CANCIÓN PARA FANNY – AUTOR: DANIEL ALTAMIRANO -LOS DE SIEMPRE

cropped-fanny-jem-wong-2014-en-ucv-sede-callao-26-de-junio-611.jpg

CANCIÓN PARA FANNY – Autor: Daniel Altamirano -Los de Siempre / Idea de: Domingo Quiroga .Mayo. 2015.

Publicado el 8 may. 2015

“Canción de nostalgia, nombre de poesía donde se conjuga el encuentro y la distancia, cosas del alma que solo se alcanzan cuando se puede amar. Poema que forma con lágrimas la palabra tatuada de besos en madrugadas de un vino azul. Donde estará la espuma y el mar que baña tu penumbra oscura sin mi sol sin par? – Buscare en la niebla tu silueta como una pluma desprendida de mi pensamiento suave y tenaz y sabrás entonces que tu nombre me llama como el fuego en la flama y como la espuma en el mar”.

EL TAÑER DE LAS CAMPANAS POR FANNY JEM WONG

EL TAÑER DE LAS CAMPANAS

 

Socavar  montañas

no fue nada fácil 

Señor Oscuro.

no crees que sea tiempo

de detener la marcha,

los abanicos se duermen

sobre los luceros,

son  pesadas piedras, 

no logran contener  

la espesa savia

de los  ríos rojos,  

ni el tañer de las campanas

del templo.

 

JEM WONG

01-10-2012

“AN GAN EL GUARDIÁN DEL TEMPLO” POR FANNY JEM WONG

 “AN GAN EL GUARDIÁN DEL TEMPLO”

An Gan  no era un gato común, era el líder, el alfa, el guardián, mi  amigo, mi bebe, mi cuidador, mi abuelo, mi padre, mi hijo,  el velador de mis sueños, el Cazador De Demonios.  

No era solo un gato, lo  tengo claro… Por algo esta pasando todo esto y no estoy  alucinada, solo estoy  desmesuradamente triste. Nuevamente Setiembre hijo mio, recíbelo con los brazos abiertos en tu  gran tazón celeste, aquí tu nuevo amiguito  cumplió su tarea   y lo hizo  bien. En verdad  debería  llegar a ti  con una enormeeeeee medalla, porque  mamá duerme tan poquito que An Gan tenía demasiado trabajo.

El círculo gira endemoniado…Solo yo me entiendo… solo yo. Todo lo que he amado  lo destruyo la misma mano… siempre… siempre… siempre…  pero sabes  mi pequeño niño,  hoy la bruja mala  perdió la máscara y dejo ver el peor de sus rostros.

No seré quién se encargue de cobrarle más de tres décadas de dolor, será la vida. Esa malvada nos mato, con sus intrigas, con sus mentiras, con sus envidias, la verdad que no comprendo tanto odio. En fin,  asunto de ella, seré paciente  como decía Confucio “Me sentaré  en la puerta de mi casa…”  

Quiero que  sepas  mi pequeñito  que asumo lo que me corresponde por haberte dejado ir , era casi una niña,  sé que esa no es ninguna justificación , la verdad  es  que  no supe como enfrentar  mis miedos , mis odios , mi rabia , mi dolor , mi ego  y la gran  marea de emociones que  se desataron  en mí . En esa  época  ni estudiaba Psicología, ni sabía que era ser  La Hija De la Bilis Negra y el Fuego ,  pero no cargare más con  las  culpas  de  los otros,  solo con lo que me corresponde.

Es tiempo  de empezar a recorrer mis últimos  caminos  y la intensión de  escribirlo  , es que mamá tiene la  loca idea  de que  esto sirva  para   que otras personas comprendan,  lo que es  vivir sufriendo un padecimiento conocido como:  Trastorno  Bipolar Afectivo , sobrevivir con ello sin vergüenza y con  valor suficiente de   revelarlo para ayudarme a mi misma y a otros como yo .

Es verdad que las emociones  son tremendamente intensas y el dolor es  extremo pero  si  hubiese sido distinta, no sería quién soy, ni  haría las cosas  con la vehemencia  y la pasión  que siempre motivaron   todos mis actos y que me llevaron a ser Fanny Jem Wong.

Por suerte mamá  es psicóloga y  por lo tanto más introspectiva que cualquiera, creo que conocer  tantos detalles  sobre la biografía  de  Karen Horney   me hizo bien, no dejare  que otros muevan el  lápiz por mí ,  seré yo quién escriba  mi historia para quién la quiera leer  .

Viste hijo mio  por algo suceden las cosas,  hoy tengo el valor de comenzar a relatar una vieja  historia, digna de ser un drama de William Shakespeare y no soy como tu hermano dice una santa madre, soy un ser  con defectos y virtudes, quizás más imperfecta que muchos, consciente de  mis actos  pero por sobre todo valiente.

Hasta aquí abra quien piense:

-¿Qué paso?

-¿Jem Wong enloqueció?

