‘Piura espejo de eternidad’ de Marco Martos

Marco Martos, nacido en Piura en 1942, es considerado uno de los principales representantes de la Generación del 60 en la poesía peruana. Es, además, presidente de la Academia Peruana de la Lengua.

‘Piura espejo de eternidad’  de Marco Martos
‘Piura espejo de eternidad’ de Marco Martos

“Piura, espejismo de eternidad”

El reconocido escritor, poeta y periodista peruano, Marco Martos presenta hoy su libro “Piura, espejimso de eternidad”. La cita es a las 8 p.m. en el Colegio de Periodistas (calle Tacna 970, Piura).

Marco Martos, nacido en Piura en 1942, es considerado uno de los principales representantes de la Generación del 60 en la poesía peruana. Es, además, presidente de la Academia Peruana de la Lengua.

Ha publicado 26 libros de poesía y ha merecido diferentes distinciones, entre ellas el Premio Nacional de Poesía del Perú.

“En Piura, espejo de eternidad” los poemas de tono personal se van sumando a aquellos otros colectivos que muestran el sufrimiento y la esperanza de los pobladores a lo largo de la historia, y así desfilan en estos versos los tallanes y mochicas, las costumbres heredadas del imperio incaico, la Piura virreinal y republicana.

   CENIZA
 MARCO MARTOS· 
 La palabra es fuego que consume
 al papel que la sostiene. Esa ceniza
 es lo que digo, fantasma que vuela
 en el convulso mar de la gramática,
 una poña en el viento, en el agua,
 en el ojo sangriento de la lagartija
 acezando en el lecho del río seco.
 Y ese calor en la plaza de Lancones
 que te parte la crisma, la boca frágil,
 también es una palabra, una lengua
 que con infinito espanto habla y calla.
CENIZA
MARCO MARTOS·
La palabra es fuego que consume
al papel que la sostiene. Esa ceniza
es lo que digo, fantasma que vuela
en el convulso mar de la gramática,
una poña en el viento, en el agua,
en el ojo sangriento de la lagartija
acezando en el lecho del río seco.
Y ese calor en la plaza de Lancones
que te parte la crisma, la boca frágil,
también es una palabra, una lengua
que con infinito espanto habla y calla.

* El poema “El Perú”, de Martos, fue leído en 44 lenguas en la inauguración de los Juegos Panamericanos.

EN SILENCIO POR FANNY JEM WONG.

¡Cuánto tiempo alentaste mi canto!
¡Cuánto tiempo sujetaste mi pluma!
¡Cuánto tiempo bordaste caricias sinceras!

Encendiendo faros de amistad eterna
Vistiendo a la luna y al sol de esmeraldas
Haciéndome sentir que valió la pena
Parir millones de rezos y cantos

EN SILENCIO

¡Cuánto tiempo quemándome los pulmones!
Tragando punzantes metales hirviendo,
Muriendo en cada canto
En cada verso que iba pariendo

Encerrando en valijas desgastadas
Océanos de sueños horrendos
Triunfantes fueron las envenenadas dagas
Desgarrándome en tirones por completo el pecho

¡Cuánto tiempo alentaste mi canto!
¡Cuánto tiempo sujetaste mi pluma!
¡Cuánto tiempo bordaste caricias sinceras!

Encendiendo faros de amistad eterna
Vistiendo a la luna y al sol de esmeraldas
Haciéndome sentir que valió la pena
Parir millones de rezos y cantos

FANNY JEM WONG
20.08.06

TÚ POR FANNY JEM WONG.

Tú, llanto de impalpable deseo,
lengua de dragón en la hoguera,
éter que libabas mis pechos
contrayéndome las entrañas .

Tú, palabra refinada en mi oído
pasión incendiaria del sentido,
dueño nocturno que me quema,
la porcelana agitada y desnuda
Ya no te creo nada… Ya no seré de ti.

Tú, fuiste amor azul montaña,
sonrisa del latido del mar,
caña dulce de la nostalgia,
el eco del rumor de claras aguas.

Tú, canción de amor en mis oídos.
Flor perfumando la habitación,
cientos de poesías no escritas,
tatuaje, lluvia, verdor de mi alma.

Tú, dueño de mi cósmica historia,
alas libres e imperturbables,
aguas nocturnales bañándome.
Clavel y Rosa humedecidos de deseo.

Tú, sonrisa del salmo sagrado,
corteza que cura las heridas,
aroma de mirra en flor,
sin mezquindad, ni egoísmo.

Tú, la piedra pulida
en que se escribió nuestro amor
Amorfo vivirás en mi memoria
Una escalera de pasos sin eco
Una sala que llenaba silencios

Tú, llanto de impalpable deseo,
lengua de dragón en la hoguera,
éter que libabas mis pechos
contrayéndome las entrañas .

Tú, palabra refinada en mi oído
pasión incendiaria del sentido,
dueño nocturno que me quema,
la porcelana agitada y desnuda
Ya no te creo nada… Ya no seré de ti.

Jem Wong
05-06-05

(Jemwong)