EN TOMIS, OVIDIO ESCRIBE A LIVIA POR MARCO MARTOS

Hoy nos separan las aguas azules del Mare Nostrum,
los aires tempestuosos de la política de Roma,
la omnímoda voluntad de Augusto y los caprichos de su esposa,
que tiene tu nombre, pero más audacia,
y menos belleza y bondad menos.

POEMAS DE MARCO MARTOS  . EN TOMIS, OVIDIO ESCRIBE A LIVIA
EN TOMIS, OVIDIO ESCRIBE A LIVIA POR MARCO MARTOS

EN TOMIS, OVIDIO ESCRIBE A LIVIA POR Marco Martos


Hoy nos separan las aguas azules del Mare Nostrum,
los aires tempestuosos de la política de Roma,
la omnímoda voluntad de Augusto y los caprichos de su esposa,
que tiene tu nombre, pero más audacia,
y menos belleza y bondad menos.
Los hados no han dicho si podremos vernos en el futuro,
pero el tiempo corre veloz como Pegaso por los aires.
Por eso mismo te declaro mi amor sin condiciones,
el más puro que pueda imaginarse
y que se contenta con un pensamiento tuyo
mientras contemplas el Tíber
que tantas veces vimos juntos
en las tardes del verano,
aunque sentirte y tocarte bajo el cielo estrellado de Roma
no se compara a ningún placer conocido por los humanos,
es asunto de dioses, somos dioses cuando amamos.
No me desdigo, pero quiero acariciarte
y que la presión de mis dedos
te haga llorar de felicidad
en las cuatro estaciones del año.

EN TOMIS, OVIDIO ESCRIBE A LIVIA POR MARCO MARTOS CARRERA POEMA PERUANO UNMSM
EN TOMIS, OVIDIO ESCRIBE A LIVIA POR MARCO MARTOS

MANO SOÑADA POR MARCO MARTOS

Así como el sol del mediodía
tiene en su centro
a la aurora de finos dedos
y las manos del mar
lo refrescan y lo alientan
en su difícil trabajo
de oro sobre el agua
antes de que arribe
la noche más espesa,
de la misma manera
guardo tu mano soñada

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM  (7)Mano soñada por Marco Martos


Así como el sol del mediodía
tiene en su centro
a la aurora de finos dedos
y las manos del mar
lo refrescan y lo alientan
en su difícil trabajo
de oro sobre el agua
antes de que arribe
la noche más espesa,
de la misma manera
guardo tu mano soñada
que aumenta mi fuego primigenio,
te entrego todo lo vivido,
mi pequeña sabiduría,
mis secretos,
para que dures y florezcas,
acerco mis labios a tu piel
y beso lo más femenino
de la tierra

MATACABALLO POR MARCO MARTOS

El mar es verde
y el palo de la balsa
amarillo en el agua,
blanco en el sol.
Las muchachas
que recogen el pescado
o las que vienen de Piura
tienen genes vicús,
míralo en esa piel bruna,
ni trigueña ni negra,
dorada por el sol.

POEMA : MATACABALLO POR MARCO MARTOS
MATACABALLO POR MARCO MARTOS

MATACABALLO POR Marco Martos


Para Thomas Pilgrim M.

El mar es verde
y el palo de la balsa
amarillo en el agua,
blanco en el sol.
Las muchachas
que recogen el pescado
o las que vienen de Piura
tienen genes vicús,
míralo en esa piel bruna,
ni trigueña ni negra,
dorada por el sol.
El muelle desvencijado
tiene veinte años
y más viejo parece,
nacido con el mar.
Aquí vine con mi padre
siendo adulto ya,
comimos aquí guitarra,
hablamos de El Chilcal,
del pequeño ídolo negro
de Narihualá,
del cementerio de Chusís.
Aquí vengo ahora
con mi hija
y le enseño lo que sé:
las ballenas de la Antártida
llegan a Paita,
a las frías y azules aguas
de la infancia,
a Matacaballo jamás,
las rayas salen a la orilla
con la marea baja,
picadura de raya,
duele, duele;
en las arenas de Piura
algarrobo o tamarindo,
zapote siempre habrá.
Aquí vengo con mi hija
y mañana ella
con su hijo tal vez.
Matacaballo. El sol.

