Las Voces del Silencio

 Las Voces del Silencio

Llueve en Santiago, la tarde ha sido demasiada cautelosa.
Se fueron deslizando mis recuerdos como el agua,
buscando sin parar las nostalgias de una prosa.

Recorriendo los descuidos desnudados de mi pecho,
se encasillan simetrías obsoletas de un amor,
que deshacen, en verano, la esencia de los hechos.

Llueve…hoy no saldré al parque.
Me quedo mirando en la noche, la solitaria estrella,
que huyendo de las nubes, brilla pensativa sobre el cielo.

Una vaga afinación me anuncia un relámpago en fuga.

Dios se ha encerrado en su palacio blindado de muros.
La fe se ha doblado en una correspondencia privada,
en un frenesí místico de alcores y de miedos.
.
Llueve…las rosas bañan sus pétalos para quitar la tierra,
los jardines reverdecen entre hierbas frescas de gotas,
borrachas de emociones en el manantial del tiempo.

Y yo aquí, con un papel sin rumbo, ajándose en los dedos.
Y tu allí, sin saber que estoy pensando, cada segundo,
el rumbo que han tomado, en tus palabras desteñidas,
las voces elocuentes, que marcan tu silencio.

WALTER FAILA

Publicado por Walter Faila
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s