HABLAR, ESCUCHAR, ESCRIBIR, LEER POR MARCO MARTOS

HABLAR, ESCUCHAR, ESCRIBIR, LEER. POR MARCO MARTOS

HABLAR, ESCUCHAR, ESCRIBIR, LEER POR MARCO MARTOS

A menudo oímos que alguna persona pondera alguna de estas actividades como muy importante. Y no se equivoca quien así opina. Lo que se dice menos es que cada una de estas acciones forma parte de algo más complejo: la comunicación y todas tienen el mismo nivel de importancia, son a su manera indispensables. Cada ser humano aprende el lenguaje oyendo a las personas mayores, imitando los gestos y palabras y relacionándolos con la realidad que conocen. La noción de “verde” por ejemplo, necesita de modo perentorio relacionarse con el mundo exterior. Es muy difícil explicar ese “verde” a un niño, sin mostrárselo. Hablar, organizar palabras de forma oral es indispensable en la comunicación, está antes que la escritura. Hay grandes hombres en la historia que no escribieron, lo hicieron sus discípulos por ellos: Sócrates, Buda, Jesús, pero sabríamos muy poco o casi nada de ellos, si no se hubiera escrito sobre ellos. He allí la importancia de la escritura. Hay una sabiduría oral que trasmiten los pueblos, la oralidad permite conversar, ir afinando las opiniones en una comunidad, una familia, un salón de clases, un grupo de amigos, pero gracias a la escritura se pueden fijar conocimientos y trasmitirlos a quienes no están con nosotros. La literatura, esa belleza de la forma de las palabras, en palabras de Aristóteles, se tramite de forma oral en muchos pueblos, pero en la escritura logra importantes logros. Hablar, oír, escribir y leer, son actividades que nos hacen seres humanos en toda su potencia. Quien sepa hablar bien, escuchar con atención, escribir con propiedad y leer con atención, con toda seguridad, sabrá abrirse paso en la vida con mucha habilidad.

NO SOY POETA POR FANNY JEM WONG.

Y si en esto que escribo
encuentras que te interno
en mares de confusiones
he logrado mi objetivo.
No deseo que lo dicho
sea fácilmente comprendido
Sino que remueva
la razón y los sentidos
Porque mi presencia,
todavía no es verdad
Y te digo
¡Yo no soy poeta!

NO SOY POETA POR FANNY JEM WONG.


NO SOY POETA POR FANNY JEM WONG.mpg


NO SOY POETA

Dicen algunos
que no soy poeta
que no escribo poesía,
que narro:
Histerias
Cuentos
Tretas
Hastíos
Abismos
Voces internas
Una vida sin sentido
Letanías agobiantes
Infiernos
Oscuridad
Putrefacción
Pestes
Ascos
Nauseas

Dicen algunos
que no soy poeta
que la poesía es
Luz
Alegría
Amor
Vida
Eternidad
Belleza
Pureza
Rima
Metáfora
Prosa
Armonía
Melodía
¡No sé qué tanta cosa!
¿Es acaso la perfección,
la verdad de nuestra existencia?
¡Qué gran mentira!
¿No es cierto que cuando
la noche es oscura
da paso a la locura?

Dicen algunos
que no soy poeta
que en la poesía
no debe haber:
Sombras
Penas
Martirios
Fantasmas
Laberintos
Soles negros
Demonios
Brujas
Pesares
Que estos son solo
el producto,
de una mente insana
que pinta en el inmaculado blanco
su vida de negro

Dicen algunos
que no soy poeta
No creen en poemas largos.
¡OH! Más allá de la muerte
¿Qué dirían de ti?
Vida y tormento
Fosas sin tiempo
Renaceres de cenizas
¡Nunca he de ser poeta!
Los locos son casi siempre
incomprendidos.

¡Yo no soy poeta!
Humildemente escribo,
a las tardes desteñidas,
a los fúnebres colores,
a las almas en pena,
a sueños perdidos,
a la noche eterna.

¡Yo no soy poeta!
Por eso escribo
de los infiernos de Dante
que vagan en mis memorias.
¡Yo no soy poeta!
Escribo a la música
que acompañas mis delirios
para internarme
en sus acordes
hasta el averno,
y elevarme después
al mismo cielo.
Escribo de ríos
coagulados de sangre
cuando la muerte llama
cada día a mí puerta

¡Yo no soy poeta!
Transmito algo
que no quiero que sea poesía,
ni siquiera entendida,
mucho menos leída.
Palabras que no dicen nada
La nada que lo dice todo
Para que nunca lleguen
a ser traducidas
estas febriles divagaciones,
alucinaciones,
paranoias…

¡Yo no soy poeta!
No me interesa
Adecuarme
al mundo,
a las cosas.
Ni interpretar
la unión de las palabras,
palabras que siempre
se quedan cortas.
Si la verdad en la poesía fuese,
la exactitud de la palabra
me río a carcajadas de ella.
Porque esa es la más grande
de las falacias

Y si en esto que escribo
encuentras que te interno
en mares de confusiones
he logrado mi objetivo.
No deseo que lo dicho
sea fácilmente comprendido
Sino que remueva
la razón y los sentidos
Porque mi presencia,
todavía no es verdad
Y te digo
¡Yo no soy poeta!

JEM WONG

29.10.2004