El Valor de la JUSTICIA

Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o le pertenece. Fuente: Diccionario de la Real Academia Española Justicia es la posibilidad de construir el bien y la capacidad de reconocerlo. Tema Injusto es aquello que nos ofende moralmente, que atenta contra nuestra idea del bien.…

INTERESANTE Y NECESARIA PUBLICACIÓN , GRACIAS.

Decálogo de la justicia
 La justicia es actuar con equidad.
 Por la justicia se logra el sentimiento de felicidad de quien da y quien recibe. La equidad es un requisito de la justicia para otorgar a cada quien según sus méritos.
 En la justicia se encuentra el desarrollo de toda la sociedad, trasciende el egoísmo.
 El abuso del poder significa la muerte de la justicia.
 La corrupción da vida a la injusticia y la vende al mejor postor.
 La apariencia de justicia, engaña la vista, pero quien comprende reconoce este valor.
 La justicia resplandece ante lo injusto; pero nos obliga a sacrificar algunas conveniencias.
 No podemos cambiar todo lo injusto pero si aspirar a cambiar lo posible de nuestra conducta.
 Ser justo significa decidir a favor propio, de las personas y la naturaleza
Decálogo de la justicia
La justicia es actuar con equidad.
Por la justicia se logra el sentimiento de felicidad de quien da y quien recibe. La equidad es un requisito de la justicia para otorgar a cada quien según sus méritos.
En la justicia se encuentra el desarrollo de toda la sociedad, trasciende el egoísmo.
El abuso del poder significa la muerte de la justicia.
La corrupción da vida a la injusticia y la vende al mejor postor.
La apariencia de justicia, engaña la vista, pero quien comprende reconoce este valor.
La justicia resplandece ante lo injusto; pero nos obliga a sacrificar algunas conveniencias.
No podemos cambiar todo lo injusto pero si aspirar a cambiar lo posible de nuestra conducta.
Ser justo significa decidir a favor propio, de las personas y la naturaleza

Si practicas la equidad, aunque mueras no perecerás.
Si practicas la equidad, aunque mueras no perecerás.
Lao-tsé (570 aC-490 aC) Filósofo chino.

Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa.
Una cosa no es justa por el hecho
de ser ley. Debe ser ley porque es justa.
Montesquieu (1689-1755)
Escritor y político francés.

Cuatro características corresponden al juez Escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.
Cuatro características corresponden al juez:
Escuchar cortésmente, responder sabiamente,
ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.
Sócrates (470 AC-399 AC) Filósofo griego.

Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o le pertenece.

Fuente: Diccionario de la Real Academia Española

Justicia es la posibilidad de construir el bien y la capacidad de reconocerlo.

Tema

Injusto es aquello que nos ofende moralmente, que atenta contra nuestra idea del bien. Podríamos pensar que lo justo es aplicar a todos las mismas normas y los mismos castigos en caso de que no se cumpla con lo esperado; pero esto, aunque ordenado, realmente no garantizaría que fuera justo.

La justicia, sin embargo, se localiza cuando las acciones de la persona se mantengan dentro de lo que una sociedad considera justo. Por ejemplo, las acciones contrarias al orden social de las personas mayores, no son valoradas de la misma forma que las conductas de los menores infractores. Por otro lado quienes sufren alguna discapacidad necesitan que acerquemos a…

Ver la entrada original 1.337 palabras más

La Lógica de los Pseudo-Intelectuales

Originalmente publicado en La Nota Sociológica:
Michel Foucault sugiere que el papel del intelectual “consiste en enseñar a la gente que son mucho más libres de lo que se sienten, que la gente acepta como verdad, como evidencia, algunos temas que han sido construidos durante cierto momento de la historia y que esa pretendida…

EXCELENTE PUBLICACIÓN

michel-foucault El saber es el único espacio de libertad del ser.

Michel Foucault

Nacido un 15 de octubre de 1926 en la localidad de Poitiers, Francia y bajo el nombre de Paul-Michel Foucault, este prestigioso pensador francés se crió en un ambiente formal en el que los estudios y el conocimiento eran considerados algo esencial, puesto que el padre de Foucault, era un reconocido cirujano francés.

Tras un historial académico repleto de altibajos, Foucault consiguió ingresar en la célebre École Normande Supérieure, reconocida por ser una de las cunas de los mejores especialistas y pensadores de humanidades de Francia.

Su estancia en la École Normande fue una de sus etapas más difíciles. Tras sufrir una depresión y varios intentos de suicidio, Foucault estuvo en manos de un psiquiatra durante mucho tiempo. Durante este período adquirió una gran pasión por la psicología, lo que le llevó a licenciarse tanto en psicología como en filosofía.

