HABLAR, ESCUCHAR, ESCRIBIR, LEER POR MARCO MARTOS

HABLAR, ESCUCHAR, ESCRIBIR, LEER. POR MARCO MARTOS

HABLAR, ESCUCHAR, ESCRIBIR, LEER POR MARCO MARTOS

A menudo oímos que alguna persona pondera alguna de estas actividades como muy importante. Y no se equivoca quien así opina. Lo que se dice menos es que cada una de estas acciones forma parte de algo más complejo: la comunicación y todas tienen el mismo nivel de importancia, son a su manera indispensables. Cada ser humano aprende el lenguaje oyendo a las personas mayores, imitando los gestos y palabras y relacionándolos con la realidad que conocen. La noción de “verde” por ejemplo, necesita de modo perentorio relacionarse con el mundo exterior. Es muy difícil explicar ese “verde” a un niño, sin mostrárselo. Hablar, organizar palabras de forma oral es indispensable en la comunicación, está antes que la escritura. Hay grandes hombres en la historia que no escribieron, lo hicieron sus discípulos por ellos: Sócrates, Buda, Jesús, pero sabríamos muy poco o casi nada de ellos, si no se hubiera escrito sobre ellos. He allí la importancia de la escritura. Hay una sabiduría oral que trasmiten los pueblos, la oralidad permite conversar, ir afinando las opiniones en una comunidad, una familia, un salón de clases, un grupo de amigos, pero gracias a la escritura se pueden fijar conocimientos y trasmitirlos a quienes no están con nosotros. La literatura, esa belleza de la forma de las palabras, en palabras de Aristóteles, se tramite de forma oral en muchos pueblos, pero en la escritura logra importantes logros. Hablar, oír, escribir y leer, son actividades que nos hacen seres humanos en toda su potencia. Quien sepa hablar bien, escuchar con atención, escribir con propiedad y leer con atención, con toda seguridad, sabrá abrirse paso en la vida con mucha habilidad.

Tu Amistad Divino Bosque De Granados

Amiga, eres de todos mis bienes el más preciado
Un macizo cántaro de inagotables gracias y honestidad
El universo que cobija dulcemente mi alma abatida
La valiosa estela dorada, consolación constante y virtud.

Eres inmortal corazón celeste espantando amargas tristezas
La antorcha que ilumina las grises noches con verdes esperanzas
El alma bella que alegra y divierte el pensamiento inquieto
La legítima felicidad por la que mis lágrimas se visten de rojo acero

FRASES BONITAS (71)

 

TU AMISTAD DIVINO BOSQUE DE GRANADOS

Joven y hermosa diosa coronada por granadas
Llegas ofreciendo todos los frutos del alma
Con el pecho abierto, desnuda de rojas miserias
Otorgándome la vida sin esperar nunca nada

Sobre las blancas faldas bordadas en hilos de oro
Yacen eternos los veranos e inviernos vívidos
Cerca o lejos, en la vida y más allá de la muerte
Amiga, tú eres y serás creación fantástica, sublime

Generosa conocedora de mi mundo interior
De todos los afectos el amor más elevado
Piadoso corazón escarlata, consolación constante
Ávida lectora de miles de páginas azules y verdes

Tu verbo espanta soledades, miedos, angustias, desolación
Eres tú , el tibio sol que ilumina, la mano piadosa que sostiene
El músculo forjado en fuego que nunca ha de envejecer
El panorama celeste de cuidados, ardor y afección inmutables

Amiga, tú por siempre serás la mano abierta, franca, sincera
Quien aleje la cruel manifestación de todo dolor en mi pecho.
Una ingenua criatura desprovista de disfraces y egoísmos
Alegría y tristeza, nunca miserables disimulos, ni artificios

Eres amiga rotunda palabra que impulsa y detiene
El corazón inmortal, incondicionalmente fiel
El pensamiento viajando libre de toda negra duda
La leal semilla que madura y crece dentro de mí pecho

Amiga, el color legítimo de tu tierna y diáfana mirada
Es la luz que me guía hacia manantiales turquesas
Tu amistad es un eterno y divino bosque de granados
En donde el seco olmo venciendo a la muerte abraza la lozana vid

Amiga, eres de todos mis bienes el más preciado
Un macizo cántaro de inagotables gracias y honestidad
El universo que cobija dulcemente mi alma abatida
La valiosa estela dorada, consolación constante y virtud

Eres inmortal corazón celeste espantando amargas tristezas
La antorcha que ilumina las grises noches con verdes esperanzas
El alma bella que alegra y divierte el pensamiento inquieto
La legítima felicidad por la que mis lágrimas se visten de rojo acero

Eres amiga, quien se anticipa a las tormentas de mi alma
Laboriosa constructora de enormes puentes de abnegado afecto
La voz que acaricia, resurrección mística para mi alma
La diestra forjadora de sueños, de esperanzas, amor de hermanas

FANNY JEM WONG
08.03.2006

“Amistad un hermoso árbol en donde solo maduran verdades”.
FANNY JEM WONG

08.03.2006