Poemas a una Mujer: HOY TE AMO POR WALTER FAILA

“Te amo, y suenan los arpegios de tu voz
y surgen desde la arena, asfixiada de éxtasis,
veletas de ébanos rosados, que son bajeles etéreos
en el océano de tu piel y de mis sueños.
Libero plenilunios que mutilan la noche
y subo a tu hombro mi aliento de ceniza
Avanzo entre hachearles de infortunios
por la in cordura sutil de tus suspiros
y es un conjuro de hierbas el jardín de tu horizonte
por donde muerde el sol tu cintura sudada y presurosa.
Hoy te amo, cabalgando en un rectángulo mudo
desde las crines sedosas de tus talle
y es un coro perenne e implacable tu clamor ante el eclipse
¡Corazón Salvaje!
Bebo en tu vertiente la savia de tu ombligo
y emerjo hacia tus ojos
para descubrir mi delirio en los montes de tu selva
Te amo, y el muro oculta su lepra de musgos
y los borrachos del mapa zigzaguean
por los fronteras del derrumbe,
donde ya nada impide el exilio hasta sus senos,
y nada bloquea mi éxodo de labios
al borde interminable de tu abismo.”

HOY TE AMO POR WALTER FAILA

Publicado por FANNY JEM WONG

MI AMIGO WALTER FAILA ESCRIBIÓ COMPLEJIDADES

WALTER FAILA

MI AMIGO WALTER FAILA ESCRIBIÓ COMPLEJIDADES

La anarquía reside en cada habitación de la casa.
No hay sustancias que gobiernen mi caos.
Ni contorsiones que detengan la estrategia de un enigma.

Ya no busco en tus rincones los vértices del prisma
ni te pregunto si es posible hilvanar entre tus faldas.

Ya no hay grillos licenciosos que canten en mis noches,
ni ranas embusteras que entonen libertinas serenatas.

Sí hay signos que maduran señalando a los verdugos,
echando a caminar tu nombre en las paredes blancas
Sí hay lobos que aúllan en la urbe ficticia de una estepa
mientras gruñen por instinto moribundas alboradas.

Se fueron mis palabras prisioneras con tu siglo,
se perdieron buscando una huella en tus osarios.

Ya no quedan penitencias redimiendo a mis glosarios,
ni oraciones que seduzcan tus lápidas sedientas.

La condena está sujeta al poder de una sentencia
en luctuosos banquetes banales y arbitrarios
donde comen y se embriagan seudos dioses.

Ya no hay en el albor artesanos que restauren a las voces,
ni manos silvestres que te rocen en la avidez del desconsuelo.

Sí hay silencios encorvados meciéndose en el tiempo
donde ayunan artilugios el cansancio y el recuerdo.

Ya no hay entre tu y yo emisarios como nexos.
Ya no queda ni una perla que desgrane mi rosario.

Se ha disuelto entre mis dedos el último alfabeto,
y se han roto los números de un nuevo calendario.

Analizo,
mientras miento al corazón que no te amo.-

INDECOROSAS IMÁGENES POR FANNY JEM WONG.

Avanzando fui dejando las semillas
No sabiendo si germinen y se cosechen
Si al pasar mis pisadas de regreso
ven frutos, recogeré lo que he sembrado.

INDECOROSAS IMÁGENES POR FANNY JEM WONG.
INDECOROSAS IMÁGENES POR FANNY JEM WONG.

INDECOROSAS IMÁGENES

Los prados de mi vida fueron señalados
por senderos surcados rítmicamente
Entre rosas fragantes y cálidos claveles
entre fríos lirios y oscuros cartuchos.

Avanzando fui dejando las semillas
No sabiendo si germinen y se cosechen
Si al pasar mis pisadas de regreso
ven frutos, recogeré lo que he sembrado.

Demostraré lo que mi naturaleza ofrece
en indecorosas imágenes, transmutadas
He amado, deseado en linos acolchados
dibujando con mis piernas ensueños

He robado besos somnolientos
retorciendo embudos
He catado los embrujos de las pipas
entre hojas satinadas, me he bañado.
He clavado las uñas en sus espaldas.

Cosechando bellos rostros placenteros
Amores tempestuosos, transfigurados
en la máscara de sus pensamientos .
Me he cubierto de caricias ardientes
con besos profundos que aspiraron el aliento

Entre cantos y alabanzas, me han amado
En guerras en donde los brazos son los prisioneros,
me he vertido en el infierno de los besos
llenándome la mente de las locuras de los sexos.

Mientras la misa duerme entre llamas de amor,
se han prendido viciosas las carpas ,
entre olores de incienso en el palacio de las auroras
Ardiente el rojo rubí, se ha iluminado
con ojos desorbitados por el deseo intenso.

He gozado como gata blanca, la música del cuerpo
En rítmica danza, el tango de las caderas
He sido el agua de la gruta viviente
donde la espiga de oro, se clava en el abismo
con la triunfal sonrisa azul, brindada en copa llena

¡Ay ¡ De mí. Si habré gritado de placer
en sus jardines de cuerpos en todas direcciones
Aullaron a la Princesa De Las Mil Locuras
y Senos De Melocotones con la intensidad en los caminos
en donde hice que de las rocas
brotarán riquísimas mieles.

