Mario H. Russo – ÁRBOL SAGRADO: A MI PADRE

ÁRBOL SAGRADO: A MI PADRE

Cobija amor bajo el influjo de la magia de tu reino
purpúreas penas y amargas soledades
Abraza entre tus raíces mi mundo de cristales rojos
y bajo tu copa celestial ,cúbreme de las tempestades
Dale a este corazón los símbolos de tu fortaleza y de tu aliento

Que tu tronco sea el eterno vínculo entre nuestras almas
Viste, con tus himnos sagrados de primavera, el campo santo
Cubre de oro y de sangre los cabellos de tu triste princesa
Borda de prisa el edredón de flores que le dé abrigo
Aleja los peligros y la funesta oscuridad que amenaza

Acaricia, entre melancólicos susurros, el entendimiento
Y sea tu veneno y fuego procesión de espantasombras
En cada piedra ordena que sea grabada una hoja con nuestros nombres
¡Guerrero! Levanta la espada en honor a la justicia
¡Protégeme!

Oculta las frambuesas que me alimentan con tus hojas amarillas
y, bajo tu copa mullida, dame tranquilidad entre tus ramas
No pierdas jamás el grueso abrigo en invierno,
No dejes que me vean, cúbreme de encajes verdes
Sean tus tiernos brotes inspiración sabia de estas manos

Aleja, con tu aroma,a los demonios, serpientes y vacíos
Limpia, con la sabiduría de tus cantos, los estanques de fango
Neutraliza el olor de azufre que enferma el alma y la mente
Sé fuente eterna, sabio protector y espejo de mis letras
Mística plegaria, oración divina, cazador de demonios

Multiplica, entre tus bosques, fuentes de aguas límpidas
Enriquece las crecientes flores de loto. ¡Multiplícalas!
Revela, en cada escritura que inspiras, todas mis estaciones
Y, cuando la comprensión se aleje,
déjame dormir para siempre a los pies de tu sombra

Te amo, papá

Fanny Jem Wong
27.05.07

Muchos pozos oscuros encontraré en el camino,
pero a cada paso que mis pies avancen estos se secarán

¡Así sea!
JEM

 

Anuncios

MARIO H. RUSSO DECLAMANDO “EL LLANTO DEL PAYASO”

MARIO H. RUSSO DECLAMANDO “EL LLANTO DEL PAYASO”

Ríe fuerte payaso ríe,
No ves que a la gente no le importa tu pesar,
Iluminada esta la gran carpa, es día de fiesta
La función debe de empezar
Luce gracioso y gentil
Se siempre un amigo cordial
Ponte la enorme nariz colorada
Y tus zapatos de charol con cintas azuladas

Señores de la audiencia
Ya comienza la función
Ríe fuerte payaso, ríe
Vas por buena senda sigue
No ves que todos te aplauden
Magistrales arcos iris
Sean hoy tus amplias sonrisas
No viertas gotas de sangre
Sobre el colorido traje
No es momento de llantos, ni de congojas

Límpiate esos lagrimones
No ves acaso que ensucian el piso
Estúpido payaso
Sino te gusta vete es tu decisión
A nadie le importa
Tu orfandad o tus miedos.
Llora solo por dentro ruiseñor herido
Que no te escuchen cálmate
A cuestas dices cargar toda tu pena
Pero a la humanidad no importa
Ese es solo tu problema

Lloras por el candor, por la fe
Lloras por la pureza, la lealtad
La amistad, el amor, los sueños, la verdad
Pero entiende payaso tonto
Aquí solo vienen a reír, solamente a reír
Si te desgarras o te duele
Finge amiguito que no nada pasa
Las verdades por suerte
Tienen de contraparte las mentiras

Ríe fuerte payaso ríe
No seas como la arena
Mensajera de dolor y calamidad.
Mira graban todo lo que dices,
Te toman bellas fotos y las exhiben
No te sientes un actor importante,
Ves hay muchas pruebas sobre tu arte
No llores tonto payaso
Cósete la herida y esconde la pena

Entiende a nadie le importas
Solo quieren carcajadas y dulces
Y globos, no quieren desgracias
No buscan espantos, ni verdades
Estas resultan siempre dolorosas

¿Qué dices?
Que te duele
Que te mueres
Y a quién le importa jaaaaaaaaa

Ríe fuerte payaso, ríe
Ya se abre el telón
Recuerda tu acto en la cuerda floja
Cae con fuerza eso les gusta
JEM WONG
15.09.05

“Si del dolor nacen mis versos
bienvenido seas dolor”
JEM

Posted by FANNY JEM WONG

CONTADORWAP

Mario H. Russo declamando Sembrando de Marcos Rafael Blanco Belmonte


Poema Sembrando de Marcos Rafael Blanco Belmonte

De aquel rincón bañado por los fulgores
del sol que nuestro cielo triunfante llena;
de la florida tierra donde entre flores
se deslizó mi infancia dulce y serena;
envuelto en los recuerdos de mi pasado,
borroso cual lo lejos del horizonte,
guardo el extraño ejemplo, nunca olvidado,
del sembrador más raro que hubo en el monte.

