UN POEMA DE FRANCESCO PETRARCA

Bendita la dulcísima porfía
de entregarme a ese amor que en mi alma mora,
y el arco y las saetas, de que ahora
las llagas siento abiertas todavía.

FRANCESCO PETRARCA
UN POEMA DE FRANCESCO PETRARCA

UN POEMA DE FRANCESCO PETRARCA

Bendito sea el año, el punto, el día…

Bendito sea el año, el punto, el día,
la estación, el lugar, el mes, la hora
y el país, en el cual su encantadora
mirada encadenóse al alma mía.

Bendita la dulcísima porfía
de entregarme a ese amor que en mi alma mora,
y el arco y las saetas, de que ahora
las llagas siento abiertas todavía.

Benditas las palabras con que canto
el nombre de mi amada; y mi tormento,
mis ansias, mis suspiros y mi llanto.

Un soneto de Dante Alighieri Tanto gentile

Y en sus labios, cual signo de ventura,
vagar parece un rizo de dulzura
que el alma va diciéndole: ¡Suspira!

Versión de: Carlos López Narváez


Un soneto de Dante Alighieri
 Tanto gentile
Un soneto de Dante Alighieri
Tanto gentile

Un soneto de Dante Alighieri
Tanto gentile.

Tanto es gentil el porte de mi amada,
tanto digna de amor cuando saluda,
que toda lengua permanece muda
y a todos avasalla su mirada.

Rauda se aleja oyéndose ensalzada
-humildad que la viste y que la escuda-,
y es a la tierra cual celeste ayuda
en humano prodigio transformada.

Tanto embeleso el contemplarla inspira,
que al corazón embriaga de ternura:
lo siente y lo comprende quien la mira.

Y en sus labios, cual signo de ventura,
vagar parece un rizo de dulzura
que el alma va diciéndole: ¡Suspira!

Versión de: Carlos López Narváez

BROTARON DE SUS MANOS POR FANNY JEM WONG

De sus manos brotaron primaveras,
encendiéndome tiernamente el pensamiento,
con el susurro de su voz hecha mañana.

FANNY JEM WONG
FANNY JEM WONG

BROTARON DE SUS MANOS

De sus manos brotaron primaveras,

encendiéndome tiernamente el pensamiento,

con el susurro de su voz hecha mañana.

Y solté los cabellos húmedos al viento

para incrustar sobre su pecho

mi   broche de jade y rubíes.

Quizás pueda decir algún día,

que mis ramas florecieron 

en un espacio de su corazón.

FANNY JEM WONG

23-02-2017

TE DESNUDAS IGUAL Y OTROS POEMA DE JAIME SABINES

 TE DESNUDAS IGUAL POR JAIME SABINES

TE DESNUDAS IGUAL POR JAIME SABINES

Te desnudas igual que si estuvieras sola
y de pronto descubres que estás conmigo.
¡Cómo te quiero entonces
entre las sábanas y el frío!

Te pones a flirtearme como a un desconocido
y yo te hago la corte ceremonioso y tibio.
Pienso que soy tu esposo
y que me engañas conmigo.

¡Y como nos queremos entonces en la risa
de hallarnos solos en el amor prohibido!
(Después, cuando pasó, te tengo miedo
y siento un escalofrío.)

ME DUELES POR JAIME SABINES

Mansamente, insoportablemente, me dueles.
Toma mi cabeza. Córtame el cuello.
Nada queda de mí después de este amor.

Entre los escombros de mi alma, búscame,
escúchame.
En algún sitio, mi voz sobreviviente, llama,
pide tu asombro, tu iluminado silencio.

Atravesando muros, atmósferas, edades,
tu rostro (tu rostro que parece que fuera cierto)
viene desde la muerte, desde antes
del primer día que despertara al mundo.

¡Qué claridad de rostro, qué ternura
de luz ensimismada,
qué dibujo de miel sobre hojas de agua!

Amo tus ojos, amo, amo tus ojos.
Soy como el hijo de tus ojos,
como una gota de tus ojos soy.
Levántame. De entre tus pies levántame, recógeme,
del suelo, de la sombra que pisas,
del rincón de tu cuarto que nunca ves en sueños.
Levántame. Porque he caído de tus manos
y quiero vivir, vivir, vivir.

