Pablo Neruda y Matilde Urrutia en Atlántida. Una historia de amor clandestino

art05

Pablo Neruda y Matilde Urrutia en Atlántida. Una historia de amor clandestino

En Uruguay existe un museo en la casa que Pablo Neruda solía pasar sus vacaciones junto a Matilde Urrutia cuando aún no estaban casados. Una colección de fotos y varios objetos personales recuerdan el paso del gran poeta chileno por las costas del Río de la Plata.

Por Gustavo Laborde, corresponsal del Servicio Informativo Iberoamericano de la OEI, Montevideo, Uruguay.

Atlántida, un pequeño balneario del Río de la Plata, situado a 40 kilómetros de Montevideo, fue el refugio de una clandestina historia de amor. Con el apacible mar como testigo y los silenciosos bosques de pinos como cómplices, el poeta Pablo Neruda y su entonces amante y posterior esposa Matilde Urrutia vivieron allí un pasión tan secreta como intensa. La casa que albergó a los amantes fue convertida en un museo llamado Paseo Neruda, en homenaje al gran poeta chileno.

Se trata de una hermosa mansión de tres pisos, estilo Liberty, situada sobre la orilla del mar -desde donde se pueden ver espectaculares puestas de sol- y adornada con varios objetos que fueron propiedad del poeta, así como otros que lo recuerdan. El público que lo visita puede recorrer las salas superiores, recreadas tal como estaban cuando las habitaban Pablo Neruda y Matilde Urrutia. Una hermosa chalina, tenedores de hueso, muebles, un extenso epistolario, objetos varios y hasta un tierno herbario que la pareja fue haciendo poco a poco con la flora del lugar. Todos estos elementos dan cuenta de que Neruda no sólo escribía poesía, sino que vivía poéticamente. Además de sus pertenencias, Paseo Neruda exhibe una formidable colección de retratos que la fotógrafa argentina Sara Facio le tomó al chileno. El museo también alberga, en las habitaciones de planta inferior, una cafetería y restaurante para que los que hasta allí lleguen puedan regalarse algún placer al paladar, algo de lo que Neruda no se privaba en absoluto.

Neruda mantuvo una relación muy estrecha con Uruguay. En su juventud experimentó gran interés y declarada influencia por el poeta uruguayo Carlos Sabat Ercasty. Pero su relación con este país fue, sobre todo, de índole afectiva. Uno de sus mejores amigos uruguayos fue el arquitecto y cineasta Alberto Mántaras. Esa amistad nació en 1952 durante la travesía en un barco que zarpó del puerto francés de Cannes y que tenía por destino a Montevideo y luego Buenos Aires. Neruda viajaba junto a Matilde Urrutia con la intención de pasar una temporada junto a ella en Atlántida, pero el encuentro se vio aplazado. Al llegar a Montevideo, el poeta se encontró con que una delegación llegada desde Chile lo estaba esperando en el puerto para saludarlo. Como hasta ese entonces su relación con Matilde Urrutia era clandestina (Neruda todavía estaba casado con Delia del Carril) ella, para disolver cualquier sospecha, debió seguir viaje hasta Buenos Aires. Su amigo Alberto Mántaras y su esposa Olga dieron amparo a esa relación. Cuando finalmente el poeta se separó de Delia del Carril para casarse con Matilde, el matrimonio uruguayo recibió una carta invitándolos a la boda en Isla Negra: “Los esperamos a ustedes como testigos, hermanos y cómplices”, les escribió.

Atlántida se incorporó al universo poético de Neruda bajo la forma de un anagrama. En sus versos nombra al lugar de sus pasiones como Datitla. Una vez Neruda viajó desde Finlandia y la Unión Soviética hasta este pequeño balneario de la costa uruguaya para encontrarse con Matilde. Estos versos fueron escritos en aquella oportunidad.

“Y cuando/ de regreso/ brilló tu boca bajo los pinares/ de Datitla y arriba/ silbaron, crepitaron/ y cantaron/ extravagantes/ pájaros/ bajo la luna de Montevideo, entonces/ a tu amor he regresado/ a la alegría de tus anchos ojos;/ bajé, toqué la tierra/ amándote y amando/ mi viaje venturoso”

Pero estos no son los únicos versos que Neruda le dedicó a parajes uruguayos; en su poesía también se mencionan el balneario Punta del Este, Montevideo y hasta el característico puente ondulante de la Barra de Maldonado (“entre agua y aire brilla el puente curvo/ entre verde y azul las curvaturas).

En el Museo Paseo Neruda también se conservan tres cortometrajes inéditos en los que participa Pablo Neruda como actor, que fueron dirigidos por su amigo uruguayo, Alberto Mántaras. Y hablando de películas, hay una anécdota que involucra a ambos amigos y que parece salida de una novela. Neruda, cuyo afecto a la buena comida y la buena bebida ha sido siempre resaltado, había introducido en Montevideo un cóctel de su invención, llamado Nikolasa, al que le atribuía propiedades vigorizantes. El trago no es muy difícil de preparar. Se necesita un buen cognac, gajos no muy gruesos de limón y un recipiente con azúcar. Neruda recomendaba que se exprimiese el gajo de limón, se lo frotara en el azúcar, se lo llevara a la boca y allí se lo triturara para recién después darle un abundante sorbo al cognac. El particular tónico fue probado por el narrador uruguayo y amigo de Neruda, Alfredo Gravina, durante una reunión. Los invitados no olvidaron la escena. Luego de tragar el brebaje se vio al hombre gritar y saltar enfurecido, correr en todas direcciones y hacer todo tipo de ademanes. Dicen que la calma no le llegó ni siquiera cuando terminó de trepar un árbol que había en las inmediaciones.OEI

