PIETRO BEMBO A LUCRECIA BORGIA.

Y si a tus manos de marfil le place tocar el arpa o la cítara, resucitan con un arte delicado las notas tebaínas. Si te place evocar las olas vecinas del Po haciendo estremecer la corriente, merced al encanto de tus notas suaves; si te place abandonarte a las danzas y saltar con pie ligero al son de la música ¡oh!, cuanto temo que de darse cuenta por ventura algún dios, no te arranque furtivamente de tu castillo y te lleve, sublimemente, con un vuelo ligero por el aire, para hacer de ti la diosa de un astro nuevo.

 PIETRO BEMBO A LUCRECIA BORGIA.

Pietro Bembo a Lucrecia Borgia.
PIETRO BEMBO A LUCRECIA BORGIA.

“A pesar de la belleza por la que en vano rivalizan contigo la hija de Agenor y Helena de Esparta, secuestrada por el troyano Paris, sabes consagrarte a los estudios y a las artes delicadas y no dejas que tu genio quede ahogado por el esplendor de tu belleza. Si declamas versos en lengua vulgar, semejas una muchacha nacida en Italia. Si tomas la pluma, escribes versos y poemas que son versos y poemas dignos de las musas. Y si a tus manos de marfil le place tocar el arpa o la cítara, resucitan con un arte delicado las notas tebaínas. Si te place evocar las olas vecinas del Po haciendo estremecer la corriente, merced al encanto de tus notas suaves; si te place abandonarte a las danzas y saltar con pie ligero al son de la música ¡oh!, cuanto temo que de darse cuenta por ventura algún dios, no te arranque furtivamente de tu castillo y te lleve, sublimemente, con un vuelo ligero por el aire, para hacer de ti la diosa de un astro nuevo.”

AUTOR : PIETRO BEMBO SIGLO XVI

Un soneto de Dante Alighieri Tanto gentile

Y en sus labios, cual signo de ventura,
vagar parece un rizo de dulzura
que el alma va diciéndole: ¡Suspira!

Versión de: Carlos López Narváez


Un soneto de Dante Alighieri
 Tanto gentile
Un soneto de Dante Alighieri
Tanto gentile

Un soneto de Dante Alighieri
Tanto gentile.

Tanto es gentil el porte de mi amada,
tanto digna de amor cuando saluda,
que toda lengua permanece muda
y a todos avasalla su mirada.

Rauda se aleja oyéndose ensalzada
-humildad que la viste y que la escuda-,
y es a la tierra cual celeste ayuda
en humano prodigio transformada.

Tanto embeleso el contemplarla inspira,
que al corazón embriaga de ternura:
lo siente y lo comprende quien la mira.

Y en sus labios, cual signo de ventura,
vagar parece un rizo de dulzura
que el alma va diciéndole: ¡Suspira!

Versión de: Carlos López Narváez

ENDRE ADY EL PIANO NEGRO

ENDRE ADY -EL PIANO NEGRO
ENDRE ADY
EL PIANO NEGRO

ENDRE ADY
EL PIANO NEGRO

Zumba alunado, gime, relincha.
Escape quien no tenga vino.
Este es el piano negro.
Ciego maestro lo estruja y agita.
Esta es la melodía de la vida.
Este es el piano negro.
El zumbido de la cabeza, mis lágrimas de luto,
mis deseos agitándose en fiesta de difuntos,
todo esto, todo, es el piano negro.
A su compás se derrama la linfa
de mi zigzagueante corazón de vino.
Este es el piano negro.

Sangre y oro
Suenan en mi oído del mismo modo
goce jadea, pena boquea,
oro chirría, sangre chorrea.
Entiendo y digo que es Todo
y todo lo demás ni modo:
sangre y oro, sangre y oro.
Todo muere, pasa todo,
gloria, canto, lucro, logro.
Perduran solo sangre y oro.
Pueblos perecen, renacen a poco.
Santo el valiente quien siga mi modo
y siempre profese sangre y oro.

EL BIOMBO DE LACA DE LI SHAGYIN

El biombo de laca retrata como nunca antes.
El invierno termina.
Las cortas noches de primavera son peligrosas;
Estúpida, se ha casado con un oficial
Que lleva sobre el pecho la insignia de la tortuga dorada.
A él no le atrae el perfume de su lecho:
Se levanta temprano y va a la corte para conceder audiencias.