Aún no se si era sabio, loco o prudente
aquel hombre que humilde traje vestía;
sólo sé que al mirarle toda la gente
con profundo respeto se descubría.
Y es que acaso su gesto severo y noble
a todos asombraba por lo arrogante:
¡hasta los leñadores mirando al roble
sienten las majestades de lo gigante!

Una tarde de otoño subí a la sierra
y al sembrador, sembrando, miré risueño;
¡desde que existen hombres sobre la tierra
nunca se ha trabajado con tanto empeño!
Quise saber, curioso, lo que el demente
sembraba en la montaña sola y bravía;
el infeliz oyóme benignamente
y me dijo con honda melancolía:
?Siembro robles y pinos y sicomoros;
quiero llenar de frondas esta ladera,
quiero que otros disfruten de los tesoros
que darán estas plantas cuando yo muera.

?¿Por qué tantos afanes en la jornada
sin buscar recompensa?? dije. Y el loco
murmuró, con las manos sobre la azada:
?«Acaso tú imagines que me equivoco;
acaso, por ser niño, te asombre mucho
el soberano impulso que mi alma enciende;
por los que no trabajan, trabajo y lucho;
si el mundo no lo sabe, ¡Dios me comprende!

»Hoy es el egoísmo torpe maestro
a quien rendimos culto de varios modos:
si rezamos, pedimos sólo el pan nuestro.
¡Nunca al cielo pedimos pan para todos!
En la propia miseria los ojos fijos,
buscamos las riquezas que nos convienen
y todo lo arrostramos por nuestros hijos.
¿Es que los demás padres hijos no tienen?…
Vivimos siendo hermanos sólo en el nombre
y, en las guerras brutales con sed de robo,
hay siempre un fratricida dentro del hombre,
y el hombre para el hombre siempre es un lobo.

»Por eso cuando al mundo, triste, contemplo,
yo me afano y me impongo ruda tarea
y sé que vale mucho mi pobre ejemplo
aunque pobre y humilde parezca y sea.
¡Hay que luchar por todos los que no luchan!
¡Hay que pedir por todos los que no imploran!
¡Hay que hacer que nos oigan los que no escuchan!
¡Hay que llorar por todos los que no lloran!
Hay que ser cual abejas que en la colmena
fabrican para todos dulces panales.
Hay que ser como el agua que va serena
brindando al mundo entero frescos raudales.
Hay que imitar al viento, que siembra flores
lo mismo en la montaña que en la llanura,
y hay que vivir la vida sembrando amores,
con la vista y el alma siempre en la altura».

Dijo el loco, y con noble melancolía
por las breñas del monte siguió trepando,
y al perderse en las sombras, aún repetía:
?«¡Hay que vivir sembrando! ¡Siempre sembrando!…»

De “ESTACIONES” RECOPILACIÓN DE POESÍA ORIENTAL POR FANNY JEM WONG
Posted by FANNY JEM WONG 

 

Thursday, February 10, 2011 Mario H. Russo – Tu Nombre de Jaime Sabines

Thursday, February 10, 2011

Mario H. Russo – Tu Nombre de Jaime Sabines

De POESÍA DE PROTESTA , AMISTAD ,SENSUAL Y OTRAS POR FANNY JEM WONG

Autor: Jaime Sabines

Declamador: Mario H. Russo

Jaime Sabines Gutiérrez (Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; 25 de marzo de 1926 – Ciudad de México; 19 de marzo de 1999) fue poeta y político mexicano.

Sus primeros pasos por la poesía fueron “Instrospección”, “A mi madre”, “Siento que te pierdo” y “Primaveral”, los anteriores fueron publicados en el periódico El Estudiante, una publicación de las sociedades estudiantiles de la Escuela Normal y de la Preparatoria de Tuxtla Gutiérrez.

Regalo para La Poetisa Peruana Fanny Jem Wong con motivo del dia 14 de Febrero.

Tu Nombre

Trato de escribir en la oscuridad tu nombre.
Trato de escribir que te amo.
Trato de decir a oscuras todo esto.
No quiero que nadie se entere,
que nadie me mire a las tres de la mañana
paseando de un lado a otro de la estancia,
loco, lleno de ti, enamorado.
Iluminado, ciego, lleno de ti, derramándote.
Digo tu nombre con todo el silencio de la noche,
lo grita mi corazón amordazado.
Repito tu nombre, vuelvo a decirlo,
lo digo incansablemente,
y estoy seguro que habrá de amanecer.

Poemas de Jaime Sabines

Posted by FANNY JEM WONG