FUENTE :http://www.oei.org.co/sii/entrega9/art05.htm

LA REINA
Yo te he nombrado reina.
Hay más altas que tú, más altas.
Hay más puras que tú, más puras.
Hay más bellas que tú, hay más bellas.
Pero tú eres la reina.
Cuando vas por las calles
nadie te reconoce.
Nadie ve tu corona de cristal, nadie mira
la alfombra de oro rojo
que pisas donde pasas,
la alfombra que no existe.
Y cuando asomas
suenan todos los ríos
en mi cuerpo, sacuden
el cielo las campanas,
y un himno llena el mundo.
Sólo tú y Yo,
sólo tú y yo, amor mío,

lo escuchamos.


 CONTADORWAP


About these ads

12 comentarios hacia “Pablo Neruda y Matilde Urrutia en Atlántida. Una historia de amor clandestino”

  1. Siempre me gusto Pablo Neruda, los Atlantidences te llevamos en el recuerdo por siempre…

  2. Fanny, si este es su correo, permitame en principio agradecerle tan delicado y disfrutable lugar con una instancia en la vida de Neruda muy cara a quienes apreciamos su obra, y lo admiramos como hombre.
    Y si fuera de su interes, podria contarle mi propia historia de Amor Clandestino, actual, en ese lugar, con una colega suya de nombre Ana, a quien pude reencontrar despues de 32 anos, y por lo cual soy hoy un modesto poeta feliz.
    Gracias, hasta pronto

  3. quisiera saber en que poesia dice un fragmento que va algo así, “porque tardaste tanto en llegar matilde” y dice también algo respecto como “quiero vivir, empezar a vivir o algo así”… gracias por su ayuda. Y excelente blog felicidades.

    • GRACIAS ARMANDO
      SALUDOS
      JEM WONG

      Pido silencio

      AHORA me dejen tranquilo.
      Ahora se acostumbren sin mí.
      Yo voy a cerrar los ojos
      Y sólo quiero cinco cosas,
      cinco raices preferidas.
      Una es el amor sin fin.
      Lo segundo es ver el otoño.
      No puedo ser sin que las hojas
      vuelen y vuelvan a la tierra.
      Lo tercero es el grave invierno,
      la lluvia que amé, la caricia
      del fuego en el frío silvestre.
      En cuarto lugar el verano
      redondo como una sandía.
      La quinta cosa son tus ojos,
      Matilde mía, bienamada,
      no quiero dormir sin tus ojos,
      no quiero ser sin que me mires:
      yo cambio la primavera
      por que tú me sigas mirando.
      Amigos, eso es cuanto quiero.
      Es casi nada y casi todo.
      Ahora si quieren se vayan.
      He vivido tanto que un día
      tendrán que olvidarme por fuerza,
      borrándome de la pizarra:
      mi corazón fue interminable.
      Pero porque pido silencio
      no crean que voy a morirme:
      me pasa todo lo contrario:
      sucede que voy a vivirme.
      Sucede que soy y que sigo.
      No será, pues, sino que adentro
      de mí crecerán cereales,
      primero los granos que rompen
      la tierra para ver la luz,
      pero la madre tierra es oscura:
      y dentro de mí soy oscuro:
      soy como un pozo en cuyas aguas
      la noche deja sus estrellas
      y sigue sola por el campo.
      Se trata de que tanto he vivido
      que quiero vivir otro tanto.
      Nunca me sentí tan sonoro,
      nunca he tenido tantos besos.
      Ahora, como siempre, es temprano.
      Vuela la luz con sus abejas.
      Déjenme solo con el día.
      Pido permiso para nacer.

      Poemas de Pablo Neruda

      Soneto a Matilde (Soneto 93) – Canción

      Letra: Pablo Neruda
      Música: César Isella
      Arreglo: Daniel Bosters

      Si alguna vez tu pecho se detiene
      Si algo deja de andar ardiendo por tus venas
      Si tu voz en tu boca se va sin ser palabra
      Si tus ojos se olvidan de mirar y se duermen.

      Matilde, amor, deja tus labios entreabiertos
      Porque este último beso debe quedar conmigo
      Debe quedar inmóvil para siempre en tu boca
      Para que así también me acompañe en mi muerte.

      Me moriré besando tu loca boca fría
      Abrazado al racimo perdido de tu cuerpo
      Y buscando la luz de tus ojos cerrados.

      Y así cuando la tierra reciba nuestro abrazo
      Iremos confundidos en una misma muerte
      A vivir para siempre la eternidad de un beso.

  4. La casa donde estaba el Museo Neruda ( ya no está más allí, el material fue llevado a Punta del Este, departamento de Maldonado R.O.U.) no es donde el poeta pasó con Matilde . Él estuvo viviendo en una casa cercana ( a unos 100m más o menos) de una sola planta, que se llama “Datitla” y que era de su amigo Mántaras.

  5. silvina barrionuevo Dice:

    PABLO NERUDA ES UNA PERSONA FASCINANTE TANTO EN SU VIDA PERSONAL COMO EN LA EXTERIORIZACION DE SUS VERSOS, AMO A PABLO NERUDA

  6. [...] Pablo Neruda y Matilde Urrutia en Atlántida. Una historia de amor clandestino [...]

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.096 seguidores

%d personas les gusta esto: