De Fronda A Fronda por Fanny Jem Wong

FANNY JEM WONG POETA PERUANA
FANNY JEM WONG

De Fronda a Fronda

De Fronda a Fronda

Con ferviente deseo, amor

He de escribir los versos más bellos.

Discurren los pensamientos

Por  falanges de fuego.

No hay pecado en el deseo

Cuando este de viste de amor.

Trepan ansiosas las manos

Son higueras

Sobre veredas de piel.

Se alborotan las sombras

Rompiendo secretos

Revelando su condición

Sus formas más sabrosas.

Renaciendo una y otra vez

Entre hermosos sueños.

En sus brazos  inmunidad

A la agonía  de la ausencia.

Las gruesas lágrimas

Dejan de caer  de los cristales.

Los sentidos despiertan

Las aguas se agitan,

Fertilizando rosadas tierras.

Semilla brillante de acero

Abundante  ha de ser la cosecha,

Que recolecte orgulloso

Por altitud, por derecho

Por majestuosa hombría.

Certero sembrador

Riega con cálidos besos

La pálida flor que espera.

Irradia dulce ambrosía,

Rocía los pétalos que giran.

Tapiza  praderas y montañas

Con deliciosos vaivenes

Desde la superficie

Hasta lo más profundo.

Altivo y orgulloso penétrala,

Boca a boca lenguas de fuego.

Enredense húmedas, enloquecidas

Mientras dibuja con los dedos

Las cimas de verdes y altivos copos,

Paisaje de encendidos goces.

Cantos indecibles son pronunciados

De fronda a fronda, quejidos

Visten el silencio de rojos ecos.

Retumban alborozados, febriles

Mientras se ruboriza el blanco lienzo,

Cuando fornican los pensamientos

Se intimidan, se quiebran las hojas.

Bajo el peso de cada hambriento latido,

Eres  tú amor tiempo y esencia,

Apetencia  tibia bañando la semilla

Frenesí  y eterna danza lujuriosa

Sobre la flor de manzano

Que ondulante florece.

FANNY JEM WONG

22.05.06

¡Tú Eres Mi Hembra! por Fanny Jem Wong

Palabras calientes queman los oídos
Vida y muerte, encuentro perfecto
Locas carreteras, placeres turbulentos
Líneas llorando mieles, almíbar en la boca.

¡Tú Eres Mi Hembra!

por Fanny Jem Wong

Mordiendo los talones voy, los pies se derriten
Busco el anhelado atajo de regreso a los sueños
Excitado y sonoro el viejo latón arde, mata el olvido
Latidos delirantes que ansían sus fuertes brazos.

Releo en las entrañas, las huellas de sus besos
Angustiosa fue la espera dibujando sobre el techo
El amor contenido en las hojas del viejo calendario
Danzan en las habitaciones febriles los opuestos.

Ángeles y demonios observan quietos y atentos
Convulsión desesperada de inflamadas teas
Hierve la linfa, fluye furioso río por las arterias
Por fin en veloz saeta dorada, llegas a mí.
El fuego de sus ojos son brazas de pecado
Sueños que reviven y mueren de amor tiritando
Ladran las soledades, espantando las penas
Y aferrada a su abrazo la loba se hace cordero.

Un vértigo implacable quiebra los pensamientos
Se hace poseedor y dueño del inquieto cerebro
Eres rey de mi sangre, resplandor que arrastra
Eres quien roba en compás lujurioso las sonrisas.

Sueños y ensueños, transpiran las blancas carnes
Calientes, ardorosas se penetran completas
Se hunden los labios en aguas de deseos
Dorsos encontrados, delirios sudorosos.

Manos que se aferranBocas que se tragan
lientos que se queman
Piernas que lascivas se enredan
Lumbre sembrándose, rayo en el centro.

Palabras calientes queman los oídos
Vida y muerte, encuentro perfecto
Locas carreteras, placeres turbulentos
Líneas llorando mieles, almíbar en la boca.

Uñas dibujando sobre la piel surcos perfectos
Pétalos de terciopelo acariciando los labios
Sólido y portentoso roble mirando en centro del cielo
Bóveda que engulle en envolventes contracciones.

Ávida sed que es aplacada, tibias lluvias ahogan las gargantas
Caricias de espuma blanca golpean las orillas
Descubres de tu reino amor enigmas y misterios
Avanzando lentamente haces tuyo el paisaje.

Mientras tu voz repite una y otra vez –
¡Tú eres mi hembra!

FANNY JEM WONG
11.05.2006

“Rojas llamas encendidas vistieron el lecho
Por fin rey de mi sangre regresaste a tu reino”.

León De Oro por Fanny Jem Wong

Si mis versos alcanzaran por fin tu corazón,
No les cierres las puertas
No ahogues los dulces trinos,
En el saco del olvido.

FANNY JEM WONG
FANNY JEM WONG

León De Oro

Solo deseo expresar por voluntad
Y no por caos de la carne
Que eres tú noble amor,
La razón de esta existencia.

Hoy he de escribir sin esperar
Demasiado o quizás nada
A pesar de presentir
Que solo recibiré indiferencia.

Este es un mundo
Que se precia de ser bueno y justo
Cuando bien sabemos amor
Que predomina la sordera.

Si mis versos alcanzaran por fin tu corazón,
No les cierres las puertas
No ahogues los dulces trinos,
En el saco del olvido.

Por libre albedrío
He recorrido todas tus sendas y tú las mías
No manche nunca la blanca espuma
Solo te ame y te vestí de ellas.

Eres tú… el león de oro,
Él que colma de emoción los sueños
Él que por siempre vivirá escondido
En la memoria, esa sí que es eterna.

Eres tú…él que viste todas las paredes
Cuando las esperanzas parecen perdidas
Eres tú…él que penetra hasta la sombra
Cual deslumbrante luz, cuando la risa asoma.

No niegues nunca precioso varón
Ser el bálsamo que acaricia
Ni el vaivén que enciende y quema
Sobre la rosa que palpitante espera.

¡Vive ahora! No entierres este amor
Entre escombros de silencios, de olvidos
No condenes a quien locamente te ama
Al aislamiento confundido.

No temas ser el abrazo que ata a la vida
Ni inspiración extraviada, entre locas carreteras
No dejes que duerma eternamente en el ayer
Y si aún así fiero león decides seguir huyendo
Ayúdame a conciliar el eterno sueño.

FANNY JEM WONG
06.05.2006

“Renací hermosa y salvaje
Entre sus garras miles de veces
Doloroso placer de cristal
Bañando el rostro de ansiedades
Presa eternamente de su amor”.