MADIBA EL DIAMANTE NEGRO

Diamante Negro, símbolo de voluntad,

alumbrarás por siempre el camino hacia la Libertad”

NELSON MANDELA 2013-JEM WONG

MADIBA EL DIAMANTE NEGRO

“Voluntad   de hierro, corazón de cristal, 

constancia inquebrantable, tú vas erguido,

ni las balas sometieron tu lucha.

Ángel Guerrero,  abre las grandes alas

 planea sobre la jaula que nunca acallo tu voz.

Diamante Negro,  símbolo de voluntad,

alumbrarás por siempre el camino hacia la Libertad”

JEM WONG

06-12-2013

PIDO PERDÓN POR FANNY JEM WONG

FANNY JEM WONG 2013 SET 20 (3)

PIDO PERDÓN POR FANNY JEM WONG

Pido perdón, por  romper  reglas que  en   ocasiones me parecen estúpidas. El arte de vivir  no tiene porque regirse en reglas que no siempre resultan universales y generalizables.

Pido perdón,  por hablar alto, no siempre  modulo mi voz, además soy medio sorda  y  es bueno que sepan que procuro   no decir nada de lo que me pueda arrepentir.

Pido perdón, por  pararme sobre las carpetas, hacer esto  físicamente en ocasiones   me permite  ver el mundo desde otra óptica. Si pudiera ponerme  de cabeza seguramente lo haría, el cielo quizás desde  ese ángulo sería más azul.

Pido perdón, por ser boca sucia cuando me impaciento y dejar de lado las exquisiteces del lenguaje academicista  y alturado que supuestamente debiera conservar siempre…

Pido perdón, por hacer mil cosas a la vez como un pulpo maniaco,  solo canalizo mis energías a través de lo que me gusta, para que cuando  no tenga ganas de hacer nada,  pueda darme la pausa necesaria de meterme en mi caparazón.

Pido perdón, por todas las veces que me expulsaron de las bibliotecas por ser ruidosa. La verdad es  que  no todos podemos estudiar o leer en silencios de cementerios. El cerebro literalmente me hace corto circuito ante  tanta aparente tranquilidad. Sinceramente me sentiría mejor acompañada por  Mozart, Beethoven, Paganini y tantos otros y es más creo que las bibliotecas deberían tener jardines y fuentes.

Pido perdón, por  NO CALLARME  ante las cosas que no son  muy claras o que  me parecen injustas. El silencio solo me convertiría en cómplice y por lo tanto más culpable.

Pido perdón, por no tener alma de esclava como el 99.00% de la gente a la que se le considera “normal”. Prefiero hacer las cosas que amo y disfruto, en el momento exacto y con el tiempo necesario para gozar de ellas  y no hacerlas solo  por cumplir o por obligación.

Pido perdón, por las veces que expreso mis sentimientos  hacia las personas con la efusividad de un “TE AMOOOOOOOOOOOOO AMIGA/O “, y también por las veces en que callo  y solo  dejo una carita feliz  para que sepan que los leí.

Pido perdón, por  todas las veces que mis jefes  se desorientan  ante mis actitudes  excéntricas  para ellos, no para mí, porque nunca dejo de ser “YO”  a diferencia de muchos. Creo firmemente  que quién no es leal con sus ideas, no puede ser leal con los demás.

Pido perdón, por no ser la esposa  y la mamá más perfecta,  pero si, la que les ama más que nadie en todo el universo. Y esto no son solo palabras al viento si Uds. están en mi mundo es porque fue mi elección y no una imposición.

Pido perdón, por creerme poeta, cuando solo  escribo garabatos que conservan cierto orden para expresar  mis  complejos  y disparatados mundos internos. Además el que quiere ser escritor  lo aprende haciendo y quizás algún día lo consiga.

Pido perdón,  por pretender que todos mis alumnos puedan superarme y  por repetirles que si estoy en las aulas es porque  me gusta  lo que hago,  que todos ellos serán mis pigmaliones.

Pido perdón, por ser una soñadora  y creer que puedo cambiar un poquito  este mundo, con las cosas que he hecho a lo largo de mi vida. No deseo vivir una vida sin sueños, sin sombras, sin ficciones porque quien vive así ya  esta  muerto.

Pido perdón, por mis locuras, por mis alucinaciones, por mis pesadillas, por mis sueños,  por  mis muertes, por resurrecciones,   por hablar con mis otros yoes en voz alta tratando de buscar lo bueno de mi imperfecta humanidad.

