PENSAMIENTOS -FRASES CÉLEBRES, REFRANES, CITAS, POEMAS Y OTRAS CURIOSIDADES ILUSTRADAS

FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (84)

FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (85)

FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (86) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (87) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (88) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (89) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (90) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (91) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (92) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (93) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (94) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (95) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (96) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (97) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (98) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (99) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (100) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (101) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (102) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (103) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (104) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (105) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (106)Para reflexionar DECÁLOGO DE JUSTICIASi practicas la equidad, aunque mueras no perecerás.Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa.Cuatro características corresponden al juez Escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.Cuando hayas de sentenciar procura olvidar a los litigantes y acordarte sólo de la causa.

FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (86) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (87) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (88) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (89) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (90) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (91) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (92) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (93) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (94) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (95) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (96) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (97) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (98) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (99) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (100)  FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (102)https://fannyjemwong.files.wordpress.com/2013/02/frases-bonitas-citas-y-pensamientos-101.jpg FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (103) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (104) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (105) FRASES BONITAS CITAS Y PENSAMIENTOS      (106)Para reflexionar DECÁLOGO DE JUSTICIASi practicas la equidad, aunque mueras no perecerás.Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa.Cuatro características corresponden al juez Escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.Cuando hayas de sentenciar procura olvidar a los litigantes y acordarte sólo de la causa.

Anuncios

Canal N – 28.09.12 – Keiko anunció que harán pedido de indulto para su padre Alberto Fujimori

Hay muchas cosas que son injustas y sería utópico pensar que podemos cambiar todo lo malo, pero si creo que si cada uno de nosotros apoyara lo que es mejor para todos las cosas serían diferente.
Tampoco soy Humalista pero he venido observando discretamente el esfuerzo del Presidente por hacer las cosas lo mejor posible , de política sé muy poco y quizás mis apreciaciones no sean importantes . Pero hasta el momento confío en que él tomará la decisión correcta, sin miedos y movido por lo que su conciencia le dicte, porque la experiencia ya le debe haber demostrado lo difícil que es manejar un país con sabiduría.

Callao 28 de setiembre del 2012
Era necesario, sin ese pedido  el Presidente Humala  no podía otorgar el indulto.  Ya no habrá más excusas  es  un acto de humanidad. No puedo evitar conmoverme.
 El señor Fujimori  estará por fin,  al lado de sus hijos hasta el día en que le toque partir, eso no se le niega a nadie. Solo sé  que la imagen de mi padre  muriendo entre mis brazos  viene a mi mente.  Aquí  no se trata de banderas políticas, ni de egoísmos, ni de odios,  nuestro país tiene demasiado de eso  y si por expresar lo que siento soy criticada poco me importa.
Eso es lo que enseño a mis alumnos, que no deben dejar que nadie les robe su  humanidad, ni sus sueños, que no deben alimentar odios  y sobre todo  que deben  buscar ser  grandes y mejores cada día. Que las cosas no son fáciles para nadie, pero que hay que luchar y  hay  que creer  en  que podemos en verdad ser  una  mejor nación.
No soy Fujimorista  y siempre lo dije, solo soy un poco más humana que muchos  de los grandes personajes con ambiciones de poder y la gente común   que se oponen a  dicha gracia cegada por sus propias motivaciones.
Hay muchas cosas que son injustas  y sería utópico pensar que  podemos cambiar todo lo malo,  pero si creo que si cada uno de nosotros apoyara lo que es mejor para todos   las cosas serían diferente.
Tampoco soy Humalista  pero  he venido observando  discretamente  el esfuerzo del Presidente por  hacer las cosas lo mejor posible , de política  sé muy poco y  quizás mis  apreciaciones  no sean importantes . Pero hasta el momento confío  en que él  tomará  la decisión correcta,  sin miedos y movido por lo que su conciencia  le dicte, porque  la experiencia  ya le debe haber  demostrado  lo difícil que es  manejar un país con sabiduría.
No quiero dejar de mencionar que no es momento de  críticas y de ataques  a la esposa del presidente, es lógico que  él la escuche, bien dice el refrán “Detrás de un   gran hombre, hay una gran mujer”  pero  en un país machista  parece ser  pecado estar acompañado de  alguien  así .
A la familia Fujimori solo decirles  pronto papá  volverá a casa  y eso es lo único que importa.
 ¡ASÍ SEA! ¡ASÍ SEA! ¡ASÍ SEA!
Fanny Jem Wong

FRASES Y POEMAS DE MAHMOUD DARWISH – “A MI MADRE”

MAHMUD DARWISH
Traducido del árabe por:
María Luisa Prieto

 A MI MADRE

Añoro el pan de mi madre,

El café de mi madre,

Las caricias de mi madre…

Día a día,

La infancia crece en mí

Y deseo vivir porque

Si muero, sentiré

Vergüenza de las lágrimas de mi madre.