Jem Wong
22-05-05


Posted by FANNY JEM WONG


VESTIDA DE ENCAJES POR FANNY JEM WONG.

FANNY JEM WONG.
FANNY JEM WONG.

Vestida De Encajes

Hoy cambiaré un ingrato amor y la almohada mojada

Me vestiré de negro, cubriré eternamente el rostro

De tanto volver una y otra vez llego el gélido invierno

Los lotos los fueron matando uno a uno sin inmutarse

Los cisnes en el estanque emiten sus últimos cantos

Tantas veces repetiste ¡Me dueles mujer, tu amor me duele!

Solo tú eres verdad, eres eterna mi hermosa Diosa Blanca

La mente ilusa creyó, más en tu vida solo absurda fantasía

Un fantasma calentándote el cuerpo, la mente y el alma

Doce hojas cayeron una a una dejando huellas en el tiempo

Y hoy se abre la puerta del oeste a donde dirijo mis pasos

La luz se perdió entre las sombras de un amor irreal, absurdo

El dolor parece inagotable pero no hay marcha atrás

Cae la frente de bruces contra enormes piedras rojas

Una y otra vez los sesos sangrantes, el dolor no termina

Vuelve y atormenta las ideas que parecen congeladas

He cambiado tanto que ni siquiera reconozco mi rostro

Juramentos de fuego solo embustes y absurdas quimeras

Mientras mi alma frunce el ceño hastiado y amargo

Una muñeca vestida de encajes a lo lejos observa mi agonía

JEM WONG

15.12.05

Nada es casual..el mito finalmente se cumplió

Soltaste mi mano

Adiós Amor

(Jemwong)

Coração Selvagem: O RUÍDO DO SILENCIO POR WALTER FAILA

É verdade, no silêncio cresce o ruído, descem as esteiras da Lua,
naufragando nas ondas inquietas de um mar sinistro,
cheias de espumas e cabeças de areia,
colhendo palavras de uma praia adormecida.
Um órgão de algas interpreta as sereias,
enquanto a noite perturba o pranto insone,
das rochas afogadas de penumbras.

Coração Selvagem: O RUÍDO DO SILENCIO POR WALTER FAILA

É verdade, no silêncio cresce o ruído, descem as esteiras da Lua,
naufragando nas ondas inquietas de um mar sinistro,
cheias de espumas e cabeças de areia,
colhendo palavras de uma praia adormecida.
Um órgão de algas interpreta as sereias,
enquanto a noite perturba o pranto insone,
das rochas afogadas de penumbras.
O cheiro a peles associa a sentença do esquecimento,
e a loucura domina a insensatez dos ventos despenteando os salgueiros.
Não te cales então, que no silêncio é mais violento o ruído,
e se escutam pensamentos que negamos,
realidades que mentimos, na alegria da luta por saber que estamos vivos.
Não detenhas os relógios dos meus montes,
não adormeças os duendes da ventura, deixa-os que saltem,
pelos outonos cinzentos, com aroma de alecrim e de jarilla.
Livre das filosóficas águas que emergem das pedras,
livre da liberdade que nos ata a cada dia.
A vida, meu amor, é um silêncio longo que grita a cada instante,
um suicídio do presente em armas de nostalgia
e a lembrança do futuro que entre dores e esperanças se pressente.
Aonde vais se partes? sempre o eco irá contigo;
sempre fugindo das vozes, seguirás sendo… palavra e grito.
Que me deixarás se te afastas,
deste espaço atemporal entre sórdidos caminhos?
Que levarás nas malas, ou em teus bolsos de fumaça e de sons?
Volta a pulsar como antes de ser metal !
submerge-te em minhas forjas de ventos desordenados
deixa-me moldar-te entre o bronze e o aço,
dos poucos sonhos que ainda me restam.
Não te vás na busca do nada que já tens,
segue afugentando os silêncios que explodem na vida.
Dá aos crepúsculos a tua voz desenhada entre algodões e arlequins.
Canta uma rima passageira, entoa a tua injúria e a tua desdita.
Não me deixes aqui, sozinho, imaginando na fonte ,
o murmúrio das águas, que caem comentando sua alegria.
O rugido dos homens quando têm sob seus pés,
a presa que dominam com o fuzil de suas cobiças.
É verdade,
o ruído faz mais ruído, quando o silêncio é mais silêncio,
e se estremecem os tímpanos da mente,
despedindo na sua agonia a corda de um violão
desgarrada em uma esquina do quarto.
As teclas de um piano umedecidas de abandono,
um concerto de pássaros , um coro de querubins,
e um rouxinol bêbado, dormindo caladamente nos quartos da alma.-
Não te cales!, meu amor,
deixa que tua voz acaricie a espécie e o planeta.
Os pombos devem seguir batendo suas asas de miragens,
em meus ninhos de ervas e de barro.

