NUESTRA SEÑORA DE PARIS

EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (1) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (2) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (3) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (4) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (5) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (6) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (7) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (8) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (9) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (10) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (11) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (12) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (13) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (14) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (15) EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (16)

Anuncios

PLENITUD POR VICTOR HUGO

Ya que he visto caer en las ondas de mi vida
un pétalo de rosa arrancado a tus días,
puedo decir ahora a los veloces años:
¡Pasad! ¡Seguid pasando! ¡Yo no envejeceré más!
Idos todos con todas nuestras flores marchitas,
tengo en mi álbum una flor que nadie puede cortar.
vuestras alas, al rozarlo, no podrán derramar
el vaso en que ahora bebo y que tengo bien lleno.
Mi alma tiene más fuego que vosotros ceniza.
Mi corazón tiene más amor que vosotros olvido.

Versión de L. S.

PLENITUD POR VICTOR HUGO

PLENITUD
Victor HugoPuesto que apliqué mis labios a tu copa llena aún,
y puse entre tus manos mi pálida frente;
puesto que alguna vez pude respirar el dulce aliento
de tu alma, perfume escondido en la sombra.
Puesto que me fue concedido escuchar de ti
las palabras en que se derrama el corazón misterioso;
ya que he visto llorar, ya que he visto sonreír,
tu boca sobre mi boca, tus ojos en mis ojos.
Ya que he visto brillar sobre mi cabeza ilusionada
un rayo de tu estrella, ¡ay!, siempre velada.
Ya que he visto caer en las ondas de mi vida
un pétalo de rosa arrancado a tus días,
puedo decir ahora a los veloces años:
¡Pasad! ¡Seguid pasando! ¡Yo no envejeceré más!
Idos todos con todas nuestras flores marchitas,
tengo en mi álbum una flor que nadie puede cortar.
vuestras alas, al rozarlo, no podrán derramar
el vaso en que ahora bebo y que tengo bien lleno.
Mi alma tiene más fuego que vosotros ceniza.
Mi corazón tiene más amor que vosotros olvido.Versión de L. S.

 

Corazón De León POR FANNY JEM WONG

Atrapar el dolor
Hasta quizás lograr extinguirlo
Anular la totalidad de sus causas
Mediatas e inmediatas
Aceptar que nunca logré
Conocer del todo sus vacíos
Comprender que lo que fue eterno azul
Huyo de las manos como arena
Conocer la impotencia del simple hecho
De hoy contemplaros
Dominar la necedad
Y la debilidad de mis estados
Renunciar al dolor magistral
De sus eternos y reales misterios

mira_a_las_estrellas


Corazón De León

Sé bien amor lo que hace el dolor,
La ausencia y la espera
Cerrar los ojos
Como tantas otras veces
Morder fuerte el cinto
Que olvidaste sobre la mesa
Lograr elevarme por sobre él
E inmunizarme
Atraparlo todo
Hasta quizás lograr extinguirlo
Convencerte que del amor y del dolor,
Nadie sabe más
Demostrar que a pesar de todo
Tengo corazón de león

No puedo juzgar
Los cantos que he escrito
Ni descifrar los silencios
Que gritaron mis verdades
Ni los sueños idos,
Ni el reloj que marco las húmedas horas
Ni la enmudecida lengua
Hoy desconocida e indescifrable
Ni la universalidad
De sus ausencias fantasmales
Ni la inutilidad profunda
De las emociones en agónicas letras
Ni las oscilaciones que vistieron nuestros días,
Lanzándonos de nosotros

Atrapar el dolor
Hasta quizás lograr extinguirlo
Anular la totalidad de sus causas
Mediatas e inmediatas
Aceptar que nunca logré
Conocer del todo sus vacíos
Comprender que lo que fue eterno azul
Huyo de las manos como arena
Conocer la impotencia del simple hecho
De hoy contemplaros
Dominar la necedad
Y la debilidad de mis estados
Renunciar al dolor magistral
De sus eternos y reales misterios

Atrapar el dolor
Hasta quizás lograr extinguirlo
Demostrarte y confirmarme
Que a pesar de todo
Tengo corazón de león