 

Si algún día regreso, tórname en

Adorno de tus pestañas,

Cubre mis huesos con hierba

Purificada con el agua bendita de tus tobillos

Y átame con un mechón de tu cabello

O con un hilo del borde de tu vestido…

Tal vez me convierta en un dios,

Sí, en un dios,

Si logro tocar el fondo de tu corazón.

 

Si regreso. Tórname en

Leña de tu fuego encendido

O en cuerda de tender en la azotea de tu casa

Porque no puedo sostenerme

Sin tu oración cotidiana.

He envejecido. Devuélveme las estrellas de la infancia

Para que pueda emprender

Con los pájaros pequeños

El camino de regreso

Al nido donde tú aguardas.

 

Del poemario: Enamorado de Palestina (1966)

________________________________________________________

محمود درويش   

إلى أمي

أحنُّ إلى خبز أُمي

وقهوة أُمي

ولمسة أُمي..

وتكبرُ فيَّ الطفولةُ

يومًا على صدر يومِ

وأعشَقُ عمرِي لأني

إذا مُتُّ،

أخجل من دمع أُمي!

خذيني، إذا عدتُ يومًا

وشاحًا لهُدْبِكْ

وغطّي عظامي بعشب

تعمَّد من طهر كعبك

وشُدّي وثاقي ..

بخصلة شَعر ..

بخيطٍ يلوِّح في ذيل ثوبك ..

عساني أصيرُ إلهًا

إلهًا أصير ..

إذا ما لمستُ قرارة قلبك !

ضعيني، إذا ما رجعتُ

وقودًا بتنور ناركْ ..

وحبل غسيل على سطح دارك

لأني فقدتُ الوقوفَ

بدون صلاة نهارك

هَرِمْتُ، فردّي نجوم الطفولة

حتى أُشارك

صغار العصافير

درب الرجوع ..

لعُش انتظارِك !

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

FRASES Y POEMAS DE MAHMOUD DARWISH – HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE GAZA

Cadáveres anónimos.

Ningún olvido los reúne,

Ningún recuerdo los separa…

Olvidados en la hierba invernal

Sobre la vía pública,

Entre dos largos relatos de bravura

Y sufrimiento.

“¡Yo soy la víctima!”. “¡No, yo soy

la única víctima!”. Ellos no replicaron:

“Una víctima no mata a otra.

Y en esta historia hay un asesino

Y una víctima”. Eran niños,

Recogían la nieve de los cipreses de Cristo

Y jugaban con los ángeles porque tenían

La misma edad… huían de la escuela

Para escapar de las matemáticas

Y la antigua poesía heroica. En las barreras,

Jugaban con los soldados

Al juego inocente de la muerte.

No les decían: dejad los fusiles

Y abrid las rutas para que la mariposa encuentre

A su madre cerca de la mañana,

Para que volemos con la mariposa

Fuera de los sueños, porque los sueños son estrechos

Para nuestras puertas. Eran niños,

Jugaban e inventaban un cuento para la rosa roja

Bajo la nieve, detrás de dos largos relatos

De bravura y sufrimiento.

Luego escapaban con los ángeles pequeños

Hacia un cielo límpido.

Del poemario: La ta´tadhir ´ammâ fa´alta (No pidas perdón) (2004)

HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE GAZA

MAHMUD DARWISH

Traducción del árabe:

María Luisa Prieto

CADÁVERES ANÓNIMOS

 

 Cadáveres anónimos.

Ningún olvido los reúne,

Ningún recuerdo los separa…

Olvidados en la hierba invernal

Sobre la vía pública,

Entre dos largos relatos de bravura

Y sufrimiento.

“¡Yo soy la víctima!”. “¡No, yo soy

la única víctima!”. Ellos no replicaron:

“Una víctima no mata a otra.

Y en esta historia hay un asesino

Y una víctima”. Eran niños,

Recogían la nieve de los cipreses de Cristo

Y jugaban con los ángeles porque tenían

La misma edad… huían de la escuela

Para escapar de las matemáticas

Y la antigua poesía heroica. En las barreras,

Jugaban con los soldados

Al juego inocente de la muerte.

No les decían: dejad los fusiles

Y abrid las rutas para que la mariposa encuentre

A su madre cerca de la mañana,

Para que volemos con la mariposa

Fuera de los sueños, porque los sueños son estrechos

Para nuestras puertas. Eran niños,

Jugaban e inventaban un cuento para la rosa roja

Bajo la nieve, detrás de dos largos relatos

De bravura y sufrimiento.

