Revoloteando En La Espuma


 

De Fronda A Fronda | Inicio | Guirnaldas De Carnes »

3 Mayo 2007

Revoloteando En La Espuma

Circula la sangre como savia inaudita por las venas
Un extraño amor sin dimensión, ni tiempo, me quema
Sacudirme la piel allí en donde asoma la gigantesca serpiente
Cogerla firmemente desde la base, hasta la hermosa cabeza

Recorrerla suavemente, exorcizar de ella toda querella
Con la mirada, con las manos, con la punta de la lengua
Convulsionada se agita, vomita el hilo de lujuria que esconde
La nacarada piel se humedece bajo la blanca lluvia de deseo

Las circunvoluciones del cerebro se comprimen, gimen, se quejan
Desesperadamente sedientas se abren todas las puertas
Un torbellino de infinitas imágenes azules se mezclan
Mientras gozosas las nobles joyas se engastan completas

No hay surco, ni espacio, nada vació entre los cuerpos
Todos los accesos son sellados por símbolos de amor sagrado
El lenguaje de los cuerpos retumba, remese los muros
Danza ceremonial de hechiceros, frenéticas caderas

Energías que se enfrentan, combaten, arden y estallan
Carnes calientes, saladas, sudorosas, frotándose
Loca agonía de placer sin límites, ni medidas
Dedos curiosos visitando todos los confines del cuerpo
Dibujando sobre la piel constelaciones de estrellas

Recorrido diestro sobre los lienzos hasta el centro del universo
Oropel que se contrae y se expande en velocidad infernal
Carnosos labios coronando la cabeza de la descomunal serpiente
Falanges de terciopelo aprisionando frutos maduros y rosados

Hilo fino de seda que ardiente se desliza entre las yemas
Lujuriosa mariposa revoloteando en la espuma, cambiando poses
Jugueteando incansable sobre las agujas del reloj del universo
Resplandecen las joyas hasta los huesos, nuevamente estallan
Cuando el placer supera el límite de lo humanamente soportable

FANNY JEM WONG
26.05.06

“Amor y pasión dos torrentes de energía que le dan sentido a la vida”
JEM WONG

Sin pasión, el hombre sólo es una fuerza latente
que espera una posibilidad,
como el pedernal el choque del hierro,
para lanzar chispas de luz.
Henry F. Amiel (1821-1881) Escritor suizo

 

Sin pasión, el hombre sólo es una fuerza latenteque espera una posibilidad, como el pedernal el choque del hierro, para lanzar chispas de luz.

Henry F. Amiel

(1821-1881) Escritor suizo

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s