Entre Su Amor Y Su Olvido ¡Basta! ¡Basta! por Fanny Jem Wong

Entre Su Amor Y Su Olvido ¡Basta! ¡Basta!

 Cojín De Las Melancolías

I

 ¿Por qué agonizas  sobre el dorado cojín de las melancolías?

Esperando una señal para aflojar la seda del vestido,

Una  maldita señal que nunca llega y esperas

Muriendo entre su amor y su olvido

Húmedos pétalos vencidos, intenso, amargo dolor

¿Por qué miran  siempre al vacío?

Buscando  por todas las sendas al Señor del Olvido

¡Basta! ¡Basta!

 

Despójate  de los lánguidos sueños y alzate

¡Tú eres  reina! ¡Siempre fuiste reina!

¿O es acaso que no  notas que te dejo su carruaje en el camino?

Desata  los cabellos a frescas brisas, a la  vida

En la senda de los verdes bosques de un reino perdido

¡Libérate, Jade Imperial! Solo fue un sueño…un dulce sueño

De nada sirve  el  llanto, el dolor, la  eterna espera

¡Basta ¡ ¡Basta!

 

Lanza De Lujuria

II

 Entre sus  fuertes  brazos se quiebran huesos y cartílagos

Desesperados brazos recorriendo el universo de la piel

Rozando tiernamente el rostro enrojecido y sudoroso

Respiración agitada, morbosa tortura de infinito  placer.

 

La sangre corre enfebrecida, las bocas se abren en besos profundos

Labios que se muerden, lenguas que se enredan, frutos en llamas

Besos que  desbordan, mieles que asoman,  brotan y corren

Bella flor humedecida, primorosa cueva roja de manantiales  ardientes.

 

Ligero escalofrío, entre sus labios  pezones erguidos son bebidos

La dulce voz es grito  lujurioso e intenso en cada arremetida

Los pétalos levantados hacia los cielos, coronan su cabeza completa

Inagotable cópula salvaje  que enciende la punta del lustroso sable.

 

En la profundidad de los valles contorsión y fricción de carnes encendidas

Lenguas inquietas, avanzan, retroceden, desbordando las corrientes

Dos causes, un mismo río, son remolinos  bañándoles de mieles

La bola roja crece, danza incansable, frenética, abrupta, esplendorosa.

 

Colisión infernal de cuerpos celestes, éxtasis, repeticiones sin fin

Las agujas del tiempo corren antihorarias a cada  lúbrico empuje

Despacio, de prisa, el tiempo se  detiene avergonzado, sonríe

Penetra hasta lo más profundo los canales, las manos  se aprietan.

 

Esplendoroso sable de plata, moja de aceite de castaños los sedientos  pétalos

Derecha, izquierda, golpe tras golpe, socava salvaje todas las  agonías

Íntimo deseo, corrompe  los oídos con escarlatas cantos penétralos

Cabalga y reconoce a tu paso  rostros placenteros y dolor que deleita.

 

Embadurnada la  boca de fruta melosa, devora la roja manzana y los ciruelos

Estrecha con el  coraje  de tu  sable lujurioso  lo que fuera antes su reino

Sé el  invasor de sus tierras, devora  sus  amapolas, sus lotos y sus  jades

Haz tuya  su casa, su templo, los sueños olvidados  de un fantasma  frío y ausente.

 

Dedos carnosos dibuja nuevos paisajes desde el otro lado de la faz de la luna

Llevo en el pecho un nombre callado, una oración, un sueño, un fantasma

No deseo  agonizar  sobre el dorado cojín de las melancolías ¡Basta ¡ ¡Basta!

No esperaré  una señal para aflojar la seda del vestido que nunca llega.

FANNY JEM WONG

19.09.64


  

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s