Luego escapaban con los ángeles pequeños

Hacia un cielo límpido.

 Del poemario: La ta´tadhir ´ammâ fa´alta (No pidas perdón) (2004)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Homenaje a Mahmoud Darwish

Este hombre, cuya producción literaria ha sido traducida a una gran cantidad de idiomas, estaba considerado como “el poeta nacional palestino” (o el poeta de la resistencia) y se había convertido en uno de los autores árabes más célebres de la actualidad. Entre los reconocimientos obtenidos durante su carrera se encuentran, por ejemplo, el Premio Lotus, el Lenin, el Premio de la Fundación Lannan a la Libertad Cultural y la medalla de Caballero de las Artes y las Letras de Francia.

Biografía de Mahmud Darwish 

    Por: MARÍA LUISA PRIETO

Mahmud Darwish no sólo es uno de los más grandes poetas árabes contemporáneos sino también una leyenda viva: sus libros circulan a millares por todos los países árabes y los estadios se llenan para escuchar sus recitales poéticos, acontecimientos irrepetibles que nadie quiere perderse. Hombre laico y moderno, refinado y elegante, Darwish es un palestino de diálogo, aunque su voluntad no se doblegue fácilmente ni esté dispuesto a hacer concesiones humillantes. Una de sus mayores esperanzas es revitalizar la literatura palestina, procurar a toda costa que los problemas políticos no la paralicen. Y para los palestinos, la proximidad física de su poeta es como una fiesta continua, un símbolo de la cultura palestina. No obstante, a pesar de haber alcanzado con creces las metas soñadas, el poeta, desde su actual residencia entre Jordania y Cisjordania, aspira a poder regresar algún día a su tierra natal, Galilea, donde nació el 13 de marzo de 1942.

            Procedente de un ambiente campesino, sus primeros años los pasó en Birwa, una pequeña aldea de Galilea, situada a unos nueve kilómetros de Acre, donde sus padres poseían unas tierras que cultivaban para poder vivir.

            En 1948, tras la retirada de las tropas británicas de Palestina y la implantación del Estado de Israel, su familia –como miles de familias palestinas- se vio obligada a huir de su casa para salvar la vida. Permanecieron un año en el Líbano y al regresar a Palestina se encontraron con que  Birwa había sido completamente destruida por el ejército israelí, al igual que otras muchas aldeas. Tuvieron que instalarse en Dair Al Asad aunque de forma clandestina porque durante el año que habían permanecido refugiados en El Líbano, las autoridades israelíes habían elaborado unos censos, y los que no figuraban en los mismos, no tenían derecho a vivir en el nuevo Estado de Israel.

            Clandestino en su propio país y posteriormente ciudadano de segunda categoría en un Estado que le rechaza, el adolescente se refugia en los libros y plasma su identidad con lo único que le queda: el lenguaje. Se lanza a la escritura al mismo tiempo que a la acción política en el seno del partido comunista: a los veinte años publica su primer poemario, Pájaros sin alas, extraordinariamente lírico y muy influido todavía por la poesía árabe clásica. Cuatro años después publica el segundo: Hojas de olivo, mezcla de espontaneidad, musicalidad lirismo y mensaje directo, donde está patente el sufrimiento físico y psicológico de los palestinos dentro del Estado de Israel.

            En el siguiente poemario, Enamorado de Palestina, de 1966, se advierte la influencia del Mahyar y de la escuela romántica, que se dejó sentir igualmente en sus contemporáneos de todo el mundo árabe. En esta fase su estilo se vuelve más delicado, menos directo, incluso sus denuncias de las condiciones políticas y sociales en la Palestina ocupada se expresan con menos amargura y más nostalgia.

            La siguiente etapa poética de Mahmud Darwish se caracteriza por la innovación. En su afán de traspasar los cánones poéticos tradicionales, la voz del poeta sirio Muhammad Al Magut resonó en el joven Darwish como la voz del presente, junto con algunos poetas occidentales como Nazim Hikmet, Louis Aragon, Pablo Neruda o García Lorca, con los que en cierto modo se identificaba; y como muchos poetas árabes se sintió fascinado por T. S. Eliot.

            Fin de la noche, de 1967, es el poemario que abre esta larga y madura etapa, en la que se advierte una mayor abstracción. Sin embargo, el poeta siempre preserva la claridad de expresión y universalidad de visión de su poesía utilizando símbolos enraizados íntimamente con su lugar de origen: roca, montaña, árbol, mar… y especialmente la tierra, que para él no tiene un significado únicamente político sino también sagrado, siendo a la vez lecho y sepulcro.

