Destacado

HAIKUS DE FANNY JEM WONG

HAIKUS DE FANNY JEM WONG , POETA PERUANA.

CONFIESO QUE HE LEÍDO

manologo

Sustraigo parte del título de memorias (escritas en vida) de Pablo Neruda, “Confieso que he vivido”, con mil disculpas a uno de los más grandes poetas de la lengua castellana y de Latinoamérica, pero no he resistido hacerlo…

Es verdad. Confieso que he leído, mucho; que sigo y seguiré leyendo mientras pueda. Ese, diría yo, es mi secreto. El que explica por qué puedo escribir. El que me hizo redactor publicitario. El secreto que fue descubriendo para mí el universo. El que me hizo explorador de sillón, aventurero de sala, cosmonauta de mesa…

Lo que he leído y leo es casi nada en relación con lo que se ha escrito y poquísimo si tratara de compararme con cualquier lector baqueano confeso…

Decía que es “mi” secreto, porque gracias a la lectura de cuanto libro cayese en mis manos, he podido hacer que mi vocabulario creciera y…

Ver la entrada original 226 palabras más

BASES BIOLÓGICAS DEL COMPORTAMIENTO : CORRELATO NEUROANATÓMICO DE LA MEMORIA

Bríos de la poesía tusán en la voz de Nilton Maa y Fanny Jem Wong

Originalmente publicado en Revista Kametsa:
La literatura tusán, como se denomina a la literatura desarrollada por los ascendientes de chinos en el Perú, ha tenido en las últimas décadas un notable desarrollo en la voz de sus escritores, sobre todo en aquellos dedicados a la poesía. Si antes se tenía nombres puntuales, pero memorables como…

Revista Kametsa

La literatura tusán, como se denomina a la literatura desarrollada por los ascendientes de chinos en el Perú, ha tenido en las últimas décadas un notable desarrollo en la voz de sus escritores, sobre todo en aquellos dedicados a la poesía. Si antes se tenía nombres puntuales, pero memorables como Sui Yun o Julia Wong, ahora el panorama crece gracias a la presencia de poetas como Alex Chang, Miguel Sanz, Jorge Castillo Fan, Vedrino Lozano Achuy, entre otros.  En el año del Bicentenario de la Independencia y a 172 años de llegada de los inmigrantes chinos al Perú, podemos afirmar que la literatura tusán crece y deja huella con una visión de mundo exquisita, en la que se abraza lo peruano y lo chino.

En esta nota, nos detendremos en dos poetas tusanes cuya poesía plasma con delicadeza la reflexión introspectiva, la espiritualidad y la naturaleza desbordada en luces y…

Ver la entrada original 2.162 palabras más

SALUDO DE JOSÉ BELTRÁN PEÑA PRESIDENTE-FUNDADOR DE LA SOCIEDAD LITERARIA AMANTES DEL PAÍS A FANNY JEM WONG : RECONOCIDA COMO “CIUDADANA HONORABLE DE LA CUIDAD DE LIMA” .

La SOCIEDAD LITERARIA AMANTES DEL PAÍS, felicita a la poeta, promotora cultural, maestra universitaria y psicóloga de profesión , FANNY JEM WONG, porque el próximo, lunes 18 de Enero, en el Hemiciclo Raúl Porras Barrenechea, del Congreso de la República del Perú, en el marco del Homenaje a Lima en su 486 Aniversario de Fundación Española como Ciudad de Los Reyes, será Reconocida como, CIUDADANA HONORABLE, conjuntamente con otros compatriotas que han aportado y continúan haciéndolo, en distintas ramas del saber y la cultura, en beneficio de un mejor mundo de hermandad, de paz y de humanidad, de Lima al mundo.

AÑO DEL BICENTENARIO
¡FELICITACIONES FANNY JEM WONG!


