De noche, sentado en el pabellón que flota sobre la nieve.

Un poema de Zhang Kejiu poeta chino 1270-1348

Un poema de Zhang Kejiu, poeta chino (1270-1348).

De noche, sentado en el pabellón que flota sobre la nieve.

Esta noche, en el balcón, una luna brillante.
Entre las nubes espesas ¿cómo distinguir los senderos de la montaña?
Para mis ojos ebrios, el azul no tiene límites.
Apoyado sobre el vacío lanzo un largo suspiro,
soñando en la serenidad del pescador bajo la sombra de los sauces.
Traducción de Guillermo Dagnino.

PROPERCIO SUEÑA CON CINTIA, DESPIERTO POR MARCO MARTOS

Enciendes la belleza en las alturas,
conduces a las nubes verde césped,
tu abrigo rojo enciende la montaña
y la candela llega a las estrellas,
se quedan en lo bajo blancas nieves,
humo se hace más humo en las nubes.

Los colores del humo, en muchas nubes,
se vuelven agua rápida en alturas
blancas, eternas, suaves, duras nieves.
Desde arriba hormiguea en verde césped,
luz lechosa que nace en las estrellas,
serenidad, sonrisa, la montaña,

POEMAS DEL DR MARCO MARTOS (5)
PROPERCIO SUEÑA CON CINTIA, DESPIERTO por Marco Martos

PROPERCIO SUEÑA CON CINTIA, DESPIERTO por Marco Martos

Si te pienso, te imagino en las nieves
con el abrigo rojo de montaña,
yo camino a tu lado en el césped
del piélago morado de las nubes.
En el aire purísimo de alturas,
a lo lejos titilan las estrellas.
¡Qué cercanas parecen las estrellas!
en las larguísimas noches de nieves
suben serpenteando las alturas,
visten de blanco a la novia montaña
que tiene velo gomoso de nubes
y entre las manos árboles y césped.
¿Cómo lo blanco se hace verde césped?
¿Cómo viaja la mente a las estrellas?
Ya corren en el cielo muchas nubes,
en los ojos, las sombras de las nieves,
sin parar caminamos la montaña
y nuestro corazones son estrellas.

 

Enciendes la belleza en las alturas,
conduces a las nubes verde césped,
tu abrigo rojo enciende la montaña
y la candela llega a las estrellas,
se quedan en lo bajo blancas nieves,
humo se hace más humo en las nubes.

Los colores del humo, en muchas nubes,
se vuelven agua rápida en alturas
blancas, eternas, suaves, duras nieves.
Desde arriba hormiguea en verde césped,
luz lechosa que nace en las estrellas,
serenidad, sonrisa, la montaña,

incólume en el tiempo, la montaña
que con su pico atraviesa las nubes,
llega casi volando a las estrellas.
Perdemos la visión en las alturas,
solo sentimos tenue verde: césped
que cubre de alegría blancas nieves.

Rojo abrigo en nieves de montaña,
verde césped en tus ojos de nubes,
alturas del amor en las estrellas.

 

Escrito en el muro de la ermita de Chang Su Tung-P´o -Su shih- (1036-1101)

Hay nieve en el sendero.
Bajo un sol indeciso
Llego a tu choza, entre dos rocas
Colgada. Nada pides, nada esperas.
No ves siquiera el halo que te envuelve,
Vaga luz oro y plata. Manso
Como los ciervos que has domado.
¡Olvidar el camino de regreso,
Ser como tú, flotar,
Barca sin remo, a la deriva!


Escrito en el muro de la ermita de Chang
Su Tung-P´o -Su shih- (1036-1101)

Es primavera en las montañas.
Vine sólo en tu busca.
Entre las crestas silenciosas
El eco de las hachas: talan árboles.
Los arroyos helados todavía.
Hay nieve en el sendero.
Bajo un sol indeciso
Llego a tu choza, entre dos rocas
Colgada. Nada pides, nada esperas.
No ves siquiera el halo que te envuelve,
Vaga luz oro y plata. Manso
Como los ciervos que has domado.
¡Olvidar el camino de regreso,
Ser como tú, flotar,
Barca sin remo, a la deriva!

EL MIJO ES DENSO Y ALTO DEL LIBRO DE LOS CANTOS

EL MIJO ES DENSO Y ALTO DEL LIBRO DE LOS CANTOS

 

EL MIJO ES DENSO Y ALTO

El mijo es denso y alto,
El sorgo está retoñando,
Camino lentamente,
Mi corazón palpita.
Aquellos que me conocen
Dicen que mi corazón está triste;
Aquellos que no me conocen
Preguntan que busco.
Oh, cielo gris e infinito,
¿Quién me ha hecho esto?

El mijo es denso y alto,
El sorgo está espigando,
Camino lentamente,
Mi corazón confuso.
Quienes que me conocen
Dicen que mi corazón está triste;
Quienes que no me conocen
Preguntan que busco.
Oh, vasto y gris cielo,
¿Quién me ha hecho esto?

El mijo es denso y alto,
El sorgo está maduro,
Camino lentamente,
Mi corazón deshecho.
Aquellos que me conocen
Dicen que mi corazón está triste;
Aquellos que no me conocen
Preguntan que busco.
Oh, infinito cielo gris,
¿Quién me ha hecho esto?

– LIBRO DE LOS CANTOS

Publicado por FANNY JEM WONG