Y REGRESÓ…POEMA SENSUAL POR FANNY JEM WONG

Y REGRESÓ…


Majestuoso, indiferente e inmenso océano
Fuiste lejano horizonte, tormenta de nostalgias
Nunca abrigaste el alma, ni la vestiste de azul calma
Fuiste esquivo, frío amor consumiéndose las aguas.


Egoísta navío atravesando mares de extremo a extremo
Diestro pintas los húmedos cristales de rojas ansiedades
Gotas de sangre deslizándose sobre las pálidas mejillas
Y regresó…pidiendo a gritos encender brasas.


Desesperado esta por recorrer la popa con encendido aliento
Traes amoroso timonel el arrebato de todas las ansias
Bordando estas sobre el impaciente vientre la marca de fuego
Clavando el ancla de tu naves una y otra vez en el húmedo centro
Retorciendo los cabos y el árbol de hélice cual eje enloquecido.


Mar de tibia espuma blanca inundando la proa hasta la popa
Eres amor embriagadora brisa que arremete la popa de espejo
Puliendo esta tu afanosa lengua la lanzada y el puente
De estribor a babor haces tuya la cubierta y el entre puente.


Flotando yacen los velas frente al altivo faro que irrumpe
Rompiéndome las olas y la espuma entre gritos y quejidos
Loco vas navío bajo el murmullo de las blancas olas
Besando hambriento, afanoso de placeres las trémulas olas.


Flameando de amor estallas, no detienes los motores
Suspiras, suplicas, lloras, gritas
¡No deseas detener tu embriagador viaje hacia el Oriente!
Historia sin fin de tintas frescas
sobre el cuaderno amarillo de bitácora
Y regresó…como tantas otras veces.


FANNY JEM WONG
23.10.2006


“Mira vida mía las caracolas llenarse de besos sonoros
Que las olas en ardiente suspiro no quemen y nos ardan los quejidos”

Que Fácil Decir: ¡Olvídalo! Por fanny Jem Wong

ILUSTRACIONES PARA POEMAS -JEMWONG (843)

Siempre recuerdo a Sócrates
“Obsérvate sin ceguera y di con precisión
y coraje lo que estás sintiendo.”

Que Fácil Decir: ¡Olvídalo!

Estoy de pie frente a las puertas del averno
Contemplando un descomunal paisaje de cadáveres
Pude ver sus caras, se retuercen, son hienas entre estiércol
Gran jugada bajo sucias sabanas la de los falsos profetas .
Entre cerebros podridos el pensamiento lúcido era imposible
Sucumbió el líder ante las bragas fosforescente de la hechicera
Ideales, amistad y lealtad convirtiéranse en utopías perversas
Conveniente fue la entrega y premiada la incompetencia
Encendiendo estoy las intermitentes páginas
Deponiendo la ira de lo que ya sospechaba
Ríos de sangre desbordaron las tristes lunas
Los cuervos felices retozaban sin importar a quién sacrificaban
Que fácil decir: ¡Olvídalo!
Cuando insectos y larvas arrancaron las entrañas
Que fácil decir: ¡Olvídalo!
Cuando el cuerpo volviérase feto y la vida se escapaba
Que fácil decir: ¡Olvídalo!
Cuando la comida se te atragantaba en la garganta
Que fácil decir: ¡Olvídalo!
Para quien todo lo tiene y del muerto no sabe nada
El pico de fuego le fue clavado una y mil veces con alevosía y ventaja
Danzaba la bestia sobre sus sueños y nadie dijo: ¡Basta!
Provocación, desdén y falsos testimonios
Fueron su tela de araña y nadie dijo: ¡Basta!
Mientras la victima quedaba calva y retorcía entre la mierda que no controlaba
Temporales y desalientos fueron interminables peldaños fatigosos
Escondida entre corredores y escaleras solitarias
Apartándose de quienes dejaron de ser sus amigos y cambiaban de bando
Sucios mentirosos, mascaras funestas, nunca fue lo mejor lo que buscaban
Ni lo ideal para los niños solo fueron siempre sus ganas
Criaturas desnudas de lealtad solo importaban sus hambres y sus joyas
La circunferencia infernal seguirá girando entre luces intensas
Regresando al punto de inicio porque dolor con dolor se paga
No será mi voz la condena sobre sus millonarias laderas de falsedades
El falso prestigio caerá por su propio peso porque todo se sabe
Las caretas de los venerados moralistas no serán eternas
Falsos expertos sonrían todavía su senda es ancha
Las nuevas ideas se les perderán en profundos abismos
No hay que olvidar que la falsa gloria está guardada en saco sin fondo
Lo que se construye sobre el dolor de otro se desplomará en caída libre
En esta selva prefiero seguir siendo humana a pesar de mis imperfecciones
Porque nunca obtuve nada que con esfuerzo no ganara
Rodarán quizás las hojas del amarillo calendario
Mañana las cabezas de los cuervos, nadie es indispensable
Pero siempre renaceré de las cenizas aunque el silencio de Dios
Sea para mí hoy indiferencia y frialdad elocuente
Y entre oscilaciones solitarias y entre tumbos la razón se desmorone
Nunca podrán callar lo que alma y el corazón clama.

FANNY JEM WONG
25.09.2006
Está escrito ¡Así sea!

El orgullo engendra al tirano. El orgullo, cuando inútilmente ha llegado a acumular imprudencias y excesos, remontándose sobre el más alto pináculo, se precipita en un abismo de males, del que no hay posibilidad de salir.
Sócrates
(Jemwong)

Arrebato De La Muerte por Fanny Jem Wong (Jugando con mis versos)

FANNY JEM WONG
FANNY JEM WONG

Arrebato De La Muerte
(Jugando con mis versos)

I
Luces y sombras palidecen
Corazón obstinado e iracundo
Alucinaciones, pánico, negras horas
Dibujan la historia de una vida
¡Por fin comprendiste!
Visiones crónicas de sueños perdidos.

¿Qué eres ahora?
Solitaria, callada, fiera herida
Trotan furiosos los cascos de las bestias
Arrebato de la muerte
¡Sucumbes! Entre frios y nadas
Mudo es el vértigo ausente.

Una línea torcida
Sepulcro cubierto por rosas negras
Diosa coronada con flores sangrientas
Sobre un plano inexistente
Danzan enloquecidas las hienas
Estigmatizadas las manos te son quebradas.

Eres trozo de materia inerte
Funestos son los cantos y las oraciones
Aborreciendo cada movimiento de las pestañas
Calcinándose bajo rojo hierro
Te condenan a indiferente silencio
Por fin su real manto te cubre y mueres.

II
Luces y sombras palidecen
Dibujan la historia de una vida
¿Qué eres ahora?
Arrebato de la muerte
Una línea torcida
Sobre un plano inexistente
Eres trozo de materia inerte
Calcinándose bajo rojo hierro.

Corazón obstinado e iracundo
¡Por fin comprendiste!
Solitaria, callada, fiera herida
¡Sucumbes! Entre frios y nadas
Sepulcro cubierto por rosas negras
Danzan enloquecidas las hienas
Funestos son los cantos y las oraciones
Te condenan a indiferente silencio.

Alucinaciones, pánico, negras horas
Visiones crónicas de sueños perdidos.
Trotan furiosos los cascos de las bestias
Mudo es vértigo ausente
Diosa coronada con flores sangrientas
Estigmatizadas las manos te son quebradas
Aborreciendo cada movimiento de las pestañas
Por fin su real manto te cubre y mueres.

FANNY JEM WONG
16.07.06