            El siguiente poemario: Los pájaros mueren en Galilea, de 1969, es el que según Darwish marcó su primera mutación poética por la amplia utilización del símbolo y el mito, provocando una ola de rechazos. Le acusaron de haber renunciado a sus compromisos y a su concepción anterior de la poesía y de marcar una distancia entre la tierra y él. Este malentendido le persiguió desde sus comienzos pero siempre se resistió a esa “prisión atrayente” que para él suponía seguir estancado en la primera etapa, y escribió poemas todavía más “difíciles” que el lector inicialmente rechazaba pero poco a poco iba aceptando.

            En Mi amada se despierta, de 1970, amplía el campo simbólico incluyendo figuras del pasado y acontecimientos históricos, tanto del mundo islámico como del cristiano. La figura más relevante es Cristo y el suceso más recurrente es la crucifixión, que tuvo lugar en Palestina, tierra a la que el poeta pertenece, lo cual le arma de una gran fuerza moral y abre ante él un vasto horizonte humano de esperanza y desafío.

            El impacto de su mensaje poético, testimonio directo del sufrimiento y la humillación cotidianos en el Estado de Israel, así como su militancia comunista, no pasan inadvertidos ante las autoridades israelíes: le consideran demasiado peligroso para andar suelto y por ello le condenan a arrestos domiciliarios permanentes y numerosos encarcelamientos, lo cual le provoca un intenso deseo de libertad para dar rienda suelta a su creatividad.

            Viaja con una delegación de la juventud comunista por diversos países socialistas europeos y, en lugar de regresar, decide instalarse en Egipto, proponiéndose firmemente mantener la distancia entre la práctica de la poesía y la cuestión nacional, aunque era plenamente consciente de que ponía en entredicho su mito. Sin embargo, el alejamiento físico de Palestina en lugar de apagarlo, alimentó el mito porque su voz permanecía en todos los lugares, y defendiendo su derecho a la experimentación, aún a riesgo de ruptura con sus lectores, desafió a los que pronosticaban que no escribiría un solo verso fuera de Palestina porque su vena poética dependía del contacto físico con el lugar, ignorando que la fidelidad de un poeta a los suyos no depende de una acción política directa sino de la sinceridad de la obra.

            Su estancia fuera de Palestina supone un gran progreso en el campo de la creatividad: su poesía gana en complejidad y participa plenamente en la aventura de la modernidad poética, aunque nunca abandona su ternura inicial ni su capacidad de transmitir la experiencia palestina. Las imágenes siguen siendo ricas y luminosas, íntimamente ligadas a las experiencias vitales y con gran originalidad metafórica, como demuestra el poemario que abre esta tercera etapa: Amarte o no amarte, de 1972, del que destacan los conmovedores “Salmos” y el poema “Sirhán toma café en la cafetería”, que sintetiza a la perfección el estado psicológico del poeta dirigiéndose desde fuera de Palestina a los árabes que permanecen en la tierra ocupada.

            A comienzos del los años setenta se instala en Beirut, convirtiéndose en parte activa del movimiento literario libanés. Beirut se rinde ante el genio creador del poeta y desde entonces será su “segunda Haifa”, el ambiente idóneo para estimular su proyecto de renovación cultural. Allí dirige el centro de investigación de estudios palestinos y dos de las más importantes revistas árabes: Shuún filistiniyya y Al Karmel. Durante estos años, Darwish  se convierte en la gran voz de su pueblo y se consagra como uno de los más grandes poetas árabes vivos, siendo también testigo de la guerra civil libanesa, tragedia que le inspira numerosos poemas desesperados.

            En 1982, tras la invasión israelí del Líbano, Mahmud Darwish se ve obligado a abandonar aquel país para permanecer exiliado en Europa, principalmente en París, junto con estancias en Túnez. Es ésta una etapa de gran madurez artística -según sus palabras, al salir de Beirut se aproxima a la ribera de la poesía- en la que escribe poemas largos, teatrales, con un movimiento especial, numerosas imágenes poéticas y voces variadas. A veces el ritmo se acerca a las canciones con poemas sonoros que son puro canto, especialmente en el poemario Elogio de la alta sombra, de 1983, y el poeta parece que quisiera engañar a la realidad que le rodea, siendo su gran temor que el sueño que sustenta a él y a su pueblo se desvanezca como consecuencia de la interminable tragedia.

            En Menos rosas, de 1986, sigue experimentando con la forma y con el ritmo, logrando poemas de exquisita perfección formal y a la vez sinceridad e intensidad de sentimientos. Mezcla de orgullo y desesperación, de resistencia y reconocimiento del monstruo dominante, el héroe de estos poemas lucha hasta el límite de su capacidad, a pesar del exilio y la derrota, aunque sin dejarse guiar por el optimismo fácil.

