ERICH FROMM FRASES CELEBRES Y CITAS

ERICH FROMM-00- (1)
ERICH FROMM

Erich Fromm nació en Frankfurt, Alemania en 1900. Su padre era un hombre de negocios y, según Erich, más bien colérico y con bastantes cambios de humor. Su madre estaba deprimida con frecuencia. En otras palabras, como con unos cuantos de los autores que hemos revisado en este libro, su infancia no fue muy feliz que digamos.

Como Jung, Erich provenía de una familia muy religiosa, en este caso de judíos ortodoxos. El mismo se denominó más tarde un “místico ateo”.

En su autobiografía, Beyond the Chains of Illusion (Más Allá de las Cadenas de la Ilusión) Fromm habla de dos eventos acontecidos en su adolescencia temprana que le condujeron hacia este camino. El primero tiene que ver con un amigo de la familia:

Tendría ella más o menos como unos 25 años; era hermosa, atractiva y además pintora; la primera pintora que conocía. Recuerdo haber escuchado que había estado comprometida pero luego de un tiempo había roto su compromiso; recuerdo que casi siempre estaba en compañía de su padre viudo. A él le recuerdo como un hombre insípido, viejo y nada atractivo; algo así (quizás porque mi juicio estaba basado de alguna manera por los celos). Entonces un día oí la tremenda noticia: su padre había muerto e inmediatamente después ella se había suicidado, dejando un testamento que estipulaba que su deseo era ser enterrada al lado de su padre (p. 4 en inglés).

Como pueden imaginar, esta noticia sorprendió al joven Erich, en ese momento con 12 años, y le lanzó a esa pregunta que muchos de nosotros nos haríamos: “¿por qué?”. Más tarde, encontraría algunas respuestas (parcialmente, como admitió) en Freud.

El segundo evento fue incluso más fuerte: la Primera Guerra Mundial. A la tierna edad de 14 años, pudo darse cuenta de hasta dónde podía llegar el nacionalismo. A su alrededor, se repetían los mensajes: “Nosotros (los alemanes, o mejor los alemanes cristianos) somos grandes; Ellos (los ingleses y aliados) son mercenarios baratos”. El odio, la “histeria de guerra”, le asustó, como debía pasar.

Por tanto, se encontró nuevamente queriendo comprender algo irracional (la irracionalidad de las masas) y halló algunas respuestas, esta vez en los escritos de Karl Marx.

Para finalizar con la historia de Fromm, recibió su doctorado en Heidelberg en 1922 y empezó su carrera como psicoterapeuta. Se mudó a los EEUU en 1934 (¡una época bastante popular para abandonar Alemania!), estableciéndose en la ciudad de Nueva York, donde conocería muchos de los otros grandes pensadores refugiados unidos allí, incluyendo a Karen Horney, con quien tuvo un romance.

Cerca del final de su carrera, se mudó a ciudad Méjico para enseñar. Ya había hecho un considerable trabajo de  investigación sobre las relaciones entre la clase económica y los tipos de personalidad de allí. Murió en Suiza en 1980.

ERICH FROMM-00- (2)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (3)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (4)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (5)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (6)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (7)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (8)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (9)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (10)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (11)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (12)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (13)
JEM WONG
ERICH FROMM-00- (14)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (15)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (16)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (17)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (18)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (19)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (20)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (21)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (22)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (23)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (24)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (25)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (26)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (27)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (28)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (29)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (30)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (31)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (32)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (33)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (34)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (35)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (36)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (37)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (38)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (39)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (40)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (41)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (42)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (43)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (44)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (45)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (46)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (47)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (48)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (49)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (50)
ERICH FROMM
ERICH FROMM-00- (51)
ERICH FROMM

NUESTRA SEÑORA DE PARÍS

“Cuando, después de haber subido a tientas durante mucho tiempo por la tenebrosa espiral que atraviesa perpendicularmente la espesa muralla de campanarios, se desembocaba por fin en una de las dos plataformas inundadas de luz y de aire, el cuadro que por todas partes se extendía bajo los ojos era bellísimo:

EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (1)

Victor Hugo

Nuestra Señora de París (fragmento)