 -¿Escribe todo esto por la muerte de su mascota?  

-¡No! ¡No señores!

-No enloquecí, solo empiezo algo  que venía hace mucho postergando por el temor de no hacerlo bien. Estudie Psicología, no literatura, ni siquiera  sé si soy buen poeta, pero  nadie aprende sabiendo, se aprende haciendo y eso haré. Para ser escritor  hay que escribir.

 Muchos de nosotros hemos tenido o tenemos temores. Esos temores en ocasiones  parecen ser justificados, en otras  tal vez  no. Pero quizás uno de los miedos más grandes para algunos sea  la  muerte, la verdad para mí nunca lo fue  porque  ella me acompaño desde siempre, al menos eso es lo que recuerdo. Nunca le tuve miedo a mi propia muerte, lo difícil siempre fue tener que aceptar que se fueran los seres que amaba.

 Muchos entonces nos preguntaremos

-¿Qué es lo que sucede cuando esto ocurre? Y quizás tengan una idea no muy clara de hacia dónde van quienes traspasan los portales de la muerte.

 Yo no fui ajena a estos cuestionamientos, es más Thanatos y Eros eran  los protagonistas principales de todos mis   versos y concluyo este primer capitulo citándome a mi misma  

 Preguntaba Sócrates: ¿Qué engendra la muerte? Y Platón respondió: “LA VIDA…LA VIDA…LA VIDA…”

 

FANNY JEM WONG

29-09-2012

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

HOMBRE AMARILLO HOMENAJE PÓSTUMO AL POETA PERUANO JOSÉ WATANABE

foto-watanabe5

HOMBRE AMARILLO

 

Solo vas un paso adelante

vuela raudo, Hombre Amarillo

alcanza los bosques de maduros cerezos

descansa al fin bajo sus sombras

FANNY JEM WONG

28.04.07

En memoria de José Watanabe.

 250x250_1177800994_WATANABE

Muere el polifacético Poeta Peruano José Watanabe

sol negro: Recuerdo de José Watanabe

Muere el polifacético Poeta Peruano José Watanabe

El artista, declarado el mejor Poeta Joven del Perú, falleció a los 61 años por enfermedades neoplásicas; escribió siete poemarios entre los que figuran El huso de la palabra y Antígona

EFE
El Universal
Lima, Perú
Jueves 26 de abril de 2007

19:00 El poeta peruano José Watanabe, de 61 años, galardonado en 1971 por su primera obra “Álbum de Familia”, falleció a consecuencia de un cáncer ayer en el Hospital de Enfermedades Neoplásicas de Lima, informaron hoy medios locales.

Después de ser declarado el mejor Poeta Joven del Perú a los 25 años, Watanabe escribió otros siete poemarios entre los que figuran “El huso de la palabra” , “Antígona” y el último “Banderas detrás de la niebla” en 2006.

Su poemario “La piedra alada” fue publicado en 2005 con gran éxito en las librerías de España por la editorial Pre-textos y en los últimos años estaba a cargo de una colección juvenil de la editorial Peisa.

El escritor, de padre japonés y madre peruana, nació en la norteña localidad de Laredo en 1946 y heredó de su progenitor la afición por los libros y el arte.

Estudió en la Escuela de Bellas Artes de la ciudad de Trujillo y también siguió la carrera de arquitectura en la Universidad Nacional Federico Villareal de Lima.

Posteriormente, dirigió el programa de televisión infantil “La casa de cartón” , en la década de los años 70, y escribió guiones de televisión y de cine, medios en los que también ejerció como director de arte.

Son suyos los guiones de las películas “Maruja en el infierno” y “La ciudad y los perros” , basada en la novela homónima de Mario Vargas Llosa y dirigida por Francisco Lombardi.

Casado con la poetisa Micaela Chirif y padre de tres hijas, Watanabe destacó irónicamente por su perfil bajo en una generación literaria dada “bastante al aspaviento” , según comentó con Efe el poeta y conductor de televisión Iván Thays.

Watanabe poseía “una sabiduría entre rural y filosófica” por herencia familiar y una inmensa curiosidad por todos los temas, que lo llevaron a trabajar con minuciosidad en los escritos que hizo para la televisión y el cine, agregó Thays.

No en vano sus amigos calificaban al vate peruano como un auténtico “estuche de monerías” porque no había tema que desconociera y sorprendía a sus allegados al pasar con naturalidad del arte a la ingeniería.

En una de sus últimas entrevistas -al diario La República en 2004-, Watanabe dijo que el futuro le inspiraba temor porque “no tengo nada, como muchos poetas o cualquier peruano” .

“No tengo fortuna, no tengo un trabajo seguro, no soy asegurado y ya se acerca la edad, la vejez” , comentó en tono irónico al matutino limeño.

No obstante, el deceso lo sorprendió en medio de una frenética temporada de viajes de trabajo a Europa y cuando trabajaba en talleres literarios como el que se vio obligado a suspender hace un mes por su repentino internamiento en el hospital.