La SOCIEDAD LITERARIA AMANTES DEL PAÍS, felicita a la poeta, promotora cultural, maestra universitaria y psicóloga de profesión , FANNY JEM WONG, porque el próximo, lunes 18 de Enero, en el Hemiciclo Raúl Porras Barrenechea, del Congreso de la República del Perú, en el marco del Homenaje a Lima en su 486 Aniversario de Fundación Española como Ciudad de Los Reyes, será Reconocida como, CIUDADANA HONORABLE, conjuntamente con otros compatriotas que han aportado y continúan haciéndolo, en distintas ramas del saber y la cultura, en beneficio de un mejor mundo de hermandad, de paz y de humanidad, de Lima al mundo.


Nos alegra sobremanera, porque es un justo reconocimiento a una persona que es mujer, pertenece al grupo de los Tusán y es una creadora insular, quien viene dando su talento, trabajo y tiempo, de una manera incondicional –desde hace muchos años-, a la difusión de cultura a través de las redes sociales y de los diversas formas de comunicación al mundo cultural e intelectual sin fronteras, a personalidades del mundo peruano e internacional (escritores, filósofos, psicólogos, pintores, músicos, etcétera), y el brillante trabajo plural y democrático que viene realizando como Directora de Imagen de la Sociedad Literaria Amantes del País, y por supuesto como creadora en el mundo de la poesía, y hay que ser bien claros, con más reconocimiento en el plano internacional lo cual está ratificado en sendas antologías en diversos países de Europa fundamentalmente, y Argentina; asimismo, últimamente, nos ha ofrecido maravillosos poemarios, los cuales han sido considerados como libros del año por el distinguido crítico literario, Ricardo González Vigil, habiendo recibido positivas consideraciones (artículos periodísticos, comentarios y distinciones), por importantes estudiosos e investigadores literarios como, Winston Orrillo, César Toro Montalvo, Teodoro J. Morales, Bryan Poett, Daisy Saravia, Carlos Zúñiga Segura, Danilo Sánchez Lihón, Samuel Cavero Galimidi, JBP, entre otros. Y no hay que dejar de anotar su maravilloso trabajo, varias veces reconocido en el ámbito académico, que ha brindado y lo sigue realizando como Maestra de psicología en la comunidad universitaria de nuestro país.


Atentamente:
JOSÉ BELTRÁN PEÑA
Presidente-Fundador de la
Sociedad Literaria Amantes del País.

RICARDO GONZÁLES VIGÍL «HAIKUS»

Crítico literario, poeta y maestro universitario Ricardo González Vigil (Lima, 1949) ha construido, a lo largo de varias décadas, un “corpus crítico” desde las páginas del diario El Comercio. Asimismo ha publicado varios libros de poesía: Llego hacia ti (1973), Silencio inverso (1978), A flor de mundo (1992), Génesis continuo (1997), así como estudios críticos acerca del Inca Garcilaso de la Vega, Rubén Darío, César Vallejo y José María Arguedas. Fue incorporado a la Academia Peruana de la Lengua el 23 de mayo del 2001. Sus antologías ofrecen una visión de la producción literaria peruana.

Crítico literario, poeta y maestro universitario Ricardo González Vigil
RICARDO GONZÁLES VIGIL Y FANNY JEM WONG

Crítico literario, poeta y maestro universitario Ricardo González Vigil (Lima, 1949) ha construido, a lo largo de varias décadas,  un “corpus crítico” desde las páginas del diario El Comercio. Asimismo ha publicado varios libros de poesía: Llego hacia ti (1973), Silencio inverso (1978), A flor de mundo (1992), Génesis continuo (1997), así como  estudios críticos acerca del Inca Garcilaso de la Vega, Rubén Darío, César Vallejo y José María Arguedas. Fue incorporado a la Academia Peruana de la Lengua el 23 de mayo del 2001. Sus antologías ofrecen una visión de la producción literaria peruana.

http://www.librosperuanos.com/autores/autor/1144/Gonzalez-Vigil-Ricardo

POEMAS DE AMOR DE RICARDO GONZÁLES VIGIL
POEMAS DE AMOR DE RICARDO GONZÁLES VIGIL
HAIKU DE RICARDO GONZÁLES VIGIL POETA PERUANO
HAIKU DE RICARDO GONZÁLES VIGIL POETA PERUANO

DE “POEMAS DE AMOR”

HAIKUS POR RICARDO GONZÁLES VIGIL

1

Hermosa toda

jardín florido, M. A. R.,

de viento a cielo

*************

2

Cuerpo perfecto:

para incendiar la luz

ánfora alada

************

3

 ¿Espejos tuyos?