            A comienzos de los años noventa, Mahmud Darwish se propone llevar a cabo un proyecto ambicioso: una epopeya lírica que libere el lenguaje poético hacia horizontes épicos. El punto de partida será la multiplicidad de los orígenes culturales, dentro de un espacio temporal visto a través de los prismas del pasado y del porvenir.

            Dentro de esta producción, Once astros, de 1992, alcanza una altura poética insuperable en la meta que el autor se había trazado. Es un poemario único, en el sentido de que el poeta consigue despegarse del presente para encontrar en la Historia el lugar que le niegan en la tierra. De este modo, con una mayor capacidad lírica, da un paso de lo relativo a lo absoluto, inscribiendo lo nacional en lo universal.

            Está compuesto por poemas largos, con una perfecta armonía entre las imágenes y el ritmo, y fuertemente marcados por grandes experiencias trágicas de la humanidad, como la guerra de Troya, las invasiones de los mongoles, la pérdida de Al Andalus o el genocidio de los pueblos indios, con referencias constantes a personajes y a lugares históricos y míticos.

            ¿Por qué has dejado el caballo solo?, de 1995,  es un poemario de profunda simplicidad y a la vez gran elaboración, una biografía poética -tal vez impulsado por el miedo de que el pasado se olvide o se deje escapar- con unos poemas de gran plasticidad en los que el poeta refleja, como en ocasiones anteriores había hecho, su gran sentido del ritmo.

            En esta vuelta a las cosas primeras, tras una larga travesía poética que se rebela contra sí misma, el poeta se inspira en su intimidad profunda, que no puede desgajar de su entorno porque los elementos primeros tienen también un componente mítico o psicológico. De esta forma compone un canto épico y mítico que narra lo cotidiano pero también cuenta, quizá sin habérselo propuesto de forma premeditada, una historia colectiva.

            Los siguientes poemarios: El lecho de una extraña, de 1999, y Mural, del 2000, están concebidos como obras arquitectónicas, con una estructura sólida y proporciones muy exactamente calculadas y realizadas con gran precisión. El resultado son unos poemas de gran sobriedad expresiva y a la vez extraordinaria finura, gracia y armonía, compuestos no sólo para ser recitados en su lengua original sino también para ser visualizados.

            Firmemente decidido a ocupar el sitio que le corresponde en el panorama poético universal, el poeta trasciende la cuestión nacional para ensalzar su humanidad, aunque liberando a los poemas de un realismo excesivo.

            Ambos poemarios están inspirados, sin duda, en experiencias vitales del poeta, especialmente Mural, en el que el Darwish muestra una gran maestría técnica, al tratarse de un largo poema en el que logra mantener continuamente una estructura y un ritmo armónicos, siendo asimismo admirable por la economía y la pureza de la composición.

            El poema está basado en las visiones y sensaciones que le embargaron durante el breve espacio de tiempo en el que permaneció clínicamente muerto. Por ello, está concebido como una especie de fresco donde aparecen yuxtapuestas de forma impresionista diversas escenas que constituyen lo esencial de su trayectoria humana, salpicadas de diálogos y monólogos interiores.

            Resulta sobrecogedora la absoluta soledad en la que el poeta se encuentra, convertido en palabra-idea, planteándose cuestiones esenciales que constituyen las preocupaciones más íntimas del ser humano, en un espacio luminoso y libre de barreras. En otra dimensión, es pura esencia fuera del cuerpo; no hay destino geográfico ni mapas sino extrañeza en un mundo extraño. El destierro y la lejanía están en su interior, y la vuelta a la que el poeta aspira es una vuelta al lenguaje, no al país, a los amigos ni a la amada.

            Pero, contrariamente a lo que se pudiera pensar, la muerte no es algo terrorífico para el poeta sino un ser vivo, sometido a las normas que rigen a los seres vivos: se ríe, llora, teme, ama, añora y muere, estableciéndose entre ella y el poeta una relación extraña y contradictoria, mezcla de miedo y placer, desesperación y paz.

            El lecho de una extraña, por el contrario, está compuesto íntegramente por poemas de amor en todas sus facetas, entremezclando, como ya lo había hecho anteriormente, la realidad con el mito y estableciendo numerosas relaciones intertextuales, tanto con la tradición clásica árabe como con el mundo contemporáneo, suprimiendo de este modo las barreras culturales del arte.

            Es resaltable a lo largo de la obra una gran austeridad poética: las imágenes quedan reducidas al mínimo para dar un mayor protagonismo a la palabra, auténtico elemento estructural de los poemas.

