Edith Piaf Non je ne regrette rien

No, no me arrepiento de nada
Ni el bien que me han hecho, ni el mal
Todo eso me da lo mismo
No, nada de nada
No, no me arrepiento de nada
Está pagado, barrido, olvidado
Me da lo mismo el pasado

Non, Je ne regrette rien
Edith Piaf (1915-1963)

No, nada de nada

No, no me arrepiento de nada
Ni el bien que me han hecho, ni el mal
Todo eso me da lo mismo
No, nada de nada
No, no me arrepiento de nada
Está pagado, barrido, olvidado
Me da lo mismo el pasado

Con mis recuerdos
Yo prendí el fuego
Mis tristezas, mis placeres
Ya no tengo necesidad de ellos
Barridos mis amores
con sus trémolos
barridos para siempre
Vuevo a partir de cero

No, nada de nada
No, no me arrepiento de nada
Ni el bien que me han hecho, ni el mal
Todo eso me da lo mismo
No, nada de nada
No, no me arrepiento de nada
Pues mi vida
mis alegrías
hoy
comienzan contigo…

Non, Je ne regrette rien
Edith Piaf (1915-1963)

Non, rien de rien
Non, je ne regrette rien
Ni le bien qu’on m’a fait, ni le mal
Tout ça m’est bien égal
Non, rien de rien
Non, je ne regrette rien
C’est payé, balayé, oublié
Je me fous du passé

Avec mes souvenirs
J’ai allumé le feu
Mes chagrins, mes plaisirs
Je n’ai plus besoin d’eux
Balayés mes amours
Avec leurs trémolos
Balayés pour toujours
Je repars à zéro

Non, rien de rien
Non, je ne regrette rien
Ni le bien qu’on m’a fait, ni le mal
Tout ça m’est bien égal
Non, rien de rien
Non, je ne regrette rien
Car ma vie
Car mes joies
Aujourd’hui
Ça commence avec toi…

Posted by FANNY JEM WONG

[POEMAS DESDE EL SUBSUELO] El Ángel Perdido‏

Tal vez huelas en el viento su ceniza
o el latido de su pecho en esas alas
desplegadas como símbolo iracundo
de su errante transitar en la bandada.
No digas que no vino a rescatarte
tal vez lo confundió tu verborragia
y se fue buscando en otro rumbo
tu aliento encadenado de nostalgia.-

Lo he visto descolgarse desde el tiempo
y escuché sus latidos en la plaza
sentí su aroma llegando con el viento
y en los escombros gritando con tu raza
Me dijeron que anduvo a contratiempo
desplegando sus cenizas como alas
que en el río vagaba mal herido
y su sangre brotaba desde el agua.
Lo he visto como ángel clandestino
entrando a tu hogar por la ventana
pidiendo unas limosnas al destino
reciclando su pena y su esperanza
Te aseguro que lo he visto, compañero,
con su vientre contraído en esa plaza
siendo eje de un globo pesado y agorero
inclinando sin piedad nuestra balanza.
Me contaron que pasó por ésta tierra
perforado en sus ojos la mirada
que si buscas con cuidado entre las piedras
verás su huella caminando doblegada.
Que si te arrimas por algo a la ribera
no dudes en mirar hacia las aguas
quizá la sangre te guíe a su camino
y la luna te muestre otro mañana
Tal vez huelas en el viento su ceniza
o el latido de su pecho en esas alas
desplegadas como símbolo iracundo
de su errante transitar en la bandada.
No digas que no vino a rescatarte
tal vez lo confundió tu verborragia
y se fue buscando en otro rumbo
tu aliento encadenado de nostalgia.-

Walter Faila

MI AMIGO WALTER FAILA ESCRIBIO : DE BARRO Y CRISTAL

¿Acaso tu los mirabas, envuelta de hiedras,
detrás del peñasco de tus grandes muros?
¡Cuánto tiempo ha pasado por encima del tiempo!
¡Cuánto acoso de sombras!
¡Cuanto grito ahogado, cuanta llama perdida!
De barro y cristal te he visto en la plaza
clamando y gimiendo detrás de las nubes
aun la brisa no limpiaba el llanto
¡Aun jugaba solitario un niño!