FANNY JEM WONG
07.12.2006
08.12.2006

“El infierno está todo en esta palabra: SOLEDAD”.
Hugo, Víctor Marie (1802-1885)


Viejas Murallas POR FANNY JEM WONG

Es tu voz goce perturbador, afilada daga que dulce acaricia
En la embriaguez del deseo, el pensamiento tórnaseme impuro
No pretendo amor fortuna, mucho menos votos insatisfechos
Ha caído demasiada roja lluvia antes de que el azul sol sonría

0c88dc6ddb2eb6b428f16e8642d19d7c

Viejas Murallas

Extensa será la vida que le otorgue a estos cantos
En las memorias de los siglos, eterno para ti mi abrazo
No existirán lamentaciones ante los tiempos perdidos
Ni bordados en el pensamiento renacerán extraños demonios

Es tu voz goce perturbador, afilada daga que dulce acaricia
En la embriaguez del deseo, el pensamiento tórnaseme impuro
No pretendo amor fortuna, mucho menos votos insatisfechos
Ha caído demasiada roja lluvia antes de que el azul sol sonría

Para quien se curtió en el dolor de la más cruel indiferencia
Y doblo tantas veces las rodillas, un instante de robada alegría
Estremece de palmo a palmo el núcleo de toda su existencia
Vivir de momentos fue el privilegio de amar voluntariamente elegido

No deseo fantasías que indigesten las entrañas de monotonía
Ni sueños dorados sobre las viejas murallas tantas veces recorridas
Ni oraciones extrañas que exorcicen mi piel de naranja desnuda
Ni lúcidos y sabios pensamientos que me acerquen a la cordura

Ni la falsa ilusión de un amor extremadamente perfecto
Ni un poema piadoso que cure viejas y purulentas heridas
Ni el reflejo en el espejo del valioso jarrón de oro y jade
Cien minutos bastan para despertar a quien entre nardos secos
Besa y muerde complacida a la muerte sobre las viejas murallas

FANNY JEM WONG
15.03.07

Todo y nada esta escrito
8.43 AM
JEM

(Jemwong)

La suprema felicidad de la vida es saber que eres amado por ti mismo o,
más exactamente, a pesar de ti mismo.

Víctor Hugo
1802-1885
Novelista francés.


EL ALMA DEL ARPA POR FANNY JEM WONG

Arpa de oro, fúndete entre las flamas
navega entre las nubes del infierno
suena fuerte, envuélvelo en humo hasta
que tus cuerdas de celos, revienten.
Haz sonar tus gemidos, en ágil concierto
del celo de una hambrienta loba herida
y en el vaso ceremonial del desesperado
él absorba la última gota de tus fluidos
relamiendo el amor entre tus cuerdas
que alzan sus notas floridas al viento.

amantes656856


EL ALMA DEL ARPA

I

Llora el arpa dorada y ardiente
las melodías de hondas tristezas.
Los lamentos de la pobre alma
detrás de un espejo quemado.
La carga en sus notas grises
de todo el dolor del misterio,
una falsa tentativa de alejarse
de las sombras y de los llantos,
de las alas grises de la muerte
que la acarician ya sin límites.

II

Desbarata los paisajes insípidos
que sus tensas cuerdas ahora
dibujan en sus oníricas nubes
llorando arpa dorada, truena fuerte
que él está dormido y no escucha,
no siente, no se inmuta, no nada.
en la constelación, vibraciones
angustiosas y frías de la muerte.
toca hoy toda tu fúnebre música
entre fuegos y ritos milenarios.

III

¿Que te quema y qué te arrastra?
Es un solo de notas quebrantadas
comparte con él ausencia y la nada
llorando arpa de ensueño y de hadas
todo el canto hecho hiel fermentada.
Gime arpa lenta, suena pesada
los mares muertos de su olvido.
Haz que de tus cuerdas escapen
el crepitar de tus hilos muertos
y de todas tus notas adoloridas.

IV

Sujétate esta noche fría en hebras
sobre su cadera, sin inocencia.
Apóyate al hombro muy suavemente,
con pulsaciones que te exijan
poner en él tu sueño, tu ansía consagrada.
Que cada cuerda sea apagada
antes de excitarte en la siguiente.
crea entre sus manos el poema
y suene él entre agudos y graves.
regálale las notas del amor que nace.