            También el ritmo cobra un especial protagonismo en este poemario, en el que el autor despliega su amplia experiencia en las artes amatorias, mostrando la compleja relación hombre-mujer, en la que cada uno se refleja en el otro y a la vez es un extraño para el otro, con la inevitable sensación de soledad que ello provoca.

            Hablando en su propio nombre y recreando sus propias experiencias, Darwish muestra una de las visiones más agudas de la creatividad poética árabe actual, ensalzando algo tan aparentemente sencillo y natural como es el amor a la vida y el goce del placer.

            Desde 1996 vive en Ramalla, donde dirige la prestigiosa revista literaria Al-Karmel cuyos archivos fueron destruidos por el ejército israelí durante el asedio de la ciudad en el año 2002- aunque constantemente es requerido para dar recitales poéticos por todo el mundo árabe.

            Su fama se ha extendido también a Occidente, donde goza de gran prestigio, como demuestran los diversos premios literarios obtenidos, entre ellos el Lannan Cultural Freedom Price, en el año 2001, y el premio Príncipe Claus de Holanda, en el 2004.

FUENTE

http://www.poesiaarabe.com/biografia_de_mahmud_darwish.htm

Mahmud Darwish

En agosto del 2008, la figura de Mahmud Darwish se transformó en noticia debido a su fallecimiento, ocurrido en el Hospital Memorial Hermann de Houston, luego de ser sometido a una intervención quirúrgica de corazón.

Por ese entonces, muchos lectores que no conocían en profundidad su desempeño literario, se enteraron que, a lo largo de su trayectoria, este palestino nacido el 13 de marzo de 1941 en el seno de una numerosa familia de Al-Birwa había escrito obras como “Pájaros sin alas”, “Hojas de Olivo”, “Identidad”, “El fénix mortal”, “Estado de sitio” y “El lecho de una extraña”, entre otras. Sin embargo, es importante destacar que Mahmud Darwish no fue un escritor del montón.

Este hombre, cuya producción literaria ha sido traducida a una gran cantidad de idiomas, estaba considerado como “el poeta nacional palestino” (o el poeta de la resistencia) y se había convertido en uno de los autores árabes más célebres de la actualidad. Entre los reconocimientos obtenidos durante su carrera se encuentran, por ejemplo, el Premio Lotus, el Lenin, el Premio de la Fundación Lannan a la Libertad Cultural y la medalla de Caballero de las Artes y las Letras de Francia.

Tras concluir sus estudios secundarios, Darwish fue coeditor de la revista “La Aurora”, perteneciente al Partido Comunista de Israel, y comenzó a publicar contenido poético en el diario “El Nuevo” (donde llegó a ser editor) y la revista “La Unidad”.

Tiempo después, entre 1961 y 1970, el escritor fue arrestado en varias oportunidades por sus trabajos literarios y su militancia política opositora a la ocupación de Palestina. Así fue como Darwish decidió abandonar el país e instalarse primero en El Cairo y, luego, en Beirut, donde ingresó a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Más tarde vivió en París y en Túnez, y dirigió la revista literaria “El Carmelo”, además de presidir la Liga de Escritores y Periodistas Palestinos.

FUENTE

http://www.poemas-del-alma.com/blog/biografias/biografia-de-mahmud-darwish

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

EL EJÉRCITO PERUANO Y LA UNIVERSIDAD SAN IGNACIO DE LOYOLA TE INVITAN A UNIRTE AL PROGRAMA “ADOPTA UN HÉROE”

Porque nunca debemos olvidar que ellos y sus familias también tienen DERECHOS HUMANOS

EL EJÉRCITO PERUANO  Y  LA UNIVERSIDAD  SAN IGNACIO DE LOYOLA TE INVITAN  A UNIRTE  AL  PROGRAMA “ADOPTA UN HÉROE”

Porque nunca debemos olvidar  que ellos y sus familias también tienen DERECHOS HUMANOS, pero como todavía NO ES TARDE, felicito la iniciativa de la Comunidad Empresarial  encabezada por la Universidad  San Ignacio de Loyola y al Ejército Peruano en emprender la campaña “ADOPTA UN HÉROE”, por ser de JUSTICIA.

“ÚNETE A ESTA CAMPAÑA, SÉ PARTE DE LA SOLIDARIDAD”

LANZAMIENTO DE CAMPAÑA “ADOPTA UN HÉROE”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ES POTESTAD SOLO DE UD. SEÑOR PRESIDENTE HUMALA “LA VOZ DEL PUEBLO ES LA VOZ DE DIOS “Mayoría de la población pide indultar a Fujimori, según Ipsos Apoyo”

* No hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón. SS. – Juan Pablo II
La mañana del 25 de diciembre de ese año salió de casa conmigo para una clínica y no regreso. Falleció catorce días después.