RECADO DE LI PO, REFUGIADO EN LAS MONTAÑAS, A MA TI, DAMA DE LA CIUDAD DE KOUANG TCHEOU POR MARCO MARTOS

Te imagino ya desnuda
en mis brazos, con placer
que no se esconde,
sabia en el amor,
en el hablar y en los silencios, sabia,
en todas las estaciones.
Cierro los ojos y te envío mis pensamientos
en una mariposa.

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM
RECADO DE LI PO, REFUGIADO EN LAS MONTAÑAS, A MA TI, DAMA DE LA CIUDAD DE KOUANG TCHEOU POR MARCO MARTOS
Recado de Li Po, refugiado en las montañas,
A Ma Ti, dama de la ciudad de Kouang Tcheou
Por Marco Martos
Es lo más alto de la montaña.
Hay nubes debajo, un río serpenteante
y diferentes tonos de verde entre las matas.
Estoy sentado en una roca meditando
con una copa de vino que bebo lentamente
y te imagino bajando las escalinatas
del parque de Kouang Tcheou
con tu sonrisa repartiendo sombra
en ese mediodía espléndido.
Que vislumbras a tu madre cuchichean
algunos demorados caminantes
que van cruzando la plaza
y que solo te semejas a ti misma
dicen otros entendidos
anonadados por el chorro de luz
de tu figura.
Miro el río abajo, tan pequeño
y con tanta fuerza, y te sueño,
apacible en una roca, dibujando frente
al mar Meridional que parece
interminable en la lejanía.
Supongo entonces que me extrañas
y que en el ábaco de colores cuentas
los días que demoraré
en bajar de las alturas.
Te imagino ya desnuda
en mis brazos, con placer
que no se esconde,
sabia en el amor,
en el hablar y en los silencios, sabia,
en todas las estaciones.
Cierro los ojos y te envío mis pensamientos
en una mariposa.

SAN MIGUEL DE PIURA POR MARCO MARTOS

POEMAS DE MARCO MARTOS UNMSM- (6)
SAN MIGUEL DE PIURA POR MARCO MARTOS

San Miguel de Piura
Autor : Marco Martos
Encendí el corazón sobre los médanos,
en los soledosos algarrobos que continúan
la ciudad más allá de la postrera bandera blanca,
bordeando el camino de Los Ejidos, regado
por las cagarrutas de las cabras. El cielo era azul
con sus nubes pintadas y había un viejo caballo
y un burro blanco entre los grises.
He olvidado a qué íbamos a Los Ejidos
pero puedo adivinarlo mientras aspiro todavía
el aire luminoso de la infancia.
Los Ejidos: el olor de las cabras, la leche
de cabra, el queso de cabra que jamás
he encontrado después en la tierra.
A la hora del regreso el sol reverberaba
sobre los médanos y en llegando al recodo
del camino que divisa a la cruz del Norte,
bajo la sombra benéfica de los sauces,
los pequeños pudimos sumergirnos
en el río suavísimo y verdoso.
¡Han pasado años de años!, ¡me he mezclado
en tandas cosas!, y ahora que el sol
reverbera sobre el asfalto, no extraño
a esa patria, distante y diminuta.
O tal vez la extraño y por eso escribo.

Marco Gerardo Martos Carrera (29 de noviembre de 1942) es un reconocido escritor y poeta peruano. Es considerado uno de los principales representantes de la Generación del 60 en la poesía peruana. Fue presidente de la Academia Peruana de la Lengua, catedrático de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y decano de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de dicha casa de estudios (Mayo 2013).

Marco Martos nació en el entonces Hospital de Belén de Piura. Su padre fue el huancabambino Néstor Samuel Martos Garrido (1903-1973) notable historiador y periodista. Su madre fue doña Rosa Clementina Carrera Ubillús de Martos (1907-1958), dama huancabambina que durante el siglo XX se dedicó a la educación de la niñez piurana.

Realizó sus estudios primarios en el colegio “Salesiano”, una institucion educativa cuya sede estuvo ubicada en la calle Libertad, frente a la Plaza Merino en la ciudad de Piura. Poco después cuando pasaba a quinto grado, a petición de él, sus padres lo cambiaron al colegio San Miguel de Piura donde culminó también sus estudios secundarios, sobresaliendo desde entonces en los cursos de letras.