FINALMENTE ME DOY CUENTA QUE JAMÁS PEDIRÉ PERDÓN POR  SER YO

FANNY JEM WONG

05-10-2013

FRASES CITAS POEMAS  (1)
FANNY JEM WONG  (48)
FANNY JEM WONG  (34)
FANNY JEM WONG  (1)
FANNY JEM WONG  (20)
FANNY JEM WONG 2013 JULIO   (1)
FANNY JEM WONG 2013 JULIO   (9)
FANNY JEM WONG 2013 JULIO   (34)
VERSOS FRASES CITAS PENSAMIENTOS JEM WONG - (2)
VERSOS FRASES CITAS PENSAMIENTOS JEM WONG - (3)
VERSOS FRASES CITAS PENSAMIENTOS JEM WONG - (4)
VERSOS FRASES CITAS PENSAMIENTOS JEM WONG - (5)
FANNY JEM WONG 2013 JULIO   (16)

ERICH FROMM FRASES CELEBRES Y CITAS

ERICH FROMM-00- (1)
ERICH FROMM

Erich Fromm nació en Frankfurt, Alemania en 1900. Su padre era un hombre de negocios y, según Erich, más bien colérico y con bastantes cambios de humor. Su madre estaba deprimida con frecuencia. En otras palabras, como con unos cuantos de los autores que hemos revisado en este libro, su infancia no fue muy feliz que digamos.

Como Jung, Erich provenía de una familia muy religiosa, en este caso de judíos ortodoxos. El mismo se denominó más tarde un “místico ateo”.

En su autobiografía, Beyond the Chains of Illusion (Más Allá de las Cadenas de la Ilusión) Fromm habla de dos eventos acontecidos en su adolescencia temprana que le condujeron hacia este camino. El primero tiene que ver con un amigo de la familia:

Tendría ella más o menos como unos 25 años; era hermosa, atractiva y además pintora; la primera pintora que conocía. Recuerdo haber escuchado que había estado comprometida pero luego de un tiempo había roto su compromiso; recuerdo que casi siempre estaba en compañía de su padre viudo. A él le recuerdo como un hombre insípido, viejo y nada atractivo; algo así (quizás porque mi juicio estaba basado de alguna manera por los celos). Entonces un día oí la tremenda noticia: su padre había muerto e inmediatamente después ella se había suicidado, dejando un testamento que estipulaba que su deseo era ser enterrada al lado de su padre (p. 4 en inglés).

Como pueden imaginar, esta noticia sorprendió al joven Erich, en ese momento con 12 años, y le lanzó a esa pregunta que muchos de nosotros nos haríamos: “¿por qué?”. Más tarde, encontraría algunas respuestas (parcialmente, como admitió) en Freud.

El segundo evento fue incluso más fuerte: la Primera Guerra Mundial. A la tierna edad de 14 años, pudo darse cuenta de hasta dónde podía llegar el nacionalismo. A su alrededor, se repetían los mensajes: “Nosotros (los alemanes, o mejor los alemanes cristianos) somos grandes; Ellos (los ingleses y aliados) son mercenarios baratos”. El odio, la “histeria de guerra”, le asustó, como debía pasar.

Por tanto, se encontró nuevamente queriendo comprender algo irracional (la irracionalidad de las masas) y halló algunas respuestas, esta vez en los escritos de Karl Marx.

Para finalizar con la historia de Fromm, recibió su doctorado en Heidelberg en 1922 y empezó su carrera como psicoterapeuta. Se mudó a los EEUU en 1934 (¡una época bastante popular para abandonar Alemania!), estableciéndose en la ciudad de Nueva York, donde conocería muchos de los otros grandes pensadores refugiados unidos allí, incluyendo a Karen Horney, con quien tuvo un romance.

Cerca del final de su carrera, se mudó a ciudad Méjico para enseñar. Ya había hecho un considerable trabajo de  investigación sobre las relaciones entre la clase económica y los tipos de personalidad de allí. Murió en Suiza en 1980.

ERICH FROMM-00- (2)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (3)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (4)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (5)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (6)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (7)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (8)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (9)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (10)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (11)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (12)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (13)
JEM WONG
ERICH FROMM-00- (14)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (15)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (16)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (17)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (18)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (19)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (20)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (21)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (22)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (23)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (24)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (25)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (26)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (27)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (28)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (29)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (30)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (31)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (32)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (33)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (34)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (35)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (36)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (37)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (38)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (39)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (40)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (41)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (42)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (43)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (44)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (45)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (46)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (47)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (48)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (49)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (50)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (51)
ERICH FROMM