UN POEMA DE FRANCESCO PETRARCA

Bendita la dulcísima porfía
de entregarme a ese amor que en mi alma mora,
y el arco y las saetas, de que ahora
las llagas siento abiertas todavía.

Anuncios
FRANCESCO PETRARCA
UN POEMA DE FRANCESCO PETRARCA

UN POEMA DE FRANCESCO PETRARCA

Bendito sea el año, el punto, el día…

Bendito sea el año, el punto, el día,
la estación, el lugar, el mes, la hora
y el país, en el cual su encantadora
mirada encadenóse al alma mía.

Bendita la dulcísima porfía
de entregarme a ese amor que en mi alma mora,
y el arco y las saetas, de que ahora
las llagas siento abiertas todavía.

Benditas las palabras con que canto
el nombre de mi amada; y mi tormento,
mis ansias, mis suspiros y mi llanto.

MÚSICA POR MARCO MARTOS

MÚSICA POR MARCO MARTOS
MÚSICA POR MARCO MARTOS

MÚSICA POR Marco Martos


A lo lejos oigo la música,
el extraño orden de tus dientes
que chocan como copas
cegadas por el perfume de la noche,
enigmas enemigos
que evocan el rumor de los eucaliptos
cantando con el viento
en el centro de la plaza,
cielos azules, látigos de hielo
en las lindes de los cerros,
aguas crueles, remolinos
que trituran el deseo
mientras acaban las tinieblas
en roncas ráfagas de luz
y de olvido.

LA ENTRAÑA DEL LENGUAJE, ESCRIBE MARCO VALERIO PROBO POR MARCO MARTOS

Todo acaba, salvo las palabras que se quedan solas danzando en las estrellas, lejos de los hombres y las mujeres, en sus amores tiernos y sus cóleras sagradas. Nadie las dice y ellas hablan, el universo entero está hecho de palabras

LA ENTRAÑA DEL LENGUAJE ESCRIBE MARCO VALERIO PROBO POR MARCO MARTOS
LA ENTRAÑA DEL LENGUAJE,
ESCRIBE MARCO VALERIO PROBO
POR MARCO MARTOS
¡Balumba de luces! eso son las palabras.
Escribo mis poemas sobre la entraña del lenguaje,
el misterio del vocablo rosa
que no contiene aquello que evoca.
Danzan las palabras solas en el aire,
en los planetas lejanos, en las constelaciones,
lejos de la tierra, y escribo un texto
de significados neutros, zarabanda de lástimas,
quejidos de la aurora, debajo, en los fondos del mar,
se mueven los peces, y el ojo en la superficie
ve fantasmas que pululan y el sol arriba,
como una bola de luz, se hunde
en las cálidas aguas de la noche.
Todo acaba, salvo las palabras
que se quedan solas danzando en las estrellas,
lejos de los hombres y las mujeres,
en sus amores tiernos y sus cóleras sagradas.
Nadie las dice y ellas hablan,
el universo entero está hecho de palabras.
1 EL LENGUAJE, ESCRIBE MARCO VALERIO PROBO por MARCO MARTOS CARRERA

En la tormenta Su Tung-P´o -Su shih- (1036-1101)

Mi botella, vacía;
Ceniza, el fuego. El hombre
Ya no habla: susurra:
¿A quién decir mi canto?

En la tormenta
Su Tung-P´o -Su shih- (1036-1101)

Viejos fantasmas, nuevos.
Zozobra, llanto, nadie.
Envejecido, roto,
Para mí solo canto.
Andrajos de neblina
Cubren la noche, a trechos.
Contra la nieve, el viento.
Mi copa derramada;
Mi botella, vacía;
Ceniza, el fuego. El hombre
Ya no habla: susurra:
¿A quién decir mi canto?

Al Filo De La Hoja Tu Voz Elegante Jilguero Negro POR FANNY JEM WONG

Martillan los fonemas sobre todos los recuerdos
Golpe a golpe curvo filo cortante en celo
– ¡Saca! -¡Mete! – Abriéndome de un solo tajo el pecho
Altera las estructuras de este corazón fiero

001A051FHFE

Al Filo De La Hoja Tu Voz Elegante Jilguero Negro

Monótona las horas transcurren lentas
Envejecen pesadamente los relojes
La habitación se tiñe de crudos humos
Dispersos los pensamientos vagan en la mente

Incorpóreos los sueños tímidos duermen
Un sonido rompe la quietud de la noche
Más solo silencios retuercen los oídos
Una extraña calma anuncia noche de tormenta

Nuevamente un sonido irrumpe, quiebra los sentidos
¡Silencio…silencio! Trotan los cascos de fuego
Mantengo los oídos atentos, pegados al suelo
Majestuosos los corceles corren enfebrecidos

El alma pende de un hilo, al filo de la hoja
Cientos de años de esperas son solo un instante
Sentado en el pescante del carruaje, va el cochero
Silenciosilencio, repentinamente su voz

Todas las fibras de la piel se inflaman
Un músculo absorbe los impactos, late de prisa
El pecho se oprime desesperado, desfallece
Estallido de emociones que ahogan, que duelen

El cuerpo tirita, las palabras se quiebran
Huracán de sensaciones de extremada violencia
Su voz es arcilla líquida quemándome entera
Muero de sed en desvaríos locos sin licencia

Presuroso emisario de ardientes deseos
Revela de una buena vez, todos tus anhelos
No los frenes restallando el duro látigo
Sacúdelo, exorcízalo sobre el cuerpo que te ansía

Martillan los fonemas sobre todos los recuerdos
Golpe a golpe curvo filo cortante en celo
– ¡Saca! -¡Mete! – Abriéndome de un solo tajo el pecho
Altera las estructuras de este corazón fiero

Desde el pescante tienes tu propia visión del mundo
Las riendas de nuestros destinos están fuertemente atadas
No podrás en trote vagabundo condenarme al olvido
Alejarte de mis sendas en actitud indiferente, amado señor

Conozco la pasión dantesca de tus noches de ensueño
No condenes entre dos correas de cuero nuestros encuentros
No te alejes abandonando este amor en el destierro
No tapies en tu boca el fragor de los besos
Ni amortajes la garganta elegante jilguero negro

¡Hoy soy feliz, inmensamente feliz!
Espantando las penas, espantando los llantos
Soy la dueña del carruaje, de las bestias, del cochero
Cabalgando va la reina sobre el látigo de fuego

FANNY JEM WONG
02.05.2006

“Mágicas manos las que dirigen las riendas
de pasiones coloradas
Cabalga cochero sobre la pálida luna”
JEM WONG

(Jemwong)