RECUERDO DE MIS ALUMNAS DE USIL EN TIPÓN CUSCO

Sunday, September 23, 2007

 

  

Dime y lo olvido,

enséñame y lo recuerdo,

involúcrame y lo aprendo.

Benjamin Franklin
(1706-1790)

 

RECUERDO DE MIS ALUMNAS DE USIL EN TIPÓN CUSCO

Los acueductos de Tipón

Este hermoso conjunto de terrazas agrícolas, largas escalinatas y canales labrados en piedra se sitúa a unos 20 km al sur de la ciudad del Cusco.

Al parecer, el sitio de Tipón fue parte de la hacienda real del inca Yáwar Huaca y al mismo tiempo un lugar dedicado al culto religioso y a la experimentación agrícola. En el lugar destaca sobremanera la armonía funcional y estética, típica de los arquitectos quechuas, alcanzada en la conducción del agua a través de finas estructuras de piedra, ya sea en forma de acueductos, algunos de ellos subterráneos o de canales, caídas y torrenteras.

Así como los mencionados, existen otros de igual o mayor belleza arquitectónica y funcional que lo único que hacen es despertar más interrogantes sobre cómo estos antiguos pobladores alcanzaron este nivel de desarrollo, qué los incentivó a dedicarse a crear y cómo registraron sus avances, interrogantes que quizás algún día podamos descifrar; mientras, solo nos queda extasiarnos con su belleza inigualable.

FUENTE:http://www.enjoyperu.com/lo-nuevo-en-enjoy-peru/sacsaywaman-y-otras-proezas-incaicas.htm

TIPÓN

Fue un lugar importante y un adoratorio mayor, donde se rendía culto al agua con el cuidado y la veneración con que los incas trataban a dicho elemento. Aunque todavía quedan misterios por desentrañar, la calma del sitio, el sonido del agua y la sensación de estar cerca de los dioses, subyugan al visitante. Ubicación El desvío a Tipón (Km. 21) se ubica dos kilómetros antes de la ciudad de Oropesa. A partir de allí, una carretera afirmada de cuatro kilómetros conduce al lugar. El nombre antiguo de Tipón, o por lo menos de la zona donde se encontraba el Santuario, es Quispicanchis. Todavía se conserva y fue la denominación de un extenso y denso poblado que ocupa 40 hectáreas de la ladera al oeste del complejo de andenes de Tipón. La traza irregular de ese asentamiento indica que no fue construido por los incas, sino por alguno de los pueblos conquistados. Tierra de peregrinaje La importancia del lugar está señalada en la descripción que hace el padre Cristóbal de Molina del notable peregrinaje místico que los tarpuntaes -sacerdotes incas-, realizaban antes del solsticio de invierno para llegar cerca al lugar de salida del Sol. Se trataba de un peregrinaje de 100 kilómetros hasta Sicuani visitando adoratorios dispuestos en línea recta. Luego se recorrían otros 100 kilómetros de regreso al Cusco, siguiendo una línea que llegaba a Mantocalla, el sitio donde los astrónomos imperiales observaban en las sucancas del este las salidas del Sol, para definir la duración del año y verificar las fechas de solsticios y equinoccios. Aguas sagradas El adoratorio de Tipón resulta pequeño en comparación con el tamaño del centro poblado vecino pero, la calidad de la edificación y la excelencia de la técnica hidráulica allí utilizada, hacen del sitio un lugar excepcional. Las aguas que riegan los andenes todavía circulan por los estrechos y profundos canales, forma poco común en el incario. Las aguas quizá merecían ese cuidado porque se originan de un puquio, una fuente natural cerca a las cumbres del Patachusán, el poderoso apu que cierra el valle por el este y ante el que todavía los cusqueños inclinan su cabeza, antes de sorber sus chichas. Eran aguas sagradas y para alguna gente del lugar todavía lo son. Canales subterráneos y privilegiados andenes Un canal de casi un kilómetro y medio, trae las aguas de la altura y se hace subterráneo al pasar bajo lo que pudo ser un intihuatana, en el extremo noroeste del complejo. De allí se reparten las aguas por canales habilitados con compuertas para riego controlado de la serie de andenes que bajan por el pequeño valle que contiene al monumento. Los andenes son de excelente factura en el encaje de las piedras y en la calidad del trazo. Pudieron servir para cultivos especiales e investigación agrícola. Siendo Moray un lugar para experimentación en microclimas y riego por secano, Tipón pudo cumplir un papel semejante para explorar técnicas agrícolas basadas en el riego artificial

http://guiadelcusco.perucultural.org.pe/todocus10a.htm

 

 
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s