EL BIOMBO DE LACA DE LI SHAGYIN

EL BIOMBO DE LACA
El biombo de laca retrata como nunca antes.
El invierno termina.
Las cortas noches de primavera son peligrosas;
Estúpida, se ha casado con un oficial
Que lleva sobre el pecho la insignia de la tortuga dorada.
A él no le atrae el perfume de su lecho:
Se levanta temprano y va a la corte para conceder audiencias.
LI SHAGYIN
Publicado por FANNY JEM WONG

MI HOMBRE ESTÁ EN SERVICIO DEL LIBRO DE LOS CANTOS

Los días y los meses pasan.
Oh, ¿Cuándo volverá a casa?
Las gallinas han vuelto a sus pértigas,
Otro día ha pasado.
Las ovejas y las vacas están en el corral,
Pero mi hombre está en el ejército,
Sediento, quizás, con hambre.
-LIBRO DE LOS CANTOS.

MI HOMBRE ESTÁ EN SERVICIO DEL LIBRO DE LOS CANTOS

 

MI HOMBRE ESTÁ EN SERVICIO

Mi hombre está en servicio
Por cuanto tiempo, nadie sabe.
Oh, ¿Cuándo volverá?
Las gallinas ya duermen,
Otro día se ha ido.
Bajando la colina viene el ganado,
Pero mi hombre está en servicio
¿Cómo puedo olvidarlo?
Mi hombre está en el ejército,
Los días y los meses pasan.
Oh, ¿Cuándo volverá a casa?
Las gallinas han vuelto a sus pértigas,
Otro día ha pasado.
Las ovejas y las vacas están en el corral,
Pero mi hombre está en el ejército,
Sediento, quizás, con hambre.
-LIBRO DE LOS CANTOS.

Publicado por FANNY JEM WONG

SI DIOS FUERA MUJER DE MARIO BENEDETTI

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

SI DIOS FUERA MUJER DE MARIO BENEDETTI


¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

Poemas de Mario Benedetti

Mario H. Russo – “Secreto”

Autor y Declamador: Mario H. Russo

Originario de Navojoa Sonora 02 de enero de 1951, radicado en Hermosillo,Sonora, estudios Licenciatura En Derecho, Facultad De Derecho En Ciencias Sociales en la Universidad de Sonora, declamador y poeta

Mario H. Russo – “Secreto”

Autor y Declamador: Mario H. Russo

Originario de Navojoa Sonora 02 de enero de 1951, radicado en Hermosillo,Sonora, estudios Licenciatura En Derecho, Facultad De Derecho En Ciencias Sociales en la Universidad de Sonora, declamador y poeta

Mario H. Russo recitándo “La Novia de la Oscuridad” de Fanny Jem Wong

Más allá de los corredores de lava,
de los árboles llorones.
del anhelo de la piel,
de los parlados de mirlos,
de las nubes de vergüenza.
Más allá de las tormentas de azufre,
de la lujuria enceguecida.
Más allá de las hojarascas del camino
Más allá del bien, del mal,
de ti de mi

Estás tú… Siempre tú.

Mario H. Russo recitándo “La Novia de la Oscuridad” de Fanny Jem Wong

LA NOVIA DE LA OSCURIDAD
Más allá del bien, del mal,
de las garras del tiempo.
Más allá de los sueños,
de los prismas de dolor,
de las esferas de olvido.
Más allá de las pieles lozanas,
de la agonía de mis muertes,
de los mares de llanto,
de las lunas encendidas
Estás tú Siempre tú.

Más allá de las altas colinas,
de las coronas de cristal,
de los cuerpos sudorosos,
de las hojas amarillas.
Más allá de aterradores rostros,
de las leyes del universo,
de la obtusa materia.
Más allá de los espirales de fuego,
de los bravos ladridos del tiempo
Estás tú… Siempre tú.

Más allá de las heridas perversas,
de los apagados recuerdos,
de la ira fondeada en el infierno,
de las verdes gramas,
de las almohadas húmedas.
Más allá de los tigres de fuego,
de las sábanas de espuma.
Más allá de la linfa derramada,
de las cenizas de la tierra
Estás tú… Siempre tú

Más allá de los corredores de lava,
de los árboles llorones.
del anhelo de la piel,
de los parlados de mirlos,
de las nubes de vergüenza.
Más allá de las tormentas de azufre,
de la lujuria enceguecida.
Más allá de las hojarascas del camino
Más allá del bien, del mal,
de ti de mi

Estás tú… Siempre tú.