En los años 60, con su llegada a Lima, Marco Martos empieza a vislumbrar su vida poética. Ingresa a estudiar Derecho en la Pontificia Universidad Católica del Perú; pero, impulsado por su vocación literaria, ingresa a estudiar Literatura Hispana en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde conoció a la que sería después su esposa y madre de sus tres hijos, Carmen Castañeda.

Es doctor en Literatura, poeta y periodista peruano. Prolífico autor de obras poéticas, se le considera uno de los principales representantes de la Generación del 60 en la poesía peruana. Sus poemas usan un lenguaje sencillo, irónico y cotidiano para criticar la realidad en la que vive y para referirse a la soledad y al aburrimiento existencial.

En 1967 fue ganador de los Juegos Florales de Poesía de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, y en 1969 obtuvo el Premio Nacional de Poesía José Santos Chocano. Ha participado como jurado en muchísimos certámenes de poesía, entre ellos fue Jurado del Premio Casa de las Américas en (1984).

Marco Martos, también sobresalió en ajedrez entre 1960 y 1964. En 1962 en un torneo obtuvo el primer puesto y en 1963 obtiene victorias frente a ajedrecistas chilenos. En ese mismo año el diario La Prensa de Lima sostuvo que era una lástima que Marco se dedicara a la poesía. Más tarde escribiría “Jaque Perpetuo”, un poemario dedicado al ajedrez, una de las grandes pasiones de su vida.

En 1969, se presentó a un concurso organizado por La Casa de la Cultura del Perú en donde obtuvo el Primer Premio Nacional de Poesía con su libro “Cuaderno de Quejas y Contentamientos”.

Estudió en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en donde luego fue decano de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas. Actualmente se desempeña como profesor principal de esta facultad y director de su Unidad de Posgrado, además es profesor en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, la cual, pese a ser desconocida para muchos, se proyecta como un semillero de futuros filósofos, escritores y maestros.

Se graduó como bachiller en Letras en 1972 con la tesis “Darío y Machado: del modernismo a la literatura comprometida” y como doctor en Letras en 1974 con la tesis: “la poesía amorosa de César Vallejo en Los heraldos negros y trilce”.

Su obra le ha valido un amplio reconocimiento, la cual ha sido traducida y publicada en alemán, griego, francés, portugués, húngaro, italiano e inglés.

Desde el año 2006 es presidente de la Academia Peruana de la Lengua.

Nuevamente, en el 2010, llega a ser decano de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

El 01 de agosto de 2013, recibe el homenaje principal en la Feria Internacional del Libro de Perú, en el auditorio principal, contando con la asistencia de más de 200 personas entre poetas, amigos, familiares y prensa local e internacional.

Obras

Biblioteca del mar. (Lima: Vicio Perpetuo Vicio Perfecto. 2013)
Vespertilio. (Lima: Vicio Perpetuo Vicio Perfecto. 2012)
Vértigo. (Lima: Vicio Perpetuo Vicio Perfecto. 2012)
Poemario Dante y Virgilio. Iban oscuros en la profunda noche. (Lima: Universidad San Martín de Porres. 2008)
Aunque es de noche. (Lima: Hipocampo. 2006)
Dondoneo. (Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos. 2004)
Jaque perpetuo. (Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú. 2003)
El monje de Praga. (Lima: Hipocampo. 2003)
Sílabas de la música. (Lima: LIRSUR. 2002)
El mar de las tinieblas. (Lima: El Caballo Rojo-Atenea. 1999)
Al leve reino. (Obra poética 1965-1996) (Lima: Peisa. 1996)
Cabellera de Berenice. (Trujillo: SEA-Municipalidad Provincial de Trujillo-Casa del artista. 1991)
Muestra de arte rupestre. (Lima: Instituto Nacional de Cultura. 1990)
Carpe diem/El silbo de los aires amorosos. (Lima: CEPES. 1981)
Carpe diem. (Lima: Haraui. 1979)
Donde no se ama. (Lima: Milla Batres. 1974)
Cuaderno de quejas y contentamientos (Lima: CMB. 1969)
Casa nuestra. (Lima: Ediciones de la Rama Florida. 1965)

BIBLIOTECA POR MARCO MARTOS
http://www.youtube.com/watch?v=RUJ4SMpyiTU&feature=youtu.be&a

BOCA DE DIOS POR MARCO MARTOS
http://www.youtube.com/watch?v=Nu3Yddg1x6E

VIRINGO POR MARCO MARTOS
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10152191504099082&type=1&l=1abf9c55ab

LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD SEGÚN LA TRADICIÓN ZEN: MARCO MARTOS
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10152143936054082&type=1&l=30fad7c7a8

OFICIO

Mi oficio es el canto
el canto de las palabras,
el dulce embrujo
de las sílabas
y las asonancias.
Éste es mi oficio
y no lo cambio por nada,
pero qué difícil es
querer decir algo
y no tener sino gana.