(Jemwong)

 

 La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?

EFE

Si el presidente Ollanta Humala decide indultar al exmandatario por razones humanitarias el 66% de los encuestados estaría de acuerdo, y solo el 30% no lo estaría.

La última encuesta de Ipsos Apoyo Opinión y Mercados revela que un 42% de la población peruana está a favor de indultar al expresidente Alberto Fujimori, considerando su actual estado de salud.

Solo el 27% opina que el exmandatario debe continuar preso en la cárcel de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes), en Ate Vitarte, donde cumple carcelería desde el 2007, agrega la encuesta realizada entre el 14 y 16 de diciembre último.

El 26% considera que debe concedérsele arresto domiciliario, mientras que al 5% o no le interesa el tema o no precisa.

En ese sentido, si el presidente Ollanta Humala decide indultar al exmandatario por razones humanitarias el 66% de los encuestados estaría de acuerdo, y solo el 30% no lo estaría.

Cabe señalar que la familia Fujimori ha anunciado su deseo de solicitar el indulto para el expresidente.

Sin embargo, el gobierno ha manifestado que no está en agenda otorgar este beneficio a Fujimori, quien padece de cáncer en la cavidad bucal, además de diversas enfermedades propias de su edad.

Ficha técnica
Encuesta nacional urbana fue realizada a pedido del diario El Comercio a 1200 personas. Tiene un nivel de representatividad de 75.2%, un margen de error de +/- 2.8% y un nivel de confianza de 95%.

SOLO UNA CARTA DE NAVIDAD… HOLA PAPA NOEL POR FANNY JEM WONG

Hoy no quiero escribir un poema… Hoy solo quiero escribir una carta. Una carta real como cada letra que he escrito a lo largo de este tiempo, en sentimiento y emoción. Una carta, que aunque resulte extraña para algunos y para otra absurda, quiero compartir con quién la desee leer, una carta de Navidad.

Callao, 08 de Diciembre del 2005
09.45 PM. Lima –Perú

Hola Papá Noel
Soy Fanny Jem Wong, supongo que me recuerdas… Aunque hace tannnnnnnnnnto tiempo que no te escribo…

¿Sabes?

-Las Navidades hace mucho que dejaron de ser bonitas para mí. Ya no tengo a mi papá cerca. Debes conocerlo, se llama Julio Víctor Wong Espinoza más conocido como Wong Wu Yong “El Guerrero Valiente”.

-¿Ahora te acuerdas?
-Dime que siiiiiiiiii.
Supongo que mi padre estará en uno de tus enormes talleres del Polo Norte, preparando juguetes para otros niños.

A él, le encantaba la carpintería y hacer muñecos de trapo. Debe ser, uno de los mejores trabajadores en tus talleres y debe también llevarse bien con los duendes que allí laboran, ya que es muy cordial y gran amigo porque, conoce el valor de la lealtad.

Aunque pienso que, podría quizás estar cuidando a los venados, porque adoraaaaaaa a los animales y es muy cariñoso con ellos.

Danzador, Saltador, Donero, Blitzeno, Cometa y Cupido estarían felices en compañía de mi padre.

Te cuento Santa una vez papá me dijo:
-Si yo fuese millonario, quisiera tener una casa en un terreno enormeeeeee para tener un par de perros de cada rasa, que exista en el mundo.

Luego rectifico y dijo:
-Mejor una granja, así también tendría conejos, pollitos, patos……… Muchas flores y árboles frutales de todos los tipos y un pequeño lago, con miles de peces.

– Entre nos Santa…No sé si eso era tan cierto porque, siempre me dejo tener perros. Es másssssssss hubo un tiempo que tuve once.
– ¡Siiiiiiiii! once aunque no lo creas.
-También periquitos australianos, una pareja hámster llamados Napoleón y Josefina y a todos sus hijos que fueron catorce.

-Ardillas, una rata blanca enorme, llamada Lulú.

-Vayaaaa me olvidaba de Priscilo, mi pequeño ratón blanco. Comía chocolates y comida china, tenía una casa en forma de circo de techo colorado.

-Pero cuando una vez aparecí con July un mono, papá casi me vota de casa jaaaaaaaaa.

La historia de esa mona fue tristeeeee y conmovida le ofrecí todooooooo el dinero que tenía a un organillero, para que me lo vendiera y lo hizo.

Fue una hazaña llevarlo a mi casa, encima la mona se me trepo en la cabeza y me hizo puffffffff sobre ella.

Llegué a casa hecha un asco pero, contenta.