Mis ojos. ¿Mejor aún?

mi corazón

*************

Sangre en la sangre:

el lenguaje se calla

para expresarnos

**************

4

Me agrada así:

hablar sin voz, unidos

en cuerpo y alma

*************

5

Cercando objetos

logran tomar el aire

sombras nocturnas

*************

6

El cielo en sombras:

vuelve la luz a crearse

en nuestro abrazo

*************

7

Y llega el alba:

derrotadas las sombras

remedan cuerpos

*************

8

Vanos heraldos

de muerte nuestras sombras,

si nos amamos

***************

9

Ni Eva ni Venus;

¡María!, Amor se llama

en todo idioma

***************

10

Ya no nos siguen.

Cuerpos transfigurados:

el mediodía

HAIKU DE RICARDO GONZÁLES VIGIL POETA PERUANO

HAIKU DE RICARDO GONZÁLES VIGIL POETA PERUANO

A MI PADRE LO VEO por WINSTON ORRILLO

Winston Orrillo (Lima, 1941) estudió Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), donde obtuvo el grado de doctor y fue director de la Escuela Académico-Profesional de Comunicación Social de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas.

Ha publicado La memoria del aire (La Rama Florida, 1965), Travesía tenaz (Cuadernos Trimestrales de Poesía, 1965), Crónicas (La Rama Florida, 1967), Orden del día (Editorial Losada, Buenos Aires, 1968), Nueve poemas (Edición de la UNMSM, 1969), 14 y un sonetos (Ediciones de la UNMSM, 1971), Calendario (Valparaíso, 1972) en colaboración con Nana Gutiérrez, A la altura del hombre (Editorial Causachun, Lima, 1971; antología de sus poemas políticos), Sus mejores poemas de amor (Editorial Causachun, 1971), Autoelegía (Ediciones Miljevic, Rosario, 1971), Nuevos poemas de amor (Edición de la UNMSM, 1971), Telegramas (Ediciones Capulí, Lima, 1971), Admonición (Ediciones Miljevic, Rosario, 1977), Sobre los ojos (Ediciones Capulí, Lima, 1981), Elegía (Ediciones Capulí, Lima, 1981; poemario dedicado a su padre muerto), 40 poemas de años (Editorial Causachun, 1981), Animal de amor (edición del autor, 1981), La capital del corazón (Editorial Maribelina de la Casa del Poeta Peruano, 1988), 50 poemas de años (Editorial Causachun, Lima, 1991), Homenaje a Mózart y al cine (Ediciones Capulí, Lima, 1991), Hacer el amor (y otros poemas) (Editorial Maribelina de la Casa del Poeta Peruano, 1997), Poemas de amor (miniantología seleccionada y publicada por César Toro Montalvo, 1998), Manual de poesía amorosa (Ediciones del Nuevo Siglo, 1998).

Asimismo, la edición 102 (1996) de Haraui y la 164 (1998) de La tortuga ecuestre están dedicadas íntegramente a su poesía.

Ha sido jurado en el Concurso Internacional de Literatura “Casa de las Américas” (Cuba), y ha viajado por casi todo el mundo en misiones culturales y de política cultural.

Ganó el Premio Poeta Joven del Perú en 1965 y obtuvo el Premio Nacional de Cultura (Periodismo) en 1969.

Su obra está parcialmente traducida al inglés, francés, italiano, búlgaro, ruso y coreano. Es actualmente profesor principal de la UNMSM y de la Universidad de San Martín de Porres.