V

Que sus uñas ágiles saquen de ti
la belleza de tu voz y de tu timbre.
En ríos de melodía líquida y alba
muere coagulada, ahí desgárrate.
Rompe el silencio del que yace
entre las sabanas como dormido.
llora en la melodía del arpa de oro
todas las piezas de sus espejos
que idos formaron los caídos sueños
en los campos de los vencidos.

VI

Desnuda las notas hoy patéticas,
ofrécele los acordes a tu amado
el mejor de todos los conciertos
haz que tu vibrar mueva las hojas
entre los escombros de su cuerpo.
Adormécele las aguas, la tierra,
el polvo, las rocas y el viento.
Llorando en el firmamento esta noche
la armonía de todos tus versos
en ausencia de su cuerpo ardiente.

VII

Seca las fuentes de miel naciente
los vientos de los mares, las olas
con poderosa furia de espuma roja
que todas las ciudades de la muerte
y sus fantasmas ¡despierten ahora!
como en un principio las nubes alzadas
reinen solas y grises en las tinieblas.
Sumérgete en onírico mundo pasmado
inhóspito , frío, sin los colores de la vida
sin amor esperando el camino de nada.

VIII

Llora arpa mutilada por arte de Apolo,
que el firmamento sea un lienzo oscuro
en donde se esconda la risa que fornica
en las estrellas y las orgías de la luna.
Vibra sonora para que tu amado sienta
como tú lo incitas al amor, quebrándole
de placer hasta el último de sus huesos
Apodérate de su desnudo y dulce cetro
el concierto de las verdades ignoradas
flagrante canto de amor que ensordece.

IX

El sonido de un corazón grita herido
la etérea melodía de un arpa de amor
que se encuentra entre las roja llama
en la tristeza de un fugaz romance
que corto asesino sus alas doradas.
Vibra fuerte en la eternidad del tiempo
desgasta las aguas que lloran los montes
en torrentes de sangre hasta sus faldas
Que el amante dormido sienta su fuerza
y sepa que vives preñada de tristezas.

X

Arpa de oro, fúndete entre las flamas
navega entre las nubes del infierno
suena fuerte, envuélvelo en humo hasta
que tus cuerdas de celos, revienten.
Haz sonar tus gemidos, en ágil concierto
del celo de una hambrienta loba herida
y en el vaso ceremonial del desesperado
él absorba la última gota de tus fluidos
relamiendo el amor entre tus cuerdas
que alzan sus notas floridas al viento.

XI

Suena arpa de los ensueños celestes
rompe los silencios detrás del espejo
quémalo, y él se despierte sabiéndolo
como rey y dueño de todos tus sueños.
¿Que te condena a vivir entre muertos?
Un sótano de ilusión que se desgasta
en el tiempo, en el jardín, en la pradera,
en las cuevas y las heladas montañas.
Atravesando la penumbra de las sombras
se recueste en las avenidas quebradas.

XII

Con voz furiosa lanza sostenidas notas
consúmala con un fuego que le abrase
demuéstrale tu poderío, toda tu realeza
sublévate a su terrible e ingrato olvido.
Revienta las lunas rojas y el viejo espejo
que todas sus riveras se viertan sobre ti
Arpa transmutada en carne y hueso hueco
ahógate en el etéreo teatro de delirios
con los llantos absurdos echa tu sangre
para que se escuchen ágiles los sonidos.
Por el camino de los años que ya nacen
y muere insaciable amándolo en sueños.