Papá dijo:
-¿Estas loca?
-¿Un mono?
-¡Noooooooooooo!
-Te lo llevas al zoológico
-Mañana mismo.

-En fin con el dolor de mi corazón, doné el mono al Parque de las Leyendas, pero la verdad es que en un solo día que paso en mi casa, rompió muchas cosas.

-Una desgracia total.

-Arturo mi esposo que en ese tiempo era mi novio me acompaño en mi dolor de regalar a July la mona.

-Bueno Santa te sigo contando

-Recuerdo que papá un año cuando salió de vacaciones, se paso un mes completo recortando moldes y fabricó a mano muchos muñecos para mí.

.Todavía tengo varios

-¡Era increíble!

Me hizo una pareja de patilargos con zapatos de fieltro negro, cabellos de motas y trajes muy coloridos con muchas blondas.

-Todavía los tengo y están como nuevos, los cuide por años.

También tengo un burro de paño lenci muy negro, con alforjas tejidas en lamas coloradas.

-Un canguro rosado y un pequeño pirata de gamuza que ya esta tuerto. Los demás se perdieron en el tiempo pero, se quedaron en mis memorias.

-Como colecciono muñecas y muchas otros cachivaches, fue mi padre quién preparó todas las repisas en donde se exhiben.

El decía:

-No te haré ni una más

-Ya está tu cuarto está muy lleno de cachivaches

-¿Dónde vas a meter más?

-Esto no parece un dormitorio

-Parece una tienda

Pero al ver mi cara de luna enfadada me decía:

-Buenoooooo
-¿Dónde pongo otra?

-Pero tú compras tus maderas

-¿Y para qué será esta vez?

-Osos, payasos, búhos, bolas de nieves, unicornios, más muñecas
-¿o qué?

Y se reía…….. Es más, cierro los ojos y lo veo sonriéndome

Santa la Navidad en mi casa era mi padre, cuando murió se llevo la Navidad en sus alforjas. Era él quien desde los primeros días de noviembre armaba conmigo el árbol, el nacimiento y todo lo demás.

Planeábamos que se cenaría y yo ponía en la mesa todos los antojos de papá, que eran muchos por cierto porque era muy comelón.

Algo que me enseño desde muy pequeña, fue siempre compartir la cena con alguna persona que no tuviera nada y así se hizo siempre en casa. Alistábamos lugares de más para así hacerlo.

Papá nos enseñó que la navidad no eran los regalos, porque estos en sí mismos carecen de valor. Me enseñó que un regalo valía por significado y no por su precio. Y que si no se podía regalar algo, un abrazo y un beso eran mucho más valiosos

Siempre quise tocar piano, mi padre no podía comprarme uno de verdad. Pero si me pudo dar mi primer piano de cajita musical y años más tarde un pequeño órgano.

-Para nosotros la Navidad era la unión de la familia y la simbología del nacimiento del Niño Jesús. Aunque no te niego que siempre tuve todo, a diferencia de tantos niños que no tienen nada, ni siquiera algo que comer.

-Tuve muchas, muchas navidades hermosas las cuales agradezco porque fui afortunada.

-Perdóname Santa, te debo haber mareado con todo mi rollo, ahora si te diré que es lo que te pediré para esta Navidad.

-Lo primero, que en cada hogar del mundo se encienda una luz para cada familia que exista.

-Para mí si puedes, deseo que te lleves parte de la tristeza que tengo dentro, porque me pesa demasiado.

-Arrójala muy lejos en un abismo, para que nunca más regrese.

-Permíteme soñar que estoy allá ti, que me encuentro con mi padre y lo ayudo como siempre en la fabricación de los juguetes o preparando los dulces para los niños del mundo.

-Pero si no puede ser, lo único que te pido y no es para mí es que le digas a Dios que no se lleve un día de Navidad, al papito de ningún niño del mundo como se llevo al mío.

-Eso es todo lo que deseo, si puedes concedérmelo.

Adiós Santa, gracias por leer mi carta.

Un besoteeeeeeeeeee

FANNY JEM WONG

PD.

A quienes la lean resultará quizás infantil lo que acabo de escribir pero es lo que siento, después de casi ocho años de la muerte de mi padre. Él me prometió no morirse en Navidad y cumplió su promesa.

El 24 de Diciembre, se sentó por última vez a la mesa. No pudo cenar, tenía mucho dolor. Ya no podía comer, solo pesaba 32 kilos pero nos acompaño.

La mañana del 25 de diciembre de ese año salió de casa conmigo para una clínica y no regreso. Falleció catorce días después.

(Jemwong)

http://www.youtube.com/watch?v=XoCXNTvHUFg

* No hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón. SS. – Juan Pablo II