Casa nuestra, 1964.

ÚLTIMO DIÁLOGO

–Tanto tiempo queriendo escribir
para llegar a la conclusión
de que escribir es un parpadeo
y que da lo mismo
escribir o no escribir,
parpadear o dejar de hacerlo.
¿Acaso alguien dice:
“miro tu parpadeo,
es azul o es
una raya en el espejo”?
¿o el parpadeo
sólo se hace de humo,
vive de por sí,
pasa y no deja huella,
como un único pájaro
sobre la espuma
en el verde mar inmenso,
donde el olvido y sueño
se juntan en un bostezo
de un hombre solo con su máscara
en una habitación de hotel extranjero?
–¿A quién le hablas?
¿Qué dices?
No te escucho.
Cállate. Deja
a los que han encontrado la quietud
en el tráfago de lo perdido.
Babel duerme.
Y tú vienes con parpadeos.
Busca un médico.
Cúrate.
Es un viejo tic inútil
tu parpadeo

Leve reino, 1996.
Marco Martos
POEMAS DE MARCO MARTOS
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10151850675689082&type=1&l=4e0c69ad4c

CABELLERA DE BERENICE POR MARCO MARTOS

Todo el tiempo me pareces un sueño
que camina, sale de sus mares naturales
y entra en la vida causando asombro.
En tu sonrisa percibo el encanto que ejerces
y el desencanto tuyo, por ahí,
en una veta profunda.

POEMA CABELLERA DE BERENICE POR MARCO MARTOS
CABELLERA DE BERENICE POR MARCO MARTOS


CABELLERA DE BERENICE
POR MARCO MARTOS


Todo el tiempo me pareces un sueño
que camina, sale de sus mares naturales
y entra en la vida causando asombro.
En tu sonrisa percibo el encanto que ejerces
y el desencanto tuyo, por ahí,
en una veta profunda.
Tú, tan concreta, tan evanescente,
(esas contradicciones)
es en el dolor donde mejor
te muestras. Te he visto sufrir,
Berenice ¡y de qué manera!,
pero has estado serena en esa oscuridad,
y es que tienes luz propia
y para ti no hay negro pozo.
He aquí mi utopía y mi trabajo:
llegar a tu centro.
Tengo el convencimiento de ser
quien más te conoce, pero ésta
es mi sabiduría verdadera:
permanezco en los umbrales
donde me encegueces, mas conservo
los otros sentidos muy atentos
a lo que acontece con tu figura,
gusto, tacto oído, aguzados;
¡cómo hueles, Berenice,
tu olor jamás lo equivoco!,
ni tu voz suavísima,
ni la piel que contiene
y es tu límite.
Este es mi gusto:
permanecer a tu lado,
definirme como un hombre
de tu bandería,
por eso llevo tu aura,
te tomo de la mano,
me añudo contigo,
viajo en tu cabellera
por los espacios siderales.

TU FU JUEGA AJEDREZ CON LA DAMA PING POR MARCO MARTOS

Frente a las piezas del ajedrez,
escudriño tu rostro de arroz y de nieve
que urde estrategias, estratagemas, tácticas.
Empleo toda mi inteligencia y astucia

POEMA : TU FU JUEGA AJEDREZ CON LA DAMA PING POR MARCO MARTOS
TU FU JUEGA AJEDREZ CON LA DAMA PING POR MARCO MARTOS

Tu Fu juega ajedrez con la dama Ping

por Marco Martos.


Frente a las piezas del ajedrez,
escudriño tu rostro de arroz y de nieve
que urde estrategias, estratagemas, tácticas.
Empleo toda mi inteligencia y astucia
en ganar tus deseos y te voy entregando
una a una mis fichas hasta quedar inerme
en las aguas profundas y amarillas de los desesperados.
Cuando me rindo y me entregas tu sonrisa de jade,
emprendo otra partida y con mis dedos, lentos o veloces,
palpo tus hendiduras, tus altas torres soberbias,
tus hermosos flancos y tus descampados.