE LEÓN

Hubiera podido ser
hermoso como un jacinto
con tus ojos y tu boca
y tu piel color de trigo,
pero con un corazón
grande y loco como el mío.
Hubiera podido ir,
las tardes de los domingos,
de mi mano y de la tuya,
con su traje de marino,
luciendo un ancla en el brazo
y en la gorra un nombre antiguo.
Hubiera salido a ti
en lo dulce y en lo vivo,
en lo abierto de la risa
y en lo claro del instinto,
y a mí… tal vez que saliera
en lo triste y en lo lírico,
y en esta torpe manera
de verlo todo distinto.
¡Ay, qué cuarto con juguetes,
amor, hubiera tenido!
Tres caballos, dos espadas,
un carro verde de pino,
un tren con cuatro estaciones,
un barco, un pájaro, un nido,
y cien soldados de plomo,
de plata y oro vestidos.
¡Ay, qué cuarto con juguetes,
amor, hubiera tenido!
¿Te acuerdas de aquella tarde,
bajo el verde de los pinos,
que me dijiste: — ¡Qué gloria
cuando tengamos un hijo!?
Y temblaba tu cintura
como un palomo cautivo,
y nueve lunas de sombra
brillaban en tu delirio.
Yo te escuchaba, distante,
entre mis versos perdidos,
pero sentí por la espalda
correr un escalofrío…
Y repetí como un eco:
“¡Cuando tengamos un hijo!…”
Tú, entre sueños, ya cantabas
nanas de sierra y tomillo,
e ibas lavando pañales
por las orillas de un río.
Yo, arquitecto de ilusiones
levantaba en equilibrio
una torre de esperanzas
con un balcón de suspiros.
¡Ay, qué gloria, amor, qué gloria
cuando tengamos un hijo!
En tu cómoda de cedro
nuestro ajuar se quedó frío,
entre azucena y manzana,
entre romero y membrillo.
¡Qué pálidos los encajes,
qué sin gracia los vestidos,
qué sin olor los pañuelos
y qué sin sangre el cariño!
Tu velo blanco de novia,
por tu olvido y por mi olvido,
fue un camino de Santiago,
doloroso y amarillo.
Tú te has casado con otro,
yo con otra hice lo mismo;
juramentos y palabras
están secos y marchitos
en un antiguo almanaque
sin sábados ni domingos.
Ahora bajas al paseo,
rodeada de tus hijos,
dando el brazo a… la levita
que se pone tu marido.
Te llaman doña Manuela,
llevas guantes y abanico,
y tres papadas te cortan
en la garganta el suspiro.
Nos saludamos de lejos,
como dos desconocidos;
tu marido sube y baja
la chistera; yo me inclino,
y tú sonríes sin gana,
de un modo triste y ridículo.
Pero yo no me doy cuenta
de que hemos envejecido,
porque te sigo queriendo
igual o más que al principio.
Y te veo como entonces,
con tu cintura de lirio,
un jazmín entre los dientes,
de color como el del trigo
y aquella voz que decía:
“¡Cuando tengamos un hijo!…”
Y en esas tardes de lluvia,
cuando mueves los bolillos,
y yo paso por tu calle
con mi pena y con mi libro
dices, temblando, entre dientes,
arropada en los visillos:
“¡Ay, si yo con ese hombre
hubiera tenido un hijo!…”