DE BARRO Y CRISTAL

Hoy te he visto en la plaza… aun jugaban dos niños,
uno tenía mi gesto y mi rostro
el otro…no sé, era de aspecto lejano y difuso.
¡Cuanto tiempo ha pasado por encima del tiempo
sin que nadie perciba la postal de tus ojos,
sin que nadie te nombre, sin que nadie te busque!
¿Será que el adiós ya se ha echado a la suerte
y en la voz silenciosa ha crecido el olvido?
Hoy he visto tus alas rozando las nubes
a la luz de la tarde, al caer el crepúsculo.
¿Cuanto escombro ha esquivado tu boca?
¿Cuanta muerte ha bebido tu vida?
De barro y cristal vestías el aire
De barro y cristal soñabas desnuda
¿A que espejo robaste tu forma?
¡Cigüeña de trapo! ¡Arcángel herido!
Mujer de nieve, que palpaste mi sueño
¿En que ébano oscuro tallaste tu dicha?
Hoy he visto tu alma en la plaza,
vagabas errante por medio los niños
¿Acaso tu los mirabas, envuelta de hiedras,
detrás del peñasco de tus grandes muros?
¡Cuánto tiempo ha pasado por encima del tiempo!
¡Cuánto acoso de sombras!
¡Cuanto grito ahogado, cuanta llama perdida!
De barro y cristal te he visto en la plaza
clamando y gimiendo detrás de las nubes
aun la brisa no limpiaba el llanto
¡Aun jugaba solitario un niño!

Walter Faila

¡Tú Eres Mi Hembra! por Fanny Jem Wong

Palabras calientes queman los oídos
Vida y muerte, encuentro perfecto
Locas carreteras, placeres turbulentos
Líneas llorando mieles, almíbar en la boca.

¡Tú Eres Mi Hembra!

por Fanny Jem Wong

Mordiendo los talones voy, los pies se derriten
Busco el anhelado atajo de regreso a los sueños
Excitado y sonoro el viejo latón arde, mata el olvido
Latidos delirantes que ansían sus fuertes brazos.

Releo en las entrañas, las huellas de sus besos
Angustiosa fue la espera dibujando sobre el techo
El amor contenido en las hojas del viejo calendario
Danzan en las habitaciones febriles los opuestos.

Ángeles y demonios observan quietos y atentos
Convulsión desesperada de inflamadas teas
Hierve la linfa, fluye furioso río por las arterias
Por fin en veloz saeta dorada, llegas a mí.
El fuego de sus ojos son brazas de pecado
Sueños que reviven y mueren de amor tiritando
Ladran las soledades, espantando las penas
Y aferrada a su abrazo la loba se hace cordero.

Un vértigo implacable quiebra los pensamientos
Se hace poseedor y dueño del inquieto cerebro
Eres rey de mi sangre, resplandor que arrastra
Eres quien roba en compás lujurioso las sonrisas.

Sueños y ensueños, transpiran las blancas carnes
Calientes, ardorosas se penetran completas
Se hunden los labios en aguas de deseos
Dorsos encontrados, delirios sudorosos.

Manos que se aferranBocas que se tragan
lientos que se queman
Piernas que lascivas se enredan
Lumbre sembrándose, rayo en el centro.

Palabras calientes queman los oídos
Vida y muerte, encuentro perfecto
Locas carreteras, placeres turbulentos
Líneas llorando mieles, almíbar en la boca.

Uñas dibujando sobre la piel surcos perfectos
Pétalos de terciopelo acariciando los labios
Sólido y portentoso roble mirando en centro del cielo
Bóveda que engulle en envolventes contracciones.

Ávida sed que es aplacada, tibias lluvias ahogan las gargantas
Caricias de espuma blanca golpean las orillas
Descubres de tu reino amor enigmas y misterios
Avanzando lentamente haces tuyo el paisaje.

Mientras tu voz repite una y otra vez –
¡Tú eres mi hembra!

FANNY JEM WONG
11.05.2006

“Rojas llamas encendidas vistieron el lecho
Por fin rey de mi sangre regresaste a tu reino”.