FANNY JEM WONG

“La Novia de la Oscuridad” de Fanny Jem Wong

LA GATA ESMERALDA POR FANNY JEM WONG.

Ojos dorados
dejo
el entusiasmo
con vestido de pieles
y plumas turquesas
la gata esmeralda
lloraba sonrisas
y el tesoro
escondido de
su ratoncito amado
diciendo

Girode, Girode…. Cuantoooo
¡Te quierooooooooooo!

LA GATA ESMERALDA

Colgaba
del techo
Minina
jugaba
distraída
con boca
de rubí
roja
rojita
carmesí
encendida.

Traviesa trapecista
toda una artista
pestañeaba
un abanico
a un ratón
pequeñito
al que pensaba
con amor.

Lindo listón rosa
adornaba
el día escarlata
y en la pata
un anillo
azul de plata.

Minina
traviesa
aviesa
adoraba
al esposo
juguetón
barrigón
cabeza de latón

El ratón
reverente
salió al frente
en la travesía
trajo dos bebitas
y la gata
solita
se inflo
como elefante
cargándolas
en un baúl
gigante.

Marco
escondido
debajo del aire
feliz
laburante
tierno
y galante
dejo sus sueños
y dos muñequitas
fantásticas
de mil universos

En un cofre
de cedro rojo
guardo la minina
al ratoncito amante
acompañado
de su amigo
el elefante.

Ojos dorados
dejo
el entusiasmo
con vestido de pieles
y plumas turquesas
la gata esmeralda
lloraba sonrisas
y el tesoro
escondido de
su ratoncito amado
diciendo

Girode, Girode…. Cuantoooo
¡Te quierooooooooooo!

Jem Wong
15-06-05
Reeditado 2010

POEMAS DESDE EL SUBSUELO: Signos de amor de espaldas al mar

Aun no ha nacido el amor en su pausa de playa
Acorralado de luciérnagas observa pasar la tormenta
entre gritos mutilados de relojes y de ruedas.

El agua vuelve a ser virgen, la noche vuelve a ser casta.


POEMAS DESDE EL SUBSUELO: Signos de amor de espaldas al mar

Aun no ha nacido el amor en su pausa de playa.
pero su llanto atraviesa las ventanas del aire,
y se mezcla entre los rayos del sol.
Aun yace pegado a su placenta,
pero su cuerpo sucio de sangre
se lava con la lágrima del tiempo no surgido.
Aun no ha llegado la hora en que la brisa
seque sus cantaros vacíos en medio de la tarde prometida
sin embargo es mas veloz que la sombra del águila,
mas notorio que la luz de los espejos,
mas augusto que las huestes supremas del caudillo.

Y mueve el mar como envuelto en un chaleco de fuerzas,
queriendo explorar la osadía de la dicha venidera.-

Pero todos corren, nadie lo mira, nadie lo toca,
huyen de espaldas al faro en busca de sus signos.
Creen que sus pupilas son los ojos de la historia,
que sus aleteos convictos son horizontes de pájaros,
que en la luna amanecen las nimiedades de sus huellas.

Huyen distraídos en medio de la bruma
Sin advertir la desesperación rutinaria de sus pasos

Se cuelgan de una almeja, de un Chandon
o de un guiso de lentejas.
Devoran tiempo y precipicio en autobuses de dos pisos
o automóviles importados con energía nuclear.

Ya no hay horas disponibles para decir te quiero
Ni limpiar los mocos de los niños
o las heridas intangibles de las almas.-

Aun no ha nacido el amor en su pausa de playa
Acorralado de luciérnagas observa pasar la tormenta
entre gritos mutilados de relojes y de ruedas.

El agua vuelve a ser virgen, la noche vuelve a ser casta.

El mar espera con su vientre de espumas,
para parir el sereno esplendor de la paz que esquivan,
los hombres que corren entre sus páginas blancas
esquivando anatemas de sollozos y conjuros.

Mientras tanto, mujer mía,
es el momento de excavar en tu cuerpo
De extraer de tus labios el polen de la aurora,
cerrando con candados las ventanas del cuarto
para que nada perturbe tu gemido de ángel.

WALTER FAILA