Al acabar sus estudios universitarios, Foucault consiguió un puesto de docente en la École Normande. Sin embargo, su estancia en este puesto fue breve asumiendo tras él una plaza de profesor de psicología en la Universidad de Lille, también en Francia.

Tras varios oficios más, Foucault regresó a Francia con la intención de acabar su doctorado, durante lo cual aceptó un cargo en el departamento de filosofía de la Universidad Clermont-Ferrand.

A lo largo de este periodo de su vida Foucault se convirtió en un prolífico escritor, estando la mayoría de sus textos centrados en la psicología, la psiquiatría y la salud mental. Mientras que sus publicaciones posteriores se centraron en temas relacionados con política, temas sociales y sexualidad.

El hombre y la vanidad mueven el mundo. MICHEL FOUCAULT

La Nota Sociológica

Michel Foucault sugiere que el papel del intelectual “consiste en enseñar a la gente que son mucho más libres de lo que se sienten, que la gente acepta como verdad, como evidencia, algunos temas que han sido construidos durante cierto momento de la historia y que esa pretendida evidencia puede ser criticada y destruida. Cambiar algo en el espíritu de la gente, ese es el papel del intelectual”

Tecnologías del yo; verdad, individuo y poder

La ideología es un sombrero, un traje que nos hace impermeables a la realidad, nos ciega de tal manera que pensamos en nuestra realidad como la única, la mejor, la posible. Todos -en alguna medida u otra somos más o menos proclives a la ideología. No obstante, el problema se da cuando los intelectuales embriagados de poder y los políticos de intelectualidad se funden en una nueva figura: el pseudo-intelectual.

Estos personajes aniquilan los buenos…

Ver la entrada original 1.195 palabras más

PARA ABEL DE ALFONSO SALCEDO

Querido Abel,
No necesitas marchar
En pos de las estrellas,
Porque conociste sus dolores en la tierra.
Las tocaste, y comprobaste
Antes que nosotros, que quemaban.

-“Es tan difícil, ser aprista” me dijiste…
Pero es imposible andar por la vida
Sin esos fardos en la espalda,
Sin esas crueles alegrías en el corazón.
Ahora, da ganas de llorar al ver cómo se extinguen.

PARA ABEL DE ALFONSO SALCEDO
Querido Abel,
No necesitas marchar
En pos de las estrellas,
Porque conociste sus dolores en la tierra.
Las tocaste, y comprobaste
Antes que nosotros, que quemaban.

-“Es tan difícil, ser aprista” me dijiste…
Pero es imposible andar por la vida

Sin esos fardos en la espalda,
Sin esas crueles alegrías en el corazón.
Ahora, da ganas de llorar al ver cómo se extinguen. -” No las dejes morir”
Me dijiste en una conversación,
Que tuvo el color de las despedidas,
Y yo no alcancé a hacerte esa promesa.
“Hay poderes superiores”, comenté.
-“ningún poder es divino”, susurraste,
Con una languidez que tuvo fuerza de mandato. En un momento, fuiste el primero
En representación de todos.
En ti vivió la estrella,
Y solo en el pecho de Víctor Raúl
Halló mejor cobija:
Nosotros fuimos tus caínes compañero.
Te abandonamos en una orfandad
Que nadie ya recuerda. Perdónanos,

Que el pueblo por el que
Recuerdo que luchábamos, te acoja en su seno.
No son crueles allí, las alegrías.

Alfonso Salcedo.

Abel Salinas Izaguirre ingeniero y político peruano miembro del Partido Aprista Peruano.

Falleció exministro aprista Abel Salinas

Nació en Puerto Supe el 12 de mayo de 1930 Estudió Ingeniería Mecánica y eléctrica en la  Universidad Nacional de Ingeniería (Perú)|

Fue Miembro del  APRA Partido Aprista Peruano  desde joven y fue su candidato presidencial en las  Elecciones generales del Perú (2000) ocupando el quinto lugar.

En 1981 Fue elegido concejal de Lima por el APRA con Eduardo Orego de Alcalde y con el un joven concejal que fue alcalde de Lima Luis Castañeda. Estaba también acompañado del Doctor Ampuero por Acción Popular y el Señor Chamorro del PPC.

En 1985 fue nombrado Ministro del Interior del Perú   por el presidente  Alan García, luego fue nombrado  Ministro de Energía y Minas del   y al siguiente año fue designado  Ministro de Economía y Finanzas del Perú  y permaneció pocos meses para después encargar se de la negociación de la deuda externa.

En las  Elecciones generales del Perú (1990  fue electo como  Senador de la República  por No llegó a cumplir el periodo en el senado por el  Autogolpe de 1992.

En noviembre de 2006 fue nombrado director del  Banco Central de Reserva del Perú  se desempeñó en el cargo hasta el 2011.

Falleció a los 82 años de edad, el miércoles 1 de agosto del 2012