EL VERANO DE CINTIA, ESCRIBE PROPERCIO POR MARCO MARTOS

Pero llega la noche con sus misteriosos olores,
los jazmines se preparan y la lavanda, y tú sonríes.

EL VERANO DE CINTIA  ESCRIBE PROPERCIO POR MARCO MARTOS
EL VERANO DE CINTIA, ESCRIBE PROPERCIO POR MARCO MARTOS

EL VERANO DE CINTIA, ESCRIBE PROPERCIO
POR MARCO MARTOS

Es la tarde de Roma de un verano despiadado.
Hace muchísimo calor y el cielo es caliginoso.
Detrás de las nubes está el festín de fuego,
el sol con sus odios. Cintia, es verdad que te ahogas
y buscas el agua fresca bajo las sombras.
Pero llega la noche con sus misteriosos olores,
los jazmines se preparan y la lavanda, y tú sonríes.

CINTIA ES LA VIDA (ESCRIBE PROPERCIO) POR MARCO MARTOS

Solo, no soy de este mundo,
semejo a un fantasma extraviado
entre los humanos de carne y hueso.
Tiemblo cuando no estoy a tu lado,
pero si te veo soy el agua que fluye gozosa
bajo el sol de la primavera,
una nieve en lo alto de la montaña,
un pájaro errante que llega a su nido.

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM   (18)

CINTIA ES LA VIDA (ESCRIBE PROPERCIO) POR MARCO MARTOS

Vas y vienes por las callejuelas de Roma.
Las bibliotecas son tu reino, los pergaminos,
la caligrafía, los largos dictados de los juristas,
de los empleados del Foro
y de los ujieres de toda laya.
Paseas tu belleza incólume
entre el polvo de los siglos.
En el otro extremo de la ciudad,
mientras crecen las sombras
cuando el sol declina,
alcanzo a escribir las líneas que te envío.
Solo, no soy de este mundo,
semejo a un fantasma extraviado
entre los humanos de carne y hueso.
Tiemblo cuando no estoy a tu lado,
pero si te veo soy el agua que fluye gozosa
bajo el sol de la primavera,
una nieve en lo alto de la montaña,
un pájaro errante que llega a su nido.

Propercio habla con Cintia por Marco Martos

POEMA : Propercio habla con Cintia por Marco Martos
Propercio habla con Cintia por Marco Martos

Propercio habla con Cintia
por Marco Martos


Tú has nacido para que yo te adore
con la palabra que me han dado los dioses,
de fuego y niebla en la fragua del deseo,
en el rumor de los principios y mientras
nuestro mundo dure. Te cuido en el tiempo
que transcurre mi vida y luego mis versos
serán guardianes de tu ser de reina en el universo.