“Cuando, después de haber subido a tientas durante mucho tiempo por la tenebrosa espiral que atraviesa perpendicularmente la espesa muralla de campanarios, se desembocaba por fin en una de las dos plataformas inundadas de luz y de aire, el cuadro que por todas partes se extendía bajo los ojos era bellísimo: un espectáculo sui generis del que sólo pueden hacerse una idea aquellos lectores que hayan tenido la fortuna de ver una villa gótica entera, completa, homogénea como todavía existen algunas en Nuremberg, en Baviera, Vitoria, en España, o incluso algunas muestras más reducidas, siempre que estén bien conservadas, como Vitré en Bretaña o Nordhausen en Prusia. Aquel París de hace trescientos cincuenta años, el París del siglo XV, era ya una ciudad gigante. Generalmente, los parisinos nos equivocamos con frecuencia acerca del terreno que desde entonces creemos haber ganado. París, desde Luis XI, apenas si ha crecido un poco más de una tercera parte; claro que también ha perdido en belleza lo que ha ganado en amplitud. París nació, como se sabe, en esa vieja isla de la Cité, que tiene forma de cuna, siendo sus orillas su primera muralla y el Sena su primer foso. “

EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (2)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (3)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (4)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (5)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (6)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (7)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (8)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (9)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (10)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (11)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (12)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (13)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (14)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (15)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)   (16)
EL JOROBADO DE NUESTRA SEÑORA DE PARÍS ( 1923)

SOLO SÉ PUEDE DAÑAR A LOS VIVOS POR FANNY JEM WONG

Déjame en mi mundo de cristales rotos, de espejos quemados, de anillos de fuego,de enormes espirales y rosas mustias. No me despiertes pues mis rugidos pueden resonar por siglos. ¡Aléjate! ¡Aléjate! ¡Aléjate! ¡Te desconozco profana melancolía!”

LOBOS (20)

SOLO SÉPUEDE DAÑAR A LOS VIVOS POR FANNY JEM WONG

“Solo sé  puede dañar a los vivos…quienes estamos  muertos no le tememos a nada. Aun así  te atreves a abrir mi tumba. No me subestimes, no  me busques, no   espíes, no me provoques, no me acorrales, no me   enfades. No pretendas jugar con mi mente.

 ¡Aléjate! ¡Aléjate!  ¡Aléjate!

No tengo  nada que te pertenezca. No te otorgo el  derecho  de romper los   sellos de mis ataúdes, buscando conocer el esqueleto de mis estructuras   mentales, son complejas…nunca las entenderías.

Yo soy la  artista, yo las pinto, las recreo  y las muestro si deseo al mundo entero,sin avergonzarme de  ellas ¡Total! El que nada tiene, nada pierde y el que   nada debe, nada teme.

Márchate   en paz, no cargues sobre mis cansados huesos las piedras  de tu cómoda   casa. Ni tus inseguridades  vestidas de oro  y armiño  .No me  muestres tus puntos débiles, no uses conmigo malas estrategias.

Déjame   dormir que estoy cansada y  si aun así persistes,  recuerda  que no  soy nada paciente, pero  hice gala de ello  no por mí…fue  por Uds.

¡Aléjate!  ¡Aléjate!   ¡Aléjate!

Déjame en mi mundo de cristales rotos, de espejos quemados, de anillos de fuego,de enormes espirales  y rosas mustias. No me despiertes pues mis rugidos   pueden  resonar  por siglos.

¡Aléjate! ¡Aléjate! ¡Aléjate!

¡Te desconozco profana  melancolía!”

 FANNY JEM WONG

05-05-2013

LOBOS (12)

POESÍA ÁRABE TRADUCIDA POR YASSIN KAOUD

Yassin Kaoud
LICENCIADO EN CIENCIAS SOCIALES CON ESPECIALIDAD EN HISTORIA Y FILOSOFÍA, DOCENTE UNIVERSITARIO E INTÉRPRETE TRADUCTOR ÁRABE Y POETA.

frases  y pensamientos-jem wong (3)

POESÍA ÁRABE Y TRADUCCIONES DE YASSIN KAOUD

Yassin Kaoud
LICENCIADO EN CIENCIAS SOCIALES CON ESPECIALIDAD EN HISTORIA Y FILOSOFÍA, DOCENTE UNIVERSITARIO E INTÉRPRETE TRADUCTOR ÁRABE Y POETA.

Mahmoud Darwish-
ARTE PICASSO -MADRE (7YYY)
DIA DE LA MADRE (463)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (1)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (2)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (3)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (4)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (5)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (6)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (7)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (8)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (9)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (10)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (11)_副本
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (12)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (13)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (14)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (15)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (16)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (19)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (21)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (23)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (25)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (26)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (27)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (28)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (29)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (31)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (64444444447)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (222222222228)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  (GGG1)
POEMAS ARABES TRADUCCIÉS DE Yassin Kaoud  55555555555(2)
YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES  (1)
YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES  (13)
YASSIN KAOUD POEMAS Y TRADUCCIONES  (15)

Guardar