Acuérdate de Mí por George Gordon Byron, sexto Lord Byron.

Oye mi última voz. No es un delito
rogar por los que fueron. Yo jamás
te pedí nada: al expirar te exijo
que sobre mi tumba nunca derrames tus lágrimas.

Acuérdate de Mí por George Gordon Byron, sexto Lord Byron.

Acuérdate de Mí.
George Gordon Byron, sexto Lord Byron.

 

Llora en silencio mi alma solitaria,
excepto cuando esté mi corazón
unido al tuyo en celestial alianza
de mutuo suspirar y mutuo amor.

Es la llama de mi alma cual aurora,
brillando en el recinto sepulcral:
casi extinta, invisible, pero eterna…
ni la muerte la puede mancillar.

¡Acuérdate de mí!… Cerca a mi tumba
no pases, no, sin regalarme tu plegaria;
para mi alma no habrá mayor tortura
que el saber que has olvidado mi dolor.

Oye mi última voz. No es un delito
rogar por los que fueron. Yo jamás
te pedí nada: al expirar te exijo
que sobre mi tumba nunca derrames tus lágrimas.




DAME AMOR POR FANNY JEM WONG.

Dame amor una caricia que a mi alma anude
que sea ancora de fe inagotable
futuro cierto que mi corazón desnude.
Y clava profundo en mi pecho tu prosa
para que esta rosa ría otra vez por ti primorosa.

DAME AMOR

Dame amor una mano tierna para aferrarme,
Y una palabra que alivie mi corazón esta tarde
En procesión de caricias excitantes
¡Ven! ¡Ámame!
De tus sonoros besos de varón haz alarde.

Envíame una palabra que dure eternamente
que te asegure titán fogoso , ser único y divino
y te señalaré un dulce y primoroso camino
que sea voz de aliento cada día, cada instante

Dame amor una caricia que a mi alma anude
que sea ancora de fe inagotable
futuro cierto que mi corazón desnude.
Y clava profundo en mi pecho tu prosa
para que esta rosa ría otra vez por ti primorosa.

Fanny Jem Wong
22-07-05

EL ARQUITECTO DE MI CASA POR FANNY JEM WONG.

Entre tus muros se cocina el pan caliente.
La casa vibra en los cantos de los niños,
meces la cuna tibia entre tus fuertes brazos
y en tus arcos protección de frío y niebla.

Querido regresa pronto, no dejes de venir
son indispensables tus vigas, tus columnas,
las seguras sienes protectoras de la lluvia,
tu sonrisa de sol caliente, calor sin condición
Abraza y sirve la mesa con tu ciencia amorosa
que es el celeste sueño que gira y noble espera.

EL ARQUITECTO DE MI CASA

Tú imagen blanca, mística, llena de Amor
Cautiva las garras de mi tierna memoria
el pueblo sosegado de tu mirada amadora,
atrapa mi pálida y leve estructura oriental.

Reflejada en tus verdes ojos encantados
espejos de mis pelambres amarillos
ronroneando entre tus poderosos muslos,
almohadas en que me acurrucas
cobijando este corazón de locas fantasías.

Tú imagen de amor; siembra en mi memoria
la estructura cálida de tus manos sosegadas.
Refleja en tu rostro mi imagen, simplemente
como un lago de agua tibia y entrañable.

Entre tus muslos de varón entusiasmado
ociosamente me abandono entretenida
tejes, cobijas mi corazón en piel lustrada
con amor Alta Torre de ágatas incrustadas.

Entre tus muros se cocina el pan caliente.
La casa vibra en los cantos de los niños,
meces la cuna tibia entre tus fuertes brazos
y en tus arcos protección de frío y niebla.

Querido regresa pronto, no dejes de venir
son indispensables tus vigas, tus columnas,
las seguras sienes protectoras de la lluvia,
tu sonrisa de sol caliente, calor sin condición
Abraza y sirve la mesa con tu ciencia amorosa
que es el celeste sueño que gira y noble espera.

Para mi esposo por amarme tal y como soy

Jem Wong.
24-05-05