WALTER FAILA
Argentina
Tradução: Maria Lua

Posted by
FANNY JEM WONG

RIMBAUD

RIMBAUD
RIMBAUD

Reseña biográfica

El ángel y el niño

El nuevo año ha consumido ya la luz del primer día;

luz tan agradable para los niños, tanto tiempo esperada y tan pronto olvidada,

y, envuelto en sueño y risa, el niño adormecido se ha callado…

Está acostado en su cuna de plumas; y el sonajero ruidoso calla, junto a él, en el suelo.

Lo recuerda y tiene un sueño feliz:

tras los regalos de su madre, recibe los de los habitantes del cielo.

Su boca se entreabre, sonriente, y parece que sus labios entornados invocan a Dios.

Junto a su cabeza, un ángel aparece inclinado:

espía los susurros de un corazón inocente y, como colgado de su propia imagen,

contempla esta cara celestial: admira sus mejillas, su frente serena, los gozos de su alma,

esta flor que no ha tocado el Mediodía :

«¡Niño que a mí te pareces, vente al cielo conmigo! Entra en la morada divina;

habita el palacio que has visto en tu sueño;

¡eres digno! ¡Que la tierra no se quede ya con un hijo del cielo!

Aquí abajo, no podemos fiamos de nadie; los mortales no acarician nunca con dicha sincera;

incluso del olor de la flor brota un algo amargo;

y los corazones agitados sólo gozan de alegrías tristes;

nunca la alegría reconforta sin nubes y una lágrima luce en la risa que duda.

¿Acaso tu frente pura tiene que ajarse en esta vida amarga, las preocupaciones turbar

los llantos de tus ojos color cielo y la sombra del ciprés dispersar las rosas de tu cara?

¡No ocurrirá! te llevaré conmigo a las tierras celestes,

para que unas tu voz al concierto de los habitantes del cielo.

Velarás por los hombres que se han quedado aquí abajo.

¡Vamos! Una Divinidad rompe los lazos que te atan a la vida.

¡Y que tu madre no se vele con lúgubre luto;

que no mire tu féretro con ojos diferentes de los que miraban tu cuna;

que abandone el entrecejo triste y que tus funerales no entristezcan su cara,

sino que lance azucenas a brazadas,

pues para un ser puro su último día es el más bello!»

De pronto acerca, leve, su ala a la boca rosada…

y lo siega, sin que se entere, acogiendo en sus alas azul cielo el alma del niño,

llevándolo a las altas regiones, con un blando aleteo.

Ahora, el lecho guarda sólo unos miembros empalidecidos, en los que aún hay belleza,

pero ya no hay un hálito que los alimente y les dé vida.

Murió… Mas en sus labios, que los besos perfuman aún, se muere la risa,

y ronda el nombre de su madre;

y según se muere, se acuerda de los regalos del año que nace.

Se diría que sus ojos se cierran, pesados, con un sueño tranquilo.

Pero este sueño, más que nuevo honor de un mortal,

rodea su frente de una luz celeste desconocida,

atestiguando que ya no es hijo de la tierra, sino criatura del Cielo.

¡Oh! con qué lágrimas la madre llora a su muerto

¡cómo inunda el querido sepulcro con el llanto que mana!

Mas, cada vez que cierra los ojos para un dulce sueño,

le aparece, en el umbral rosa del cielo, un ángel pequeñito que disfruta

llamando a la dulce madre que sonríe al que sonríe.

De pronto, resbalando en el aire, en tomo a la madre extrañada,

revolotea con sus alas de nieve

y a sus labios delicados une sus labios divinos.

Coração Selvagem: Revestida de musgos

Desapareceram!
Esconderam-se nos poros da Lua.
Foram-se com a areia abraçadas pelas ondas.
Colaram-se às notas da música,
Fugiram das salas de concertos.
E estavas ali sentada em uma pedra,
observando e escrevendo,
apontando cada imagem e substância.
Ninguém seria então desconhecido ou ignorado.
O amor pelo seu peso de sorriso e de nostalgia,
o corpo pela sua carne e pelos seus anos.
Agora… vazio,
torcidos os sonhos, polidos, inócuos,
não os vejo nem os sinto.
Evadiram-se pelos lábios sucessivos,
Desviaram-se pelas linhas de uns seios.

FANNY JEM WONG

Desapareceram!
Esconderam-se nos poros da Lua.
Foram-se com a areia abraçadas pelas ondas.
Colaram-se às notas da música,
Fugiram das salas de concertos.
E estavas ali sentada em uma pedra,
observando e escrevendo,
apontando cada imagem e substância.
Ninguém seria então desconhecido ou ignorado.
O amor pelo seu peso de sorriso e de nostalgia,
o corpo pela sua carne e pelos seus anos.
Agora… vazio,
torcidos os sonhos, polidos, inócuos,
não os vejo nem os sinto.
Evadiram-se pelos lábios sucessivos,
Desviaram-se pelas linhas de uns seios.
Transladaram-se em promessas corroídas,
Enferrujaram-se no lodo de meus tempos.
E segues ali, alma minha,
sentada em uma pedra,
revestida de musgos,
soluçando e escrevendo.

Walter Faila
Argentina
Tradução: Maria Lua