MÚSICA POR MARCO MARTOS

A lo lejos oigo la música,
el extraño orden de tus dientes
que chocan como copas
cegadas por el perfume de la noche,
enigmas enemigos
que evocan el rumor de los eucaliptos
cantando con el viento
en el centro de la plaza,
cielos azules, látigos de hielo
en las lindes de los cerros,
aguas crueles, remolinos
que trituran el deseo
mientras acaban las tinieblas
en roncas ráfagas de luz
y de olvido.

MÚSICA POR MARCO MARTOS
MÚSICA POR MARCO MARTOS

MÚSICA POR Marco Martos

A lo lejos oigo la música,
el extraño orden de tus dientes
que chocan como copas
cegadas por el perfume de la noche,
enigmas enemigos
que evocan el rumor de los eucaliptos
cantando con el viento
en el centro de la plaza,
cielos azules, látigos de hielo
en las lindes de los cerros,
aguas crueles, remolinos
que trituran el deseo
mientras acaban las tinieblas
en roncas ráfagas de luz
y de olvido.

En la tormenta Su Tung-P´o -Su shih- (1036-1101)

Mi botella, vacía;
Ceniza, el fuego. El hombre
Ya no habla: susurra:
¿A quién decir mi canto?

En la tormenta
Su Tung-P´o -Su shih- (1036-1101)

Viejos fantasmas, nuevos.
Zozobra, llanto, nadie.
Envejecido, roto,
Para mí solo canto.
Andrajos de neblina
Cubren la noche, a trechos.
Contra la nieve, el viento.
Mi copa derramada;
Mi botella, vacía;
Ceniza, el fuego. El hombre
Ya no habla: susurra:
¿A quién decir mi canto?

TÚ POR FANNY JEM WONG.

Tú, llanto de impalpable deseo,
lengua de dragón en la hoguera,
éter que libabas mis pechos
contrayéndome las entrañas .

Tú, palabra refinada en mi oído
pasión incendiaria del sentido,
dueño nocturno que me quema,
la porcelana agitada y desnuda
Ya no te creo nada… Ya no seré de ti.

Tú, fuiste amor azul montaña,
sonrisa del latido del mar,
caña dulce de la nostalgia,
el eco del rumor de claras aguas.

Tú, canción de amor en mis oídos.
Flor perfumando la habitación,
cientos de poesías no escritas,
tatuaje, lluvia, verdor de mi alma.

Tú, dueño de mi cósmica historia,
alas libres e imperturbables,
aguas nocturnales bañándome.
Clavel y Rosa humedecidos de deseo.

Tú, sonrisa del salmo sagrado,
corteza que cura las heridas,
aroma de mirra en flor,
sin mezquindad, ni egoísmo.

Tú, la piedra pulida
en que se escribió nuestro amor
Amorfo vivirás en mi memoria
Una escalera de pasos sin eco
Una sala que llenaba silencios

Tú, llanto de impalpable deseo,
lengua de dragón en la hoguera,
éter que libabas mis pechos
contrayéndome las entrañas .

Tú, palabra refinada en mi oído
pasión incendiaria del sentido,
dueño nocturno que me quema,
la porcelana agitada y desnuda
Ya no te creo nada… Ya no seré de ti.

Jem Wong
05-06-05

(Jemwong)

MI AMIGO WALTER FAILA ESCRIBIÓ: Para Vivir

MI AMIGO WALTER FAILA ESCRIBIÓ: Para Vivir

MI AMIGO WALTER FAILA ESCRIBIÓ: Para Vivir

Para escapar de mi,
no tengo otro argumento,
que caminar por las líneas de tus labios
y naufragar en los contornos de tu cuerpo.

Para crecer en los espacios de la vida,
necesito nacer entre tus pechos,
y surgir como un niño caprichoso
jugando en el jardín de tus helechos.

Para sentir que existo
no tengo otro elemento,
que penetrar en los ombligos de tu alma
con mi corazón húmedo y sediento.

Levantar con mis brisas a tu faldas,
y llegar extenuado a tus espaldas
con la rauda tesitura de mis vientos.

Escuchar como silbido en las ventanas
la fineza de un suspiro satisfecho,
y observarte acurrucada como niña
en la cuna de tu nuevo nacimiento.

Para saber que amo,
no preciso mas que mi lamento,
por no tenerte a cada instante
presa de mi almohada y de mi lecho,
por saber que a la distancia necesaria,
no la acorta el extrañarte entre mis versos,
por ser consciente que las leyes
las pusieron mis actos… y tus miedos.-

WALTER FAILA
ARGENTINA