 

A MI PADRE LO VEO por WINSTON ORRILLO
WINSTON ORRILLO LEDESMA. Lima, 1941 (Perú). Poeta, investigador, crítico literario, catedrático principal de San Marcos y periodista. Actualmente escribe en el diario UNO. Es  Premio El Poeta Joven del Perú. Premio Nacional de Cultura y Premio “Palabra en Libertad” de la Sociedad Literaria Amantes del País. Autor de 25 poemarios, 3 libros de cuentos y 10 de ensayos literarios. Obra traducida parcialmente al inglés, alemán, francés, ruso y búlgaro.

A MI PADRE LO VEO

A mi padre lo veo entre el escombro

De tanta y tanta vida cicatera.

Su rostro ya no tiene los arcanos

Que alguna vez mis ojos pastorearan.

Todo se está volviendo más sencillo:

Este claro lenguaje de mi origen

Y la risa rosada de mi madre.

Tantas casas y voces y penumbras:

Y la misma distancia nos engulle.

Nunca pude acercarme a quien me diera

Con sus brazos antiguos el encargo

De imantar estas horas, este día.

Qué lejos estuvimos y afincados

En el mismo letargo, padre mío.

Tú en las gibas ariscas del oficio

Que mal grado, tenaz, te espolvoreara.

Y el poeta soñaba, mientras tanto,

Atascado en los vientos que te herían.

Alguna vez, a veces, conversamos

Ya no recuerdo, padre, en qué dialecto.

Nuestras voces jamás zarparon juntas

Bajo el zafio sistema de las horas.

Sin embargo, de lejos yo atisbaba

Que mis pasos contigo discurrían.

Cuántas veces viví lo que viviste:

¡Desempeñé tu oficio y tus caídas!

Yo sentía que el viento me apilaba

En tu intacto rincón desconocido.

Esta voz, esta frente y estas simas

Eran tuyas, totales, sin ambages.

El tremedal del alba y sus barajas

Devolvía a mis ojos tu hornacina;

Tus carencias que entonces comprendía

Encalladas en mí sin duda alguna:

¡Por todo lo que entonces no dijimos

¡Hoy comienzo a cantar de aqueste modo!

SELECCIÓN DE POEMAS DE WINSTON ORRILLO

Winston Orrillo (Lima, 1941) estudió Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), donde obtuvo el grado de doctor y fue director de la Escuela Académico-Profesional de Comunicación Social de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas.

DEL LIBRO DE BENITA  DE WINSTON ORRILLO POETA PERUANO. " JUGUETONA COMO LA VERA vIDA...

POEMA ¡TE AMO!

POEMA ¡TE AMO!

Artista : Gian Franco Pagliaro

AUTOR : DESCONOCIDO.

FOTOGRAFÍA: FANNY JEM WONG.

Discurso de Federico García Lorca al inaugurar la biblioteca de su pueblo.

Discurso de Federico García Lorca al inaugurar la biblioteca de su pueblo.

Medio Pan y un Libro.
Locución de Federico García Lorca al Pueblo de Fuente de Vaqueros (Granada). Septiembre 1931.

«Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. «Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre», piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?

¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: «amor, amor», y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: «¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!». Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: «Cultura». Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz.»

CITAS PARA RECORDAR

“No hay felicidad o infelicidad en este mundo; sólo hay comparación de un estado con otro. Solo un hombre que ha sentido la máxima desesperación es capaz de sentir la máxima felicidad. Es necesario haber deseado morir para saber lo bueno que es vivir”. El conde de Monte Cristo – Alexandre Dumas.

“Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama”. Don Quijote de la Mancha – Miguel de Cervantes

“Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…. del miedo al cambio”. Octavio Paz

“Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, era la edad de la sabiduría, era la edad de la insensatez, era la época de la creencia, era la época de la incredulidad, era la estación de la luz, era la estación de la oscuridad, era la primavera de la esperanza, era el invierno de la desesperación”. Historia de dos Ciudades – Charles Dickens

 “Crearía un perfume que no sólo fuera humano, sino sobrehumano. Un aroma de ángel, tan indescriptiblemente bueno y pletórico de vigor que quien lo oliera quedaría hechizado y no tendría más remedio que amar a la persona que lo llevara, o sea, amarle a él, Grenouille, con todo su corazón”. El perfume – Patrick Süskind

 “Nuestras vidas se definen por las oportunidades, incluso las que perdemos”. El curioso caso de Benjamin Button – F. Scott Fitzgerald.

 “La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado”. Gabriel García Márquez

“Qué maravilloso es que nadie necesita un solo momento antes de comenzar a mejorar el mundo”. El diario de Ana Frank.

“El hombre razonable se adapta al mundo: el hombre no razonable persiste en intentar adaptar el mundo a sí mismo. Por tanto, todo progreso depende del hombre no razonable”. Hombre y superhombre – George Bernad Shaw.

“La muerte destroza al hombre: la idea de la muerte le salva”. Howards End – E. M. Forster.


“Querían hablar, pero no pudieron; había lágrimas en sus ojos. Ambos estaban pálidos y delgados; pero aquellos rostros pálidos estaban iluminados con el amanecer de un nuevo futuro”. Crimen y castigo – Fiódor Dostoyevski.

“La libertad, para realizarse, debe bajar a la tierra y encarnar entre los hombres. No le hacen falta alas sino raíces”. Octavio Paz

“El hombre débil se vuelve fuerte cuando no tiene nada, porque sólo entonces puede sentir la locura de la desesperación”. La compañía blanca – Arthur Conan Doyle

“Mientras el corazón late, mientras el cuerpo y alma siguen juntos, no puedo admitir que cualquier criatura dotada de voluntad tiene necesidad de perder la esperanza en la vida”. Viaje al centro de la tierra – Julio Verne

“El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad”. Gabriel García Márquez

“Llamo a la gente ´rica´ cuando son capaces de satisfacer las necesidades de su imaginación”. El retrato de una dama – Henry James

“Cada libro, cada volumen que ves aquí, tiene un alma. El alma de la persona que lo escribió y de aquellos que lo leyeron, vivieron y soñaron con él. Cada vez que un libro cambia de manos, cada vez que alguien baja sus ojos a las páginas, su espíritu crece y se fortalece”. La Sombra del Viento – Carlos Ruiz Zafón

“El sol es débil cuando se eleva primero, y cobra fuerza y coraje a medida que avanza el día”. Vieja tienda de curiosidades – Charles Dickens

“Algún día, en cualquier parte, en cualquier lugar, indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas”. Pablo Neruda

“Las criaturas del exterior miraban del cerdo al hombre y del hombre al cerdo de nuevo; pero ya era imposible decir cuál era cuál”.

Rebelión en la granja – George Orwell

“Soy lo que has hecho de mí. Toma mis elogios, toma mi culpa, toma todo el éxito, toma el fracaso, en resumen, tómame”. Grandes Esperanzas – Charles Dickens

«Y si nada nos libra de la muerte, al menos que el amor nos salve de la vida”. Los arrancados – Pablo Neruda

“Nada hay en el mundo, ni hombre ni diablo ni cosa alguna, que sea para mí tan sospechoso como el amor, pues éste penetra en el alma más que cualquier otra cosa. Nada hay que ocupe y ate más al corazón que el amor. Por eso, cuando no dispone de armas para gobernarse, el alma se hunde, por el amor, en la más honda de las ruinas”. El Nombre de la Rosa – Umberto Eco

“La alegría causa a veces un efecto extraño; oprime al corazón casi tanto como el dolor”. El Conde de Montecristo – Alejandro Dumas

“De pronto se deslizó por el pasillo, al pasar por mi lado sus sorprendentes pupilas de oro se detuvieron un instante en las mías. Debí morir un poco. No podía respirar y se me detuvo el pulso”. La Casa de los Espíritus – Isabel Allende