JEM WONG
05.02.2005

El alma tiene ilusiones, como el pájaro alas.
Eso es lo que la sostiene.
Victor Hugo (1802-1885)

(Jemwong)

MAJESTUOSO CARRUAJE POR JEM WONG

“Lo inaccesible junto a lo impenetrable unido a lo inexplicable,
Lo inexplicable a par de lo inconmensurable; esto es el cielo”
Victor Hugo

JEM WONG FOTOS  10-07-2009 050

“Lo inaccesible junto a lo impenetrable unido a lo inexplicable,
Lo inexplicable a par de lo inconmensurable; esto es el cielo”
Victor Hugo

MAJESTUOSO CARRUAJE

Nubarrones efímeros, agobiantes y efervescentes silencios
Carruaje revolcado en pendiente por mil bestias heridas
El reloj astronómico balancea furioso los extremos
Un final y un comienzo encuentran su centro en un pañuelo

El legado es la antitesis de palabra que jamás fue escrita
Silencios ensordecedores, la nada grita, la cosa se expande
Una lagrima de sangre tumbada sobre un cristal, sonríe
Cuando misteriosa la casa situada en la cumbre contrasta con el universo

Falsa es la simetría que distorsiona ventanales y puertas
Caen los techos, se abren los pisos, las luces oscilan, se apagan
Y en el pensamiento se añaden retratos de vacíos sobre los espejos rotos
Por las escaleras corren espesas las breas negras sin sentido

Y en los bordes de la cornisa canta un mutilado cuervo
Aplastante fuerza no destruyas el hogar ancestral
Hablar hoy no es lo justo, la historia estaba cantada
La dignidad de las palabras no se perderá entre vacíos

El pensamiento no fue lúcido las señales eran claras
Las advertencias no fueron escuchadas, ni vistas las luces rojas
El discurso no es posible ante una muerte siempre anunciada
Llovieron pestes horrendas de los cielos, no teníamos paraguas

Él que se atreve a actuar deberá ser responsable de sus acciones
Yo, lo fui, asumí errores, enfrenté el dolor y gané fortaleza
Llevó tiempo superar el legado de angustias y miedos, es cierto
Hablar de las miserias de la historia es un absurdo

Jamás un elefante disfrutaría de un concierto de violines
Necio fue el amoroso proyecto, dolorosos y confusos los resultados
El ciego tenía ojos sanos pero no deseaba ver
Y el tuerto incrédulamente tapo el único ojo de su gran ego
Voluptuosas y seductoras ecuaciones fueron las armas
De un homicidio voluntario siempre cantado

Silencios ensordecedores, la nada grita, pero mi yo sigue vivo
Las palabras nunca lograrán ser suficientes, no compensan el dolor
Durante siglos cargue sobre el pecho una lápida sin dirección precisa
La nación de mis sueños fue tantas veces devastada y olvidada
El enlace fantasmal siempre rompió lazos fugitivo

Hoy no temo a la vida, no temo a la muerte,
Ni a la roja cola del demonio, ni a las lenguas de fuego
No temo a las ideas, ni a las palabras, ni a los cuchillos
Mucho menos a los espejos, ni a corredores oscuros
Siempre fueron todos ellos los súbditos de reinos conocidos

Cara a cara logré comprender los hechos
y siempre encontré la exacta forma de enfrentarlos
Me libero finalmente de antiguos esquemas
Tomo las riendas del majestuoso carruaje

Recupero la dignidad de una dinastía ancestral
De la cual soy heredera y jamás volveré a olvidarlo
El derecho de ser feliz a pesar de los boquetes que engalanan el pecho
Y pinto mis sueños, mi nombre y hasta mi sombra
De azules y turquesas imágenes, de rubíes, diamantes y jades
Recupero el derecho de ser el cochero de mi propia existencia

FANNY JEM WONG
07.01.2007

1467 días de sueños moribundos entre locas carreteras
Aletargada el alma despierta sobre el pescante
No logra ver, pero por fin hoy sonríe
¡Dios salve a la reina!

JEM WONG


LA ORACIÓN AL HUERFANO POR FANNY JEM WONG

Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien.
VICTOR HUGO

hiroshima02

Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien.
VICTOR HUGO

ORACIÓN DEL HUÉRFANO

Teos Mui, yo no he tenido
la desgracia de verme obligada
a una guerra para beneficio de otros
A hacer sufrir por mano propia
Ni ver los cuerpos destrozados,
rotos tal vez de personas más nobles que yo

De seres oprimidos y sometidos
Ni siquiera sus gritos
de dolor he escuchado
Gritos que quizás provengan
por el desamparo de sus proles

Pero !Juro, por la sangre de mis venas!
Negarme a participar en ellas.
Que semejante atrocidad
inspirada en caos, será denunciada
Que lucharé, lucharé y lucharé
siquiera por entender.

Teos Mui ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?
Es necesario acaso para la civilidad
que todos pensemos igual que el tirano
Insensibles al hedor de la materia
putrefacta como excremento,
de rico satisfecho con su gula.

Por qué , debo aceptar al hombre actuando
como el rey de los rapaces,
carroñero añejo, sagaz ,
devorador asesino a sueldo asolapado.

¿Es necesario acaso, pagar tan alto costo?
¿Por qué empujar la marea humana?
Al abismo de lo infame de tecnologías asesinas,
químicas letales, obuses, misiles, minas, granadas

Teos se me van las lágrimas
unos a otros se matan
Lo cierto es que se empieza con los del mismo color
y terminamos siendo daltónicos

La realidad es que el color solo es un detalle
Leer el Germinal de Zola, insignificante
Tragar, embutirse, poder, opresión,
oportunismo,traición, odio, venganza

¿Esto es acaso lo que empezó en las cuevas?
El hedor, buscaban el hedor
que les transmita el aliento de la codicia,
El poder de matar ,de ser únicos

Hacerse dueño de la vida, de la materia
Poder para matar y celebrar la muerte
apoderándose de todo

Es cierto que antes éramos pocos
Con el mundo a distancia hoy somos muchos
con el mundo encima en el juego de somos iguales.

Mentira, mentira el pobre si es uno
Solo es agruparlos para ver la forma de usarlos,
de echarles las furias encima
exterminarlos previa sugerencia de Will Varne

Primero engordarlos que estén fuertes,
luego les diremos que es necesario
defender el mundo
Sirvan soldados de Dios,
luego los exterminamos
y los que no se sometan serán los primeros.

Para sentir el hedor derramado por la tierra
de la cueva ,a los continentes
Pero no dentro de ella, el estiércol embriagante
sino libremente el siniestro aroma de la mierda

Como esencia de Dior o de la moda
Al fin unos cuantos coronados de oro y armiño,
dueños del oráculo la ciencia a su servicio
Pero primero roeremos sus valores.

Misericordia, bondad.,
Hagámoslos deshonestos, sin juicios.
Hagámoslos uno como nosotros que nos imiten
Démosles metas, la guerra con la bendición de nuestras iglesias
Démosles un lenguaje único

LA VIDA ES LA VIDA
LA ÙNICA VERDAD LA NUESTRA

De seis mil millones, mil quinientos son islámicos
Tres mil son cristianos, los otros son escoria,
estos no quieren guerra ,también son los inútiles ,
los desadaptados…..

La guerra es necesaria tenemos que consumir
los artefactos de la muerte ,
los que traen el aroma de la putrefacción de la vergüenza,
de los que las furias jamás nos dejaran desaprendernos

Vencedores y vencidos,
inversionistas y castos
que vendieron a las huestes.
Educadores, técnicos, sabios
y los dueños de la espuma….

Listos a contar los acontecimientos épicos
a los medios, claro esta a los que mejor paguen,
a los amigos del poder o acaso los publicistas no ven a las huestes
como animales bípedos o cuadrúpedos de poca monta
y los sientan en mesas ,aparte de sus comedores,
los que pueden les dan despojos de comida.

JEM WONG
19.12.2004

Vivimos en un mundo hipócrita
en dónde lo correcto ,
no siempre es lo conveniente,
vestimos máscaras tras máscaras,
pintando lo negro con lustroso blanco ,
pretendiendo conducir las riendas del destino de los otros ,
cuando no somos dueños , ni siquiera del propio.
Siempre lo conveniente
Siempre sordos, mudos y ciegos…..siempre….

JEM WONG
12.04.2008

Y MI VOZ NO ESCUCHADA O APENAS ESCUCHADA,
HA DE SONAR CUANDO YO MUERA,
SOLA COMO EL VIENTO EN LOS JUNCOS SOBRE EL AGUA
LUIS